Fraudulenta sentencia ecuatoriana es inejecutable contra subsidiaria canadiense de Chevron

Corte Suprema de Canadá rechazó la solicitud de reabrir el juicio
desestimado

SAN RAMÓN, Calif.–(BUSINESS WIRE)–lt;a href="https://twitter.com/hashtag/Amazonía?src=hash" target="_blank"gt;#Amazoníalt;/agt;–La Corte Suprema de Canadá desestimó una solicitud para revisar la
decisión de la Corte de Apelaciones de Ontario que determinó que la
sentencia ecuatoriana por $9.500 millones contra Chevron Corporation no
puede ser ejecutada contra Chevron Canada Limited, una subsidiaria
indirecta. La decisión de la Corte de Apelaciones de Ontario, que ya es
definitiva, desestimó todos los reclamos contra Chevron Canada Limited,
al sostener que esta es una entidad separada de Chevron Corporation y
que sus acciones y activos no pueden ser incautados por quienes procuran
ejecutar la corrupta sentencia ecuatoriana. Tribunales estadounidenses,
así como un tribunal internacional con sede en La Haya, han determinado
que dicha sentencia ecuatoriana se obtuvo mediante fraude, soborno y
corrupción.

“Nos complace que el tribunal más alto de Canadá haya puesto fin a los
intentos de los abogados demandantes por ejecutar su fraudulenta
sentencia ecuatoriana contra la subsidiaria indirecta de Chevron en
Canadá”, dijo R. Hewitt Pate, vicepresidente y director legal de Chevron
Corporation. “Los tribunales canadienses han rechazado los esfuerzos de
los demandantes en procura de eludir la decisión de los tribunales
estadounidenses que resolvieron que la sentencia ecuatoriana contra
Chevron se obtuvo mediante soborno, fraude y extorsión. Cualquier otro
esfuerzo de los abogados demandantes para dar continuidad a esta demanda
en Canadá, sería un abuso del sistema jurídico de ese país y un derroche
de sus recursos judiciales”.

Atento a que Chevron Corporation nunca ha tenido activos en Ecuador, los
demandantes, liderados por el abogado estadounidense Steven Donziger
—sobre quien pesa una suspensión de su licencia profesional de abogado y
un fallo judicial por asociación ilícita para delinquir— intentan
ejecutar la sentencia judicial ecuatoriana en otras jurisdicciones.
Donziger y sus asociados habían intentado ejecutar la sentencia
ecuatoriana tanto contra Chevron Corporation —que no cuenta con activos
en Canadá—, como contra Chevron Canada Limited, que ni siquiera formaba
parte del juicio ecuatoriano. La decisión judicial canadiense comentada
confirma, de manera definitiva, que ellos no pueden ir tras las
acciones, ni tras los activos de Chevron Canada Limited.

El pasado septiembre, un tribunal internacional administrado por la
Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, emitió un laudo a favor de
Chevron y de su subsidiaria indirecta, Texaco Petroleum Company, en el
que establece que la República de Ecuador violó sus obligaciones bajo
los tratados internacionales, acuerdos de inversión y el derecho
internacional. El tribunal aludido -de manera unánime, incluyendo al
árbitro seleccionado por el Ecuador- consideró que la sentencia por
$9.500 millones de dólares que fuera dictada en 2011 contra Chevron en
Lago Agrio, Ecuador, fue obtenida por medio de fraude, sobornos y
corrupción, y que ella se basa en reclamos que ya habían sido acordados
y resueltos con Ecuador en años anteriores. El tribunal concluyó que la
fraudulenta sentencia ecuatoriana “viola el orden público internacional”
y “no debe ser reconocida o ejecutada por los tribunales de otros
Estados”. Como cuestión de derecho internacional, ese laudo confirma que
Chevron no está obligado a cumplir con la sentencia ecuatoriana.

En 2011, los demandantes obtuvieron una sentencia por $9.500 millones de
dólares dictada contra Chevron por un tribunal ecuatoriano, pero, en
2014, un tribunal federal de los EE. UU. determinó que dicha sentencia
fue producto de fraude y actividades del crimen organizado, incluyendo
extorsión, lavado de dinero, fraude electrónico, manipulación de
testigos, sobornos a funcionarios judiciales, violaciones a la Ley
Contra Prácticas Corruptas Extranjeras y obstrucción de justicia. El
tribunal prohibió la ejecución de la sentencia ecuatoriana en Estados
Unidos. Esa decisión es definitiva luego de que fuera confirmada
unánimemente por un tribunal de apelaciones de los EE. UU. y de que su
revisión fuera rechazada por la Corte Suprema de dicho país.

En 2018, Donziger fue suspendido de ejercer su profesión de abogado en
el estado de Nueva York y en Washington DC, como consecuencia de su
conducta ilegal para obtener la sentencia ecuatoriana.

Los esfuerzos de los demandantes para tratar de ejecutar la sentencia en
otras jurisdicciones alrededor del mundo también han fallado:

  • En noviembre de 2017, el Tribunal Superior de Justicia de Brasil
    rechazó, por unanimidad, el intento de ejecutar la sentencia
    ecuatoriana en dicho país. El Fiscal General Adjunto de Brasil afirmó
    entonces que la sentencia fue “emitida de forma irregular,
    especialmente bajo evidentes actos de corrupción”
  • Esto fue seguido de un fallo dictado por un tribunal argentino, en
    octubre de 2017, que también denegó el reconocimiento de la sentencia
    ecuatoriana. Un tribunal de apelaciones confirmó dicha sentencia en
    julio de 2018, alegando falta de competencia.
  • En diciembre de 2015, la Corte Suprema de Gibraltar emitió una
    sentencia contra Amazonia Recovery Ltd., una empresa con sede en
    Gibraltar que fuera creada por los abogados e inversores de los
    demandantes para recibir y distribuir los fondos generados por la
    sentencia ecuatoriana. Esa sentencia otorgó a Chevron $28 millones de
    dólares por daños y perjuicios y emitió un mandato permanente contra
    Amazonia que impide que esa empresa ayude o apoye en el caso contra
    Chevron, de cualquier manera. En mayo de 2018, ese tribunal dictó un
    fallo similar contra los directores de Amazonia, del Frente de Defensa
    de la Amazonía y del abogado ecuatoriano Pablo Fajardo, por el rol que
    ellos tuvieron tratando de ejecutar la sentencia fraudulenta, esta vez
    otorgando $38 millones de dólares adicionales a favor de Chevron, por
    daños y perjuicios.

Chevron Corporation es una de las principales empresas integradas de
energía del mundo. Mediante sus filiales, que realizan negocios en todo
el mundo, la empresa está involucrada en prácticamente todas las facetas
de la industria energética. Chevron explora, produce y transporta
petróleo crudo y gas natural; refina, comercializa y distribuye
combustibles y lubricantes; fabrica y vende productos petroquímicos y
aditivos; genera energía; y desarrolla y despliega tecnologías que
mejoran el valor de los negocios en todos los aspectos de las
operaciones de la empresa. Chevron tiene su sede en San Ramon,
California. Se puede obtener más información acerca de Chevron en: www.chevron.com
y más datos sobre el juicio fraudulento contra la empresa en Ecuador en: www.juiciocrudo.com.

Contacts

James Craig, asesor de comunicaciones de Chevron, +1 (925) 842-1319
(oficina) o +1 (832) 794-1630 (móvil)