Domingo 22 de Enero 2017

Buenas razones para vacunarte y vacunar a tus hijos contra la tos ferina

Cómo protegerte a ti mismo y a las personas que están a tu alrededor, especialmente a los bebés, de una enfermedad altamente contagiosa

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Raza en Facebook

Buenas razones para vacunarte y vacunar a tus hijos contra la tos ferina

La tos ferina, también conocida como pertussis, estuvo a punto de ser erradicada en la década de 1970, gracias a la vacuna contra la tos ferina.

Sin embargo, en los últimos años hemos visto varios brotes preocupantes de esta enfermedad bacteriana, que puede causar ataques de tos incontrolable que provocan vómitos, obstruyen la respiración e incluso pueden romper las costillas.

La enfermedad, que se contagia fácilmente a través de la tos o los estornudos, puede ser incluso mortal para algunas personas, especialmente para los bebés, quienes no reciben su primera vacuna contra la tos ferina hasta que cumplen los 2 meses de edad.

Esto es lo que necesitas saber sobre cómo protegerte a ti mismo y a las personas que están cerca de ti contra la tos ferina.

Por qué ha regresado la tos ferina

A mediados de la década de 1970, la cantidad de casos en Estados Unidos disminuyó a menos de 1,010 al año. Sin embargo, ha ido en aumento en los años recientes: en 2015 se reportaron más de 18,000 casos de tos ferina a los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC), una disminución de los 48,277 casos que hubo en 2012, la máxima cifra anual reportada en los últimos 60 años, pero que sigue siendo un número alarmante, según los expertos en salud pública.

Una revisión de 32 estudios sobre tos ferina (y 18 estudios sobre sarampión), publicada la primavera pasada en la revista médica JAMA, sugiere que un factor que contribuye son los padres que eligen no vacunar a sus hijos.

Pero, los investigadores señalaron que debido a que los aumentos de los casos de tos ferina también se han visto en grupos con altos índices de vacunación contra la tos ferina, probablemente también hay otros factores involucrados, tales como una disminución en la eficacia de la vacuna con el tiempo.

Quién necesita más protección

Tú puedes contraer la tos ferina a cualquier edad, y aunque la tos podría durar aproximadamente 3 meses, la mayoría de las personas superan la enfermedad sin consecuencias duraderas.

Sin embargo, puede ser muy peligrosa para los bebés, que no pueden recibir su primera vacunación hasta cumplir los 2 meses de edad (consulta “Cuándo recibir la vacuna contra la tos ferina” a continuación, para obtener los detalles específicos).

Los bebés no solo tienen una protección menos fuerte contra la tos ferina que los niños mayores y la mayoría de los adultos, sino que también tienen más posibilidades de experimentar complicaciones potencialmente graves como neumonía y convulsiones.

Los bebés que tienen tos ferina no tosen en absoluto“, explica Marvin M. Lipman, M.D., asesor médico en jefe para Consumer Reports. “En lugar de eso, la enfermedad provoca que dejen de respirar y se pongan morados”.

De acuerdo con los CDC, aproximadamente 1 de cada 4 bebés que contraen tos ferina, desarrollan neumonía, y 1 o 2 de cada 100 morirán.

Y debido a que no todos tienen síntomas visibles cuando están enfermos de tos ferina, los padres, abuelos y encargados del cuidado podrían pasar por alto la enfermedad en los bebés, sin saberlo.

“Algunas personas podrían tener una forma leve de la enfermedad sin siquiera saberlo y pueden transmitirla a un bebé a través de la tos o los estornudos, o incluso al darles un beso”, dice Lipman.

Los expertos dicen que los bebés por lo general contraen la tos ferina de algún pariente.

“La fuente son los miembros de la familia, ya que ellos la contraen y la transmiten al bebé”, indica William Schaffner, M.D., profesor de medicina preventiva en la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tenn.

La mejor manera de proteger a los bebés, indica él, es asegurarse de que todas las personas que tengan contacto con ellos se hayan vacunado contra la tos ferina.

“La idea es crear un capullo de protección alrededor del bebé”, dice Schaffner.  La tos ferina también puede ser un riesgo para las personas ancianas o débiles.

Los huesos debilitados a causa de la osteoporosis tienen más posibilidades de romperse como resultado de un ataque de tos, y la tos persistente puede interferir con la alimentación”, dice Lipman.

Cuándo recibir la vacuna contra la tos ferina

Todos los niños deberían recibir la serie completa de 5 vacunas contra la tos ferina (esta se llama DTaP y los protege contra la difteria, el tétanos y la tos ferina) entre los 2 meses de edad y antes de inscribirlos en kindergarten.

Los adolescentes y adultos también deberían recibir una vacuna de refuerzo de Tdap a menos que estén seguros de que ya se les administró la vacuna. La recomendación ahora incluye a las mujeres embarazadas.

Los CDC solían aconsejar que las mujeres recibieran un refuerzo de la vacuna contra la tos ferina durante el embarazo solamente si nunca se les había administrado la vacuna original.

Pero ahora recomiendan que todas las mujeres embarazadas reciban la vacuna, idealmente entre la semana 27 y la 36, y para cada embarazo, ya que la vacuna transmitirá una protección de corto plazo a sus bebés al inicio de su vida.

¿Quién no debería recibir la vacuna contra la tos ferina? Las personas que tuvieron anteriormente una reacción alérgica a la vacuna, lo cual es poco frecuente.

¿Qué tan eficaz es la vacuna?

Las vacunas contra la tos ferina “son eficaces pero no son perfectas”, dice Kristen Nordlund, portavoz para el Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias de los CDC. “Por lo regular, estas ofrecen buenos niveles de protección en los primeros 2 años después de haber recibido la vacuna, pero luego la protección disminuye con el tiempo”, indica ella.

Un estudio publicado en la revista Canadian Medical Association Journal en septiembre de 2016 llegó a una conclusión similar.

Determinó que aunque la vacuna contra la tos ferina es sumamente eficaz para proteger contra la enfermedad durante los primeros 3 años después de la vacunación, su eficacia empieza a disminuir después de eso. Para el séptimo año después de haber recibido la vacuna, los investigadores descubrieron que esta ofrecía muy poca protección.

Entonces, ¿qué significa esto para ti? Los investigadores están revisando el problema de la disminución de la eficacia, pero las recomendaciones existentes sobre la vacuna contra la tos ferina prevalecen.

Según los expertos, en la actualidad sigue siendo importante recibir la vacuna contra la tos ferina o su refuerzo según se recomiende para ti, ya que vacunarte es todavía la mejor manera de disminuir tus probabilidades de contraer la tos ferina.

Además, Schaffner dice que “incluso cuando la eficacia de la vacuna disminuya, todavía puede reducir la gravedad de la enfermedad si te enfermas y también reduce la posibilidad de que la transmitas a otras personas”.

– Lauren Cooper

Te recomendamos