Por Qué Algunos Expertos Predicen un Posible Aumento de Preparadores de Impuestos Fantasmas

Los profesionales en impuestos expresan la posibilidad de ramificaciones en la industria por la pandemia de la COVID-19

SACRAMENTO, Calif.–(BUSINESS WIRE)–Es un problema que continúa persiguiendo a los equipos federales y estatales encargados de hacer cumplir la ley. Las personas que se autoproclaman preparadores de impuestos “profesionales” y atraen a contribuyentes con tarifas bajas, generalmente haciendo alarde de reembolsos impositivos “grandes y rápidos”, luego desaparecen en cuanto se cumple el plazo límite de la declaración de impuestos.

“Finalmente, el contribuyente sufre un problema financiero, y es imposible localizar al preparador de impuestos. Ellos son los preparadores de impuestos fantasmas”, expresó Susie DiMaggio, presidente del Consejo de Educación Impositiva de California (California Tax Education Council, CTEC), organización sin fines de lucro con mandato estatal que gestiona el registro de 40 000 preparadores de impuestos.

“Estamos preocupados, ya que es posible que haya más de ellos por la pandemia de la COVID. Los estafadores son conocidos por aprovecharse de las dificultades, especialmente cuando hay estímulos y reembolsos impositivos adicionales en juego”, comentó DiMaggio.

Así es como los preparadores de impuestos fantasmas trabajan. Imprimen declaraciones de impuestos para los clientes, y les dicen que las firmen y las envíen por correo. Muchos contribuyentes no se dan cuenta de que la declaración de impuestos no muestra la firma del preparador de impuestos. En las declaraciones de impuestos presentadas electrónicamente, el nombre del preparador tampoco aparece. Estas declaraciones de impuestos se completan como “self prepared” (preparada individualmente).

“La ley le exige a los preparadores de impuestos pagos que firmen la declaración de impuestos del cliente”, explicó DiMaggio. “Esto es lo que hace que los llamados ‘fantasmas’ sean aterradores. Ellos no firman los documentos a propósito para no ser responsables de las consecuencias. Y existen muchas razones por las cuales prefieren mantenerse ocultos”.

Otras estafas típicas incluyen las siguientes:

  • Pegar una etiqueta comercial en la devolución de impuestos, en lugar de firmarla por su nombre. Los clientes obtienen la copia de etiqueta para que parezca que la firmaron; sin embargo, se presenta una copia en blanco sin una etiqueta comercial.
  • Declarar que “se olvidaron” de firmar la declaración de impuestos y prometer firmarla “después” de que reciban el pago de sus honorarios.
  • Solicitar el pago solo en efectivo sin otorgar un recibo.
  • Inventar ingresos para que sus clientes califiquen para créditos impositivos.
  • Reclamar deducciones falsas y aumentar el monto del reembolso.
  • Dirigir reembolsos a su cuenta bancaria en vez de a las cuentas de los contribuyentes.

Los contribuyentes de California siempre deben verificar que el preparador de impuestos esté legalmente calificado. La ley estatal exige que cualquier persona que prepare declaraciones de impuestos a cambio de honorarios debe ser abogado, contador público certificado (Certified Public Accountant, CPA), preparador de impuestos registrado en el Consejo de Educación Impositiva de California (CTEC-registered tax preparer, CRTP) o agente inscripto (enrolled agent, EA). Los contribuyentes pueden enviar denuncias anónimas de preparadores de impuestos no registrados a CTEC.org. Todas las denuncias se envían a la Junta de Franquicias de Impuestos de California (California Franchise Tax Board, FTB), brazo de cumplimiento del CTEC. Los preparadores de impuestos no registrados podrán enfrentar penalidades de hasta 5000 USD.

CTEC es una organización sin fines de lucro, que fue establecida en 1997 por la Legislatura del Estado de California, con el fin de proteger a los contribuyentes contra los preparadores de impuestos incompetentes y fraudulentos.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Gigi Jones I gjones@ctec.org I 916.296.6913