Voto digital y credencialización en el exterior, avances con retos

Tras más de una década de lucha, los mexicanos en el extranjero podrán tramitar su credencial para votar en su país de residencia y votar electrónicamente desde el extranjero luego de una reciente reforma política aprobada en México.
Voto digital y credencialización en el exterior, avances con retos
Tras una reforma legal en México, se aprobó la credencialización electoral en el extranjero, lo que significa que se podrá sufragar mediante voto electrónico, a través de correo postal o de forma presencial en los consulados de acuerdo al país en que el votante mexicano resida.
Foto: Foto Belhú Sanabria / La Raza

Chicago.-Aunque la mayoría de los mexicanos considera como un importante avance el haber logrado el voto electrónico y la credencialización como parte de la reforma política electoral en México, hay otros migrantes que están insatisfechos porque esperaban poder ejercer en su totalidad derechos políticos plenos que incluyen el votar y ser votados.

Activistas y entendidos en materia política lo califican como un logro a medias tintas por lo que la llaman ‘la media enchilada’ o el voto ‘mocho’.

A partir de 2017 se tiene previsto que los mexicanos en el extranjero puedan solicitar y obtener credenciales del elector en su lugar de residencia, para lo que se requerirá de módulos de atención en los consulados mexicanos. Esto hará tentativamente posible que muchos más mexicanos voten desde este lado de la frontera. En 2018 podrán ejercer el derecho al voto desde el extranjero en las elecciones presidenciales.

La reforma política electoral mexicana aprobada a mediados de mayo hizo legalmente posible esta ampliación de las prerrogativas de los votantes mexicanos en el extranjero.

Así también, el Instituto Nacional Electoral (INE) será el encargado de reglamentar e implementar el dictamen que tiene que ver con el voto de los mexicanos en el exterior.

Los elementos del voto de los mexicanos en el exterior aprobados en la reforma política, que incluyen la credencialización desde el extranjero, incluyen la posibilidad de sufragar mediante voto electrónico, a través de correo postal o de forma presencial en los distintos consulados de acuerdo al país en que el votante resida.

Y ya no sólo se podrá votar para presidente de la república, sino también para senadores y cargos locales cuando las leyes estatales lo permitan. Pero lo que no fue aprobado incluye la posibilidad de que candidatos hagan campañas políticas fuera de México y que migrantes accedan a cargos legislativos de representación proporcional vía una circunscripción específica para mexicanos el extranjero.

Salvador Pedroza, representante del Partido de Acción Nacional (PAN) en Chicago, dijo que este logro lo califica como un paso importante: “Quisiéramos nosotros la famosa ‘enchilada completa’, el votar y ser votados, pero primero tenemos que hacer el trabajo, realizar campañas informativas, educando a la comunidad, tenemos que hacer que nuestra gente participe en la credencialización y voten. Al tener más votos tendremos más poder, más voz”.

Aunque no tan satisfecho, Fabián Morales, representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) lo considera un avance: “mucha de nuestra gente independientemente de que puedan votar, por lo menos tendrán una credencial más con la que le se pueden identificar”.

Morales dijo que la insatisfacción se debe a que se ha estado luchando para se les dé derechos políticos plenos a los mexicanos en el exterior “y se nos está dando de a pedacitos”.

“Lo que aprobaron en dicha reforma es un avance en general, pero que tiene muchos vacíos porque no se ha hablado sobre el presupuesto y porque para él hay un periodo muy corto para credencializar”, dijo Carlos Arango, consejero del IME y afiliado al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En cuanto a las campañas informativas Arango dijo que la mayor responsabilidad de educar la tiene el INE. “El que tiene el recurso para hacerlo es el Instituto Nacional Electoral (INE). Los grupos de comunidad pueden hacerlo, quizás se pudiera negociar que, de alguna manera, ellos filtren algún tipo de recursos para hacer campañas de educación e información”.

Una de los aspectos que destacó Luis Gutiérrez, presidente de Federación de Clubes Michoacanos en Illinois (FEDECMI), es que debe haber migrantes en puestos de representación proporcional, algo que no se aprobó en el paquete de reforma electoral. “Se tiene que considerar la perspectiva del propio actor inmigrante, se tiene que implementar, gente que conozca cómo funciona las comunidades mexicanas en los Estados Unidos. No pueden seguir diseñando políticas públicas detrás de los escritorios”.

Gutiérrez espera que haya mecanismos de implementación que sean más viables a fin de que garanticen una mayor participación de los mexicanos en los procesos electorales.

La Dra. Leticia Calderón, analista del Instituto Mora, dijo durante una charla sobre el voto de los mexicanos en el extranjero en Casa Michoacán que hay que tener mesura “porque los tiempos que ponen en la ley son muy acotados para esa credencialización de 12 millones de personas”.

Calderón dijo que habría 90 días para que la gente fuera a credencializarse. “Hay que estar muy atento a los tiempos, que serán como dentro de tres años no ahora”.

“La credencial para elector con fotografía… de facto ya no sirve sino es del año 2009. La nueva credencial será válida por diez años y va decir INE”. Las credenciales emitidas en 2003, por ejemplo, no son ya válidas.

Si bien hay tres modalidades para sufragar -correo postal, de forma electrónica y presencial-, Calderón dijo que de acuerdo a estudios resulta más barato si el voto es electrónico. “El voto electrónico baja casi el 30% de los costos. Pero lo malo es que lo dejaron mixto. Y eso es muy complicado auditar, creo que eso lo van afinar”.

“Un experto dijo que era preferible tener una sola manera de votar porque era auditable de principio a fin y no había ningún tipo de fuga posible. En cambio acá tienes que auditar tres tipos de elecciones distintas”, comentó Calderón, durante la plática en la que estuvo presente la Coalición Mexicana por los Derechos Políticos Plenos en Exterior, en Casa Michoacán.

La analista citó datos del Hispanic Pew Center en los que se revela que “el uso de tecnologías por comunidades de latinos y mexicanos no tenía el rango más alto de utilización, sin embargo, resulta que casi el 87% tenían teléfonos celulares”.

También dijo que la edad promedio de mexicanos en el extranjero es de 26 años de edad, “por encima de la edad promedio de los mexicanos en México y los salvadoreños están que por los 16 años. Entonces, cuál es el dato: es que son ciudadanos cibernéticos”.

El méxicoamericano Francisco Martínez no es un inmigrante sino un nativo de la tecnología. Tiene 20 años y es un futuro votante binacional, ya que por sus padres michoacanos obtuvo la ciudadanía mexicana. Hace poco sacó su credencial de elector y espera pronto votar para las elecciones mexicanas.

“Aunque nací en Chicago no me puedo olvidar de mis raíces, soy mexicano. Como a muchos jóvenes de los Estados Unidos nos mandan a México en el verano y pues allá veo lo que está pasando en ciudad Hidalgo y de la política”, añadió Martínez, quien es coordinador de alcance comunitario.