Made in USA

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Raza en Facebook

Made in USA

Digamos que mañana a Francia le diera por sancionar a Airbus con tarifas altas en la venta de sus aviones si abriera una sola planta más fuera del país. O digamos que el gobierno japonés le anunciara a Toyota, Honda y Nissan, que o regresan todas las plantas, incluyendo las que funcionan en los Estados Unidos, a Japón, o las sanciona. Y que lo mismo decida Alemania con Volkswagen, Mercedes Benz, Audi y BMW. Pero vayamos más allá y digamos que China le comunica a Samsung, una empresa Sur Coreana, que, si no cierra sus plantas en otros países, les impondrá sanciones a sus productos; o que le diga a Apple que, si no manufactura todas las partes de sus teléfonos en China, les impondrá tarifas más altas.

Pues eso exactamente es lo que ha empezado a hacer Donald Trump antes de posesionarse como presidente. Resulta ahora que el país más poderoso del planeta, el país capitalista por excelencia, el adalid del libre mercado, necesita que el gobierno intervenga multando a las empresas para proteger a la gente del (sí, aunque parezca increíble) libre mercado. No solo eso, sino que lo hace encarnizándose (hasta ahora) con un país pobre, México, una nación que al parecer Donald odia que prospere. Pero no solo quiere dejarlos sin trabajos, sino que de paso les construirá un muro enorme para que no puedan salir a buscarlo a otra parte. ¿Crecerá el amor mundial por los Estados Unidos en la época del Donald?

El discurso que yo recuerdo es que el Partido Republicano aboga por la cero intervención del gobierno en los asuntos de la empresa privada. Entre más se quite el gobierno, han dicho siempre, mayor será la prosperidad creada por las empresas. ¿Qué pasó con esa filosofía cuando el presidente electode ese partido, ya amenaza a Toyota, Ford y General Motors, de que si no hacen lo que él exige, los castiga? ¿Cuántas acusaciones de comunista, socialista, marxista, terrorista, leninista, anticapitalista, se habría llevado Obama, de haber hecho algo parecido?

Gracias a las amenazas de Trump, Ford anunció la cancelación de una inversión de 1.600 millonesde dólares en México, por una fábrica en los Estados Unidos con una inversión de 700 millones de dólares, que creará 700 empleos; un puesto por millón de dólares; más quién sabe cuántos beneficios en impuestos. Simultáneamente,Macys anunció el cierre de 63tiendas y la reducción de 10.000 empleos en su personal. ¿Qué hará Trump, obligar a Amazon, principal razón por la que cierran las tiendas de comercio en USA, a que detenga su éxito, o impone tarifas más altas a sus productos?

De paso, ya que nos quiere tanto, ¿qué hará Trump con los empleos que se pierden diariamente en los medios de comunicación tradicionales por el auge de Internet y las redes sociales? ¿Les impondrá tarifas más altas a Facebook, su amado Twitter, YouTube, los blogueros, e Instagram, para que los periodistas puedan seguir trabajando en sus medios de siempre? Necesitamos ideas innovadoras, no retroceder cincuenta años.

Aunque sea rubio, blanco, alto y tenga discurso de sheriff, Made in USA, a mí todas estas medidas del presidente electo me recuerdan mása Nicolás Maduro que a Ronald Reagan. Y, sino por comunistas, por populistas. Reagan mandaba a tumbar muros. Maduro es el que cierra fronteras, amenaza a la empresa privada, ataca a la prensa y se encarniza con otros países. Maduro impuso tarifas más altas disque para proteger sus productos y miren en qué va Venezuela.

Nos esperan cuatro largos sufridos años. O, si la gente sigue tan ciega, ocho.

Con razón los rusos andaban celebrando.

Te recomendamos