Grupos cívicos rechazan nombramiento de Sessions y prometen pelea

Según activistas, Trump está poblando su futura Administración con “nacionalistas blancos y fanáticos anti-inmigrantes”

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue en Facebook a la voz de los hispanos en Chicago
Grupos cívicos rechazan nombramiento de Sessions y prometen pelea

WASHINGTON.- Grupos cívicos y proinmigrantes en todo el país rechazaron este viernes de forma unánime el nombramiento del senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, como próximo fiscal general de EEUU, y pidieron que el Senado lo rechace.

Sessions, de 69 años, fue el primer senador republicano en jurar lealtad al ahora presidente electo, Donald Trump, durante su campaña, pero su historial de posturas anti-inmigrantes y simpatía con grupos nacionalistas blancos han desatado furia entre grupos defensores de los derechos civiles.

Según estos grupos, Trump está poblando su futura Administración con “nacionalistas blancos y fanáticos anti-inmigrantes”, y el Senado debe examinar con lupa el historial de Sessions y rechazarlo.

Aunque todos prometieron montar una lucha, Sessions ahora tiene más aliados en el Senado, bajo control republicano, para convertirse en el fiscal general número 84 si logra la confirmación a partir de enero próximo.

Los demócratas, que suman 48 escaños –contra 52 republicanos- tendrían que reunir 60 votos para bloquear su confirmación.

 A continuación, un resumen de reacciones de algunos de los principales grupos cívicos en todo EEUU:

Anthony D. Romero, director ejecutivo de la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU), recordó que grupos cívicos han cuestionado las posturas de Sessions, incluso a favor del castigo capital y en contra los homosexuales, los inmigrantes, y el derecho al aborto, y el Senado, los medios, y el público en general deben “examinar” sus posturas para cerciorarse de que éste respetará la Constitución y las leyes.

Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC), dijo que gente como Sessions que elogie al grupo supremacista blanco KKK, “aún supuestamente en broma”, no tiene cabida como defensor de los derechos de los estadounidenses. Bajo Trump, las posturas de políticos como Sessions se han normalizado, marginando a todos los grupos que defienden la justicia social, argumentó Hincapié, quien urgió una enérgica oposición a su nombramiento.

Javier H. Valdés, del grupo “Make the Road NY”, dijo que el nombramiento representa la continuidad de un “festival del odio” y es otro indicio de que Trump “pretende aterrorizar a las comunidades inmigrantes” durante su mandato.

Frank Sharry, director ejecutivo de “America´s Voice”, recordó que Sessions apoyó una ley estatal anti-inmigrante en Alabama que causó el éxodo de “decenas de miles de latinos” hasta que el Tribunal Supremo la declaró anticonstitucional en 2012.

“El Senado debe rechazar su nominación como lo hizo hace 30 años” para un cargo de juez federal durante la Administración Reagan, urgió Sharry, cuyo grupo difundió esta hoja de datos con el historial de Sessions.

Ali Noorani, director ejecutivo de “National Immigration Forum”,  dijo que ante la posibilidad de que Trump establezca un “Estado policial” para hacer cumplir las leyes de inmigración en las escuelas, iglesias y universidades, el Senado debe hacer duras preguntas para esclarecer las intenciones de Sessions. Según Noorani hay tres preguntas básicas en torno a qué hará Sessions por el respecto del derecho de los inmigrantes al debido proceso judicial; la defensa de los inmigrantes  contra la discriminación por nacionalidad u estatus migratorio, y medidas contra gobiernos estatales que intenten perjudicar a los inmigrantes.

Héctor Sánchez, presidente de la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano (NHLA),  dijo que aunque la coalición está lista para un “diálogo constructivo” sobre cómo mejora la vida de los latinos y todos los estadounidenses, también luchará contra el  nombramiento de Sessions, al igual que otros de la extrema derecha anti-inmigrante.

“Insistiremos en que Trump no tiene un mandato para deportar a millones de nuestras familias inmigrantes, amigos y vecinos”, agregó Sánchez, quien afirmó que la entrante Administración “se encamina a ser la más anti-inmigrante que hemos visto en nuestras vidas”.

Judith Browne Dianis, directora ejecutiva de “Advancement Project”, una coalición de grupos multirraciales, dijo que el nombramiento de alguien con un “historial documentado de racismo” es “vergonzoso e inaceptable, y debe ser condenado en su totalidad”.

Marisa Franco, directora de Mijente, dijo que ahora, con mucha más razón, la comunidad debe luchar contra la agenda de Trump “por el bien de nuestras familias y nuestra democracia”.

Gustavo Torres, director ejecutivo de “CASA”, advirtió que, conociendo su postura anti-inmigrante a lo largo de la carrera de Sessions, éste liderará una campaña que “propagará el pánico entre la comunidad indocumentada en toda la nación, y destabilizará la economía. “Esta no es forma de crear una relación de trabajo con la oposición… Sessions es un hombre peligroso en este puesto” y su nombramiento es una burla para la mayoría que, mediante el voto popular, apoyó a Hillary Clinton y los valores democráticos, según Torres.

La estratega republicana y confesa opositora de Trump, Ana Navarro, resumió en un tuit el malestar por el nombramiento de Sessions.

Te recomendamos

%d bloggers like this: