Cuídate de los dispositivos que roban la información de tu tarjeta en los cajeros

Pueden robarse tu información personal y tu dinero

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue en Facebook a la voz de los hispanos en Chicago
Cuídate de los dispositivos que roban la información de tu tarjeta en los cajeros

Ten cuidado al utilizar tu tarjeta de débito o crédito en un cajero automático (ATM) o en una bomba de gasolina. Cada vez es más común que se instalen los famosos lectores externos (conocidos como skimmers, en inglés) en estas máquinas, unos dispositivos que los ladrones instalan para robar la información de tu tarjeta.

En las últimas semanas, ha habido reportes de lectores externos encontrados en cajeros automáticos en Queens, N.Y., Kennebunk and Wells, Maine, y en los alrededores de Portland, Oregon. También se han encontrado en las terminales de pago de bombas de gasolina en el área metropolitana de Des Moines, Iowa, y en el área de Nashville, Tenn.

El problema ha seguido empeorando. En abril, el FICO Card Alert Service (Servicio de Alerta de Tarjetas de FICO), que detecta fraudes tempranos en tarjetas de crédito, reportó que en 2015, el uso de lectores externos en los cajeros ATM fue el el más alto jamás registrado, subiendo en un 546% respecto al año anterior. Un informe de 2016 de Verizon Enterprises descubrió que los cajeros automáticos eran un problema muy particular, siendo responsables del 94% de las fallas de seguridad, comparados con las bombas de gasolina que representan únicamente el 5%.

“Desafortunadamente, estamos en una carrera desenfrenada contra los malos,” dice Owen Wild, director de mercadotecnia de soluciones de seguridad en NCR Corporation, compañía que fabrica equipo de software y tarjetas de pago. Dice que el fraude de los lectores externos ha aumentado en dígitos triples en los últimos 18 meses únicamente.

Los ladrones no dependen únicamente del uso de los lectores automáticos. Por lo general estos se colocan junto con otros dispositivos como una pequeña cámara que graba el PIN que digitas en el teclado del cajero automático. Un ladrón también podría colocar una “capa” que se ajusta sobre el teclado original y que registra el código que digitas en el cajero automático para tener acceso a tu cuenta.

El mes pasado, NCR publicó una alerta de seguridad advirtiendo sobre el famoso uso de los lectores externos de inserción profunda. Este tipo de lector externo se coloca dentro del cajero automático, detrás de la persiana de un lector de tarjetas motorizado. Está completamente escondido del consumidor. Los ladrones pueden regresar al cajero automático a recuperar el dispositivo que ha grabado tu información personal o, si el lector es más sofisticado, puede transmitir la información de forma inalámbrica al ladrón. Entonces, los ladrones utilizan la información para crear duplicados de las tarjetas y retirar dinero o hacer compras.

“Este problema no desaparecerá hasta que la banda magnética en la parte trasera de la tarjeta se elimine,” dice Wild de NCR. Él dice que Estados Unidos ha sido especialmente vulnerable a estos lectores externos ya que el país se ha visto lento en adoptar la tecnología de chips en las tarjetas de pago. Aún ahora que las tarjetas con chip están disponibles, aún traen bandas magnéticas que almacenan la información de los tarjetahabientes.

Cómo protegerte

Debido a que no siempre puedes detectar un lector, sigue estos pasos para reducir el riesgo de que tu información sea robada:

Evita los cajeros automáticos alejados y las terminales de punto de venta. Los cajeros automáticos que se encuentran en áreas poco iluminadas y con poco tráfico son vulnerables a ser manipulados por ladrones. También las bombas de gasolina que aceptan tarjetas de crédito que están en estaciones alejadas de las principales carreteras. Los cajeros automáticos más seguros, dice Wild, son las máquinas en vestíbulos y a las que puedes tener acceso con tu auto ubicadas en tu banco. Pero se han encontrado lectores externos aún en algunas de esas, él dice.

No insertes tus tarjetas en los lectores. Una opción en las estaciones de gasolina es pagarle al encargado directamente. Pero no dejes que el encargado se lleve tu tarjeta fuera de tu vista, aconsejan los funcionarios de consumo en Tennessee. Se ha descubierto que algunos empleados sin escrúpulos poseen lectores portátiles para robar información de tarjetas de débito y crédito. Puedes evitar el problema por completo utilizando efectivo para pagar y retirando dinero con un empleado bancario en lugar de usar un cajero automático.

Busca las señales de manipulación. Antes de utilizar un cajero electrónico o un dispositivo de pago, prueba mover el teclado o la ranura para la tarjeta, sugiere el departamento de policía en Portland, Oregon. Si algo parece estar suelto, no utilices el dispositivo. Busca teclados que parezcan estar levantados o tengan un color poco común, dice el Departamento de Asuntos de los Consumidores de New York City. Algunas bombas de gasolina tienen una cinta selladora de seguridad la cual, si está rota, indica una posible manipulación. Si sospechas de alguna señal de manipulación, repórtalo al banco o a la tienda.

Protege tu PIN. Utiliza tu mano para cubrir el teclado cuando digites un PIN en caso de que los ladrones hayan instalado una cámara para registrar el número que digites, recomienda Better Business Bureau. Mientras digitas tu PIN, Wild dice, es buena idea colocar tus dedos en otros números sin realmente presionarlos, para confundir al ladrón que está viendo una grabación. Sin embargo, nada de esto te protegerá si se ha colocado un teclado falso sobre el original.

Utiliza una tarjeta con chip. Las tarjetas de crédito y débito con chips ofrecen una mejor protección, dice Wild. Pero esto solo sucede si insertas la parte del chip de la tarjeta al lector. Si tu tarjeta debe insertarse por completo al lector, un lector externo podría robar la información de la tarjeta a partir de la banda magnética de la misma.

Evita usar tu tarjeta de débito. Cuando hagas una compra, elige la tarjeta de crédito, la cual podría proporcionarte una mejor protección contra fraudes que la tarjeta de débito. Con una tarjeta de débito, existe el riesgo de que los ladrones puedan vaciar tu cuenta bancaria.

Revisa tus transacciones. Examina cuidadosamente tu cuenta bancaria y la actividad de tu tarjeta de crédito en línea. También revisa tus estados de cuenta en búsqueda de transacciones inusuales, dice FICO.

Reporta un robo. Avisa a tu banco o al emisor de tu tarjeta de crédito inmediatamente si encuentras cualquier compra o retiro no autorizado. La ley limita el tiempo que tienes para reportar transacciones no autorizadas antes de que tu responsabilidad comience a incrementarse.

– Anthony Giorgianni

Te recomendamos

%d bloggers like this: