Contra el envejecimiento, nada de bisturí

La cirugía no es el método más eficaz para lograr un aspecto juvenil

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Raza en Facebook

Contra el envejecimiento, nada de bisturí

Estirar la piel no es el método más eficaz para lograr un aspecto rejuvenecido. Según el cirujano plástico italiano, Alessandro Gennai, este método que se ha utilizado por décadas no es la solución para combatir las señales de la edad y por el contrario propone estimular la regeneración del tejido adiposo de la piel para lograr un aspecto más fresco y natural.

“Mi filosofía es que el rejuvenecimiento facial debe hacerse sin dejar de lucir lo más natural posible y de manera artística. De esa forma, digo que lo más importante es restaurar el volumen, regenerar la piel y reposicionar el tejido utilizando células madre. A este acercamiento lo llamo el R3 porque utilizo los tres principios básicos del rejuvenecimiento”, explicó Gennai en una visita reciente a la Isla para compartir conocimientos con su colega, el cirujano oculoplástico José Raúl Montes.

Para respaldar su teoría, Gennai ha creado tres técnicas diferentes que se complementan entre sí. La primera es el Superficial Enhanced Fluid Fat Injection (SEFFI), que se basa en inyectar grasa de la misma persona para regenerar tejido y restaurar el volumen facial que se pierde con el paso del tiempo. Luego surgió el Micro SEFFI, con el que puede llegar a áreas más delicadas, como la periocular y perioral.

La tercera técnica lleva por nombre Minimal Incision Vertical Endoscopic Lifting (MIVEL), una manera de reposicionar el tejido mediante endoscopía, utilizando una micro cánula que se adentra en tejidos más profundos pasando por una incisión de cuatro milímetros que se hacen en lugares estratégicos para no dejar cicatrices visibles.

Por su parte, Montes señala que en los últimos años la medicina cosmética se ha mantenido en una constante búsqueda de métodos de rejuvenecimiento en los que la calidad de la piel se vea en condiciones óptimas y que las personas puedan mover sus facciones con naturalidad. Por eso, cada vez son más las investigaciones y pruebas que se hacen con tratamientos que sean lo menos invasivos posibles.

Montes es partidario del uso de inyectables, sobre todo en personas entre los 40 y 50 años que quieren lucir más jóvenes sin someterse al bisturí. Por eso, espera comenzar a utilizar próximamente estas técnicas con sus pacientes.

El beneficio de añadir la grasa inyectar las células madre es que además de regenerar añadiendo el volumen, se ayuda a regenerar la piel y la estructura de los tejidos blandos de la cara en todos los niveles porque se reemplaza volumen. Los ‘fillers’ tienen una longevidad de unos ocho meses a un año. Cuando inyectas la grasa adecuadamente el tiempo de efectividad puede ser mayor”, añadió Montes.

– Liz Sandra Santiago

Te recomendamos

%d bloggers like this: