Organizan ‘Resistencia y Unidad’ en favor de los inmigrantes en Chicago

Líderes comunitarios de Chicago exhortan a residentes legales que califican a que se conviertan en ciudadanos y desarrollan plan pro inmigrante como parte de la campaña binacional de ‘Resistencia y Unidad’

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Raza en Facebook

Organizan ‘Resistencia y Unidad’ en favor de los inmigrantes en Chicago
La Alianza por los Derechos de los Inmigrantes y miembros de organizaciones aliadas se reunieron para diseñar estrategias mediante un plan binacional de ‘Resistencia y Unidad’ en defensa de los inmigrantes en la Catrina Café en el barrio del Pilsen de Chicago, el pasado 4 de febrero. (Belhú Sanabria/La Raza)
Foto: Belhú Sanabria/La Raza

El estampar su firma en un documento sin entender lo que dice resulta peligroso y más si se trata de asuntos migratorios, advirtieron líderes comunitarios locales que abogan por los derechos de los inmigrantes.

A los viajeros con estatus de residente legal que son retenidos por agentes de inmigración al intentar ingresar a Estados Unidos y a quienes se le entrega un documento llamado forma I-407 se les sugiere lo siguiente: “No firmar nada y pidan hablar con un abogado. Nadie debe firmar nada sino entiende perfectamente lo que dice en el papel. Nadie te puede obligar a firmar, permanezca callado”, hizo hincapié Verónica Cortez, abogada de derechos civiles del Fondo México Americano de Defensa Legal y Educación (MALDEF).

La forma I-407 del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) es un documento por el que la persona que la firma renuncia a su condición de residente permanente legal en Estados Unodos. “Al firmar el formulario I-407 estará renunciando a su estatus de residente legal”, indicó la abogada.

Cortez recomienda que los inmigrantes con residencia legal no estén más de seis meses fuera de Estados Unidos, porque podrían quedarse sin tarjeta de residencia si es que un juez de inmigración así lo determina. “Esto no es nuevo, lo han hecho siempre, pero ahora con el ambiente político que se vive en este país va a pasar mucho más frecuentemente”, alertó.

Si la persona residente legal cometió algún delito que lo hace elegible para la deportación de los Estados Unidos, es mejor consultar con un abogado sobre su caso antes de salir del país  a modo de prevenir que su tarjeta de residencia sea revocada.

Acciones de ayuda legal

La Alianza por los Derechos de los Inmigrantes busca formar un equipo de abogados latinos para que “tras ser entrenados estén dispuestos a sacar a las personas detenidas por inmigración”, destacó la abogada Verónica Cortez.

Carlos Arango, coordinador de la Alianza y director de Casa Aztlán, dijo que se están movilizando para conseguir abogados pro bono que actúen en defensa de los inmigrantes. “Lo que tratamos de ver es cómo creamos una red de abogados que puedan actuar pro bono porque parte de la batalla va ser jurídica”, destacó.

“No abras la puerta a la ‘migra’”

Para Tito Vargas, director ejecutivo de Westtown Citizen Coalition, la comunidad hispana sigue preocupada y tensa por la política antiinmigrante del presidente Donald Trump. Ante ello organizaciones “estamos tratando de organizarnos, contactarnos con los concilios de las escuelas, y estamos tratando de educar a la gente dentro de las comunidades a través de talleres informativos”.

Con la campaña binacional de ‘Resistencia y Unidad’ se busca que la gente se informe y participe en talleres para que conozca sus derechos: “queremos que la campaña ‘no abras la puerta a la migra’, se expanda a las escuelas, casas, iglesias y al sector salud”, señaló Arango.

A manera de prevención contra la deportación, Nelson Benítez, presidente de la Asociación Ecuador Unido, sugiere a la comunidad indocumentada que si agentes de inmigración llegan a su vivienda no les abra la puerta. “ICE no debe entrar a su casa sin una orden de cateo firmada por un juez de inmigración”, dijo.

En cuanto a Chicago como ‘ciudad santuario’, miembros de la Alianza por los Derechos de los Inmigrantes e instituciones aliadas han observado que la ordenanza ‘Welcoming Ctiy’ tiene excepciones por lo que no protege a toda la comunidad inmigrante. Activistas quieren que esta medida sea más expansiva. “La ordenanza de la ciudad de Chicago tiene muchos hoyos que permiten formas de cooperación con las autoridades migratorias”, opinó Arango a La Raza.

Arango se refiere a  que la policía,en algunos casos, sí puede comunicarse con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE). Por ejemplo, si las personas tienen un cargo criminal aunque estén en proceso de comprobar su inocencia o personas que están en la base de datos de pandillas de la Ciudad  y estos no tienen ninguna vinculación con pandillas.

Hacerse ciudadanos

Miembros de la Alianza coincidieron que la mejor manera que el inmigrante tiene para protegerse contra la deportación es en hacerse ciudadano. Esta sugerencia surge a raíz de las acciones ejecutivas firmadas por el presidente Donald Trump para frenar la entrada de refugiados y de nacionales de siete países musulmanes.

“Háganse ciudadanos, no por motivos electorales sino es por motivos de seguridad. Como ciudadano tiene derecho de permanecer en este país. En cuanto a la residencia permanente siempre existe la discreción de que te la puedan quitar por parte de las autoridades migratorias, no es una seguridad total, es el derecho a vivir y trabajar en Estados Unidos pero puede ser removida”, mencionó Arango, quien también sugirió que es necesario crear fondos para ayudar a residentes legales elegibles a convertirse en ciudadanos.

Algunos de los temas antes mencionados fueron abordados en días recientes por líderes comunitarios cuando anunciaron la campaña binacional de ‘Resistencia y Unidad  por Amnistía Incondicional, Alto a las Deportaciones e Igualdad de Derechos’ durante una reunión de planeación para actuar en defensa de los inmigrantes.

Te recomendamos