Temporada de compras, temporada de planificación

No salga a por los regalos sin preparación para evitar sustos en el bolsillo

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue en Facebook a la voz de los hispanos en Chicago
Temporada de compras, temporada de planificación

Más del 40% de los consumidores han dejado la tarea de las compras para noviembre. Los descuentos de Acción de Gracias, Black Friday y CyberMonday, tres días de compras que cada vez se parecen más, hacen de este mes uno de los más atractivos para pensar en regalos.

Y peligroso para su bolsillo si no se planifica bien. ¿Cómo hacerlo?

  1. Compre con una lista. Tenga una estrategia. Es complicado porque no siempre se encuentra lo que se busca, máxime cuando hay productos en venta que son específicos para Black Friday, pero los comercios ya tienen en Internet sus ofertas y eso facilita la tarea. En caso de que se vaya sin ideas o sin saber qué comprar o a quién, es posible que se gaste mucho más dinero del que pensaba. Si no tiene tiempo de planificar, la experta en ahorros y finanzas personales Andrea Woroch, sugiere que se deje la tarjeta de crédito en casa y solo lleve efectivo en el bolso.
  2. Deje a los niños en casa. Si los tiene, busque alternativas de cuidado si es necesario pero no lleve a los niños de compras. Suelen tener caprichos y obligar a más gasto del que se quiere hacer, además de hacer que el día parezca más largo.
  3. Mire de cerca los precios. En las tiendas le pueden indicar que todo está a 50% o 40% o el porcentaje que sea de descuento pero los consumidores nunca saben si el precio inicial ha sido inflado. ¿Cuánto vale una máquina de fotos? Puede hacer algo de investigación en la red para entender mejor los precios. Y no piense que los cupones no van a ser aceptados. Póngase las gafas de ver de cerca si es preciso y lea la letra pequeña porque en muchos lugares se pueden usar cupones como los de Bon-ton entre otras websites.
  4. No deje pasar el envío de reembolsos. Woroch recuerda que algunos descuentos solo lo son si se envía el reembolso a la tienda. Por ejemplo si algo que tenga una ofera de $10 requiere un reembolso de $15 usted pagará $25 en la caja y solo después cuando se procese el reembolso el precio se reducirá a los $10 de la oferta. El problema es que muchos de estos reembolsos no se solicitan y se calcula que unos $500 millones al año no se devuelven.
  5. Saque rendimiento de las tarjetas de crédito. Si durante el año ha ido pagando con sus tarjetas de crédito, su dinero podría trabajar para usted. Eso ocurre cuando tiene una tarjeta con generosos reembolsos o puntos de viaje. En el primer caso es posible que pueda usar esos puntos para comprar artículos que le ofrezca su tarjeta. Una Crockpot, una cámara, un juego de cuchillos… La otra manera es comprar a crédito gratis, que le permita hacer un presupuesto a posteriori, sin que tenga que pagar intereses. Solicite una tarjeta que tenga un interés introductorio de 0% para que el financiamiento de sus gastos le salga gratis. Eso si, cuando se acabe ese periodo, cancelela o abone la integridad del balance para evitar costos de intereses. La última opción es conseguir una tarjeta como la de Chase Sapphire o Capital One Venture Rewards que ofrecen cantidades de dinero o millas si se gasta una cierta cifra en una serie de meses. En ese caso, esas compras, trabajan para sus futuros gastos.

Te recomendamos

%d bloggers like this: