La comunidad de Chicago atendió con emoción y crítica el adiós del presidente Obama

Líderes locales y residentes del área de Chicago destacan el legado de Obama, y algunos recuerdan cuando hace décadas el presidente saliente colaboró con ellos durante su juventud como organizador en el sur de la ciudad

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Raza en Facebook

La comunidad de Chicago atendió con emoción y crítica el adiós del presidente Obama
Emocionada y con gran expectativa Diana Hernández asistió a escuchar el último discurso del presidente Barack Obama en el McCormick Place de Chicago. (Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

El frío, la lluvia y el fuerte viento no fueron impedimento para al menos 18,000 personas que se congregaron en el McCormick Place, en la Ciudad de los Vientos, para ser testigos de una noche histórica. Y es que el primer presidente afroamericano de Estados Unidos, Barack Obama, ofreció un emotivo discurso de despedida en la que llama su casa, Chicago, este martes por la noche.

Chicago es su ciudad adoptiva, aquí formó a su familia, trabajó como organizador comunitario, enseñó derecho constitucional en la Universidad de Chicago  y se lanzó a la arena política, fue senador estatal por Illinois, senador federal de Estados Unidos y consolidó su carrera al convertirse en el presidente de ese país por dos periodos, en 2008 y 2012.

De manera apresurada caminaba la afroamericana Deborah Farmer para llegar a tiempo a escuchar el discurso de despedida del presidente número  44 de ese país.

“Estoy emocionada de estar en el McCormick Place. Chicago, en Illinois, es el lugar donde el presidente Barack Obama desarrolló su carrera política. Barack Obama fue un organizador de la comunidad en el sur de Chicago. Obama regresó nuevamente a su casa, estamos listos para escuchar su discurso que nos llevará a un próximo nivel”, dijo Farmer a La Raza.

Hasta ese centro de convenciones llegó público de diferentes etnicidades y edades, entre ellos jóvenes como Diana Hernández, quien a su juicio el presidente saliente logró cambios significativos en materia de salud a través de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio también conocida como Obamacare. Pero Hernández hizo hincapié en que Obama no cumplió con la promesa de reforma migratoria para más de 11 millones de indocumentados.

Entre los funcionarios locales que asistieron al discurso estuvo el concejal del Distrito 25 Daniel ‘Danny’ Solís, quien también consideró entre los logros de la administración del presidente Obama la reforma sanitaria, la cual ha beneficiado a cerca de 20 millones de personas que no tenían cobertura médica, “además del alivio migratorio que otorgó a ‘dreamers’ a través del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) el cual les permite trabajar y los protege de la deportación”.

Para obtener estos boletos se hicieron enormes colas en la madrugada y con mucho frío (Belhú Sanabria / La Raza)
Para obtener estos boletos se hicieron enormes colas en la madrugada y con mucho frío (Belhú Sanabria / La Raza)

Metas alcanzadas

“Llegué por primera vez a Chicago cuando en mis tempranos 20 años, tratando de dilucidar quién era yo y buscando el propósito de mi vida. Fue en los barrios no lejos de aquí donde comencé a trabajar con grupos de iglesias en las sombras de plantas de acero cerradas. Fue en estas calles donde presencié el poder de la fe, la silenciosa dignidad de los trabajadores ante su lucha y su pérdida. Aquí es donde aprendí que el cambio solo ocurre cuando la gente común se involucra, se compromete y se une para exigirlo”, dijo Obama durante su discurso de despedida en el mismo escenario donde celebró su reelección en 2012.

El presidente habló sobre las divisiones raciales. “Después mi elección, se habló de una América postrracial. Esa visión aunque bien intencionada nunca fue realista. La raza sigue siendo una fuerza poderosa y a veces divisiva en nuestra sociedad. He vivido lo suficiente como para saber que las relaciones raciales son mejores de lo que eran 10, 20, o 30 años atrás,  se puede ver no sólo en las estadísticas sino en las actitudes de los jóvenes estadounidenses a través del espectro político. Pero no estamos donde debemos estar. Tenemos más trabajo que hacer”, indicó el mandatario.

Obama exhortó a la nación a que las diferencias sean identificadas y reconciliadas e instó a defender la democracia en Estados Unidos. También habló sobre minorías e inmigración.

Días antes de entregar la batuta al nuevo inquilino de la Casa Blanca, el presidente electo Donald Trump, Obama mencionó sus metas alcanzadas en sus ocho años de gestión, que van desde mayor acceso a  servicios de salud por medio del Obamacare, el rescate y fortalecimiento de la industria automotriz, mejoras en materia económica, reducción del desempleo y el matrimonio igualitario, por mencionar algunos.

“Si les hubiera dicho hace ocho años que Estados Unidos revertiría una gran recesión, que reiniciaría nuestra industria automotriz y que desataría la mayor extensión de creación de empleo en nuestra historia,  si les hubiera dicho que abriríamos un nuevo capítulo con el pueblo cubano, que se cerraría el programa de armas nucleares de Irán sin disparar un tiro y que se acabaría con el autor intelectual del ataque del 11 de septiembre, si les hubiera dicho que ganaríamos la igualdad del matrimonio, asegurar el derecho a cobertura de salud para otros 20 millones de nuestros conciudadanos, podrían haber dicho que nuestra mirada era demasiado alta. Pero eso es lo que hicimos…”, remarcó Obama.

Deborah Farmer (der.) también obtuvo boletos y acudió al último discurso de Obama en Chicago. (Belhú Sanabria / La Raza)
Deborah Farmer (der.) también obtuvo boletos y acudió al último discurso de Obama en Chicago. (Belhú Sanabria / La Raza)

“Tengo mucho orgullo de haber trabajado con Obama”

Susan Vega vio el discurso del mandatario saliente en su casa. Ella recuerda que por los años 80 empezó a trabajar con United Neighborhood Organization (UNO). “Mi carrera en la comunidad comenzó con UNO de Back of the Yards”, mencionó. “Empezamos a trabajar en conjunto con otras organizaciones, por lo que empezó a trabajar con nosotros un joven que se llamaba Barack Obama y nos reunimos cada mes durante dos o tres años. Él acababa de llegar de Nueva York y se estableció como organizador comunitario”, contó.

“Tengo mucho orgullo de haber trabajado con Obama y de lo que él ha podido realizar en su gestión”, señaló Vega, quien hoy es gerente senior del programa Get Covered Illinois en Alivio Medical Center.

Para Vega, la administración Obama rescató al país de “una depresión económica no creada por él sino por la administración anterior. Es una revolución lo que hizo Obama en términos del acceso al cuidado de salud. Para mí y para muchos de los activistas hubiera sido mejor acceso para todo el mundo, pero políticamente no era posible”, opinó.

“El alivio migratorio que dio a los ‘dreamers’ fue muy importante, pero a la vez hubo muchas deportaciones de inmigrantes indocumentados durante su administración. No me gusto todo, claro a nadie le gusta todo pero le tengo mucho respeto al presidente Barack Obama”, dijo Vega.

La parte más emotiva de la noche fue cuando Obama agradeció a su esposa Michelle y a sus hijas Malia y Sasha. Esta última no participó en el evento por razones de estudio, según un portavoz de la Casa Blanca.

El mandatario se emocionó y lloró al momento de dirigir unas palabras a su esposa, originaria de Chicago y criada en el lado sur de esa ciudad. “Asumiste un rol que no pediste y lo hiciste tuyo con gracia y determinación, con estilo y humor”, expresó el mandatario.

“He ganado a un hermano”, le dijo Obama al vicepresidente Joe Biden quien estaba acompañado de su esposa Jill. En el discurso del adiós no faltó el agradecimiento a su personal y a sus miles de partidarios y organizadores que coadyuvaron a consagrar su carrera política como mandatario. “Siempre estaré agradecido”, les dijo.

Y la arenga “Yes we can… Yes we did.. Yes we can” (Sí se puede…  Sí pudimos… Sí se puede), el lema que lo caracterizaba y repitió en varios de sus discursos y mientras estuvo en campaña política, esta vez lo usó para decirle adiós a la nación y como una suerte de conclusión de su obra presidencial.

Te recomendamos