Polémico código de vestimenta en el golf femenino

Están prohíbidos los escotes y las faldas cortas. Y quien no cumpla las normas será penalizado, advierte la Asociación Profesional de Golf Femenino (LPGA, por sus siglas en inglés)
Polémico código de vestimenta en el golf femenino
Paige Spinarac arremete contra el nuevo código de vestimenta

La polémica está servida con el nuevo código de vestimenta establecido por la Asociación Profesional de Golf femenino (LPGA) estadounidense.

Este mes de julio la directora del ente regulador del circuito femeninol, Vicki Goetze-Ackerman, envió un correo  con un listado de prendas que ya no están permitidas en los torneos.

Queda terminantemente prohibido el uso de escotes. Los leggins podrán utilizarse solo debajo de un pantalón corto o una falda. La longitud de las faldas o shorts deberán ser lo suficientemente largos como para evitar cualquier imprevisto o descuido.

Los vaqueros elegantes están permitidos, pero no deben tener cortes ni agujeros. Las multas por violar el nuevo código de vestimenta será de mil dólares y se duplicará con cada incidencia.

Con esta nueva norma, la LPGA busca hacer que las jugadoras se presenten de “forma profesional para reflejar una imagen positiva para el juego”, según detalló Heather Daly-Donofrio, directora de comunicación.

Los hombres tampoco quedan exentos de normas, pero son mucho más leves y afecta  en menor medida. No pueden usar vaqueros rotos y es obligatorio el uso de ropa con cuello(polos o camisas).

Históricamente, el golf no es el deporte que más se ha adaptado a los tiempos, apostando por la igualdad. El machismo siempre se ha cuestionado dentro de sus filas, ya que es un deporte en el que la participación de la mujer es cuestionada. El Masters de Augusta fue uno de los primeros torneos en abrir sus puertas a dos socias, hace apenas cinco años atrás.

Actualmente, el porcentaje de golfistas mujeres continúa por debajo del 15 por ciento, y la petición de las competidoras para participar en un Masters de Augusta femenino se vio ignorada.

Jugadoras se revelan

Este nuevo código de vestimente no ayuda a visibilizar a la mujer como deportista, sino que se sigue señalando a sus participantes y cuestiónandolas más por la ropa que por sus habilidades en el juego.

Son muchas las jugadoras que no se han callado. En especial Paige Spinarac, una de las jugadoras considerada más sexy del torneo y una auténtica sensación en las redes sociales.

“En un mundo donde las mujeres se sexualizan de forma continua y no deseada, esta nueva regla sirve como otra razón más para que las mujeres se sientan avergonzadas de sus cuerpos, y un recordatorio de que para ser respetadas, deben alterar su comportamiento debido a la percepción exterior”, escribe la jugadora.

Así es como otra jugadora, Lexi Thompson, se mostró en una foto tomada para su cuenta de Instagram, haciendo burla de lo tapada que debe ir para poder jugar y que no la miren ni la juzguen.

Sin duda, el humor es la una buena forma de tomarse estas inciativas que, lejos de promover la igualdad en el deporte, sexualizan a la mujer.