Una nueva encuesta revela que los norteamericanos creen que sus comunidades están mal preparadas para el envejecimiento de la población; los datos muestran un temor a envejecer debido a preocupaciones financieras y de salud

Guía de Regalos

Cerca de nueve de cada 10 personas que viven en los Estados Unidos creen que tendrán una larga vida, aun así el 40 por ciento cree que ser viejo es algo que se debe temer debido a las potenciales preocupaciones financieras y de salud, esto de acuerdo a la segunda encuesta anual del programa “Get Old”.

A pesar del incremento en las tasas de enfermedades crónicas, las cuales se espera afecten a cerca de la mitad (49%) de la población en los EE.UU. para el año 2025, los encuestados expresaron un sorpresivo grado de confort con el estado actual de su salud física, con un 88 por ciento reportando estar “a gusto”, “optimista” u “orgulloso” de su estado físico de salud.

Aunque la encuesta de Get Old del año pasado mostró que los norteamericanos son generalmente optimistas sobre el hecho que cada vez más personas viven más tiempo, éste año menos del 30 por ciento de los encuestados en diversas generaciones comentaron creer que sus comunidades están bien preparadas para apoyar a una población en envejecimiento.

En el 2030 se espera que diariamente más de 10,000 personas cumplan 65 años cada día, la encuesta de Get Old de éste año destaca la necesidad de la sociedad y sus individuos de reconsiderar cómo desean envejecer.

“Gran parte de cómo envejecemos depende de nosotros” comenta la Dr. Freda Lewis-Hall, Directora General de Salud de Pfizer. “Actuar hoy para mejorar su salud incrementa las posibilidades de disfrutar una vida más larga, activa y satisfactoria. Y ahora es el momento de ayudar a nuestras comunidades a prepararse para cumplir con las necesidades de las personas mayores, para el beneficio de todos”.

Las enfermedades crónicas son la principal causa de discapacidad en los EE.UU. y muchas pueden ser prevenidas o retrasadas a través de cambios simples en el estilo de vida. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, eliminar tres factores de riesgo – una mala dieta, inactividad y el tabaquismo – puede prevenir el 80 por ciento de las enfermedades cardiovasculares y eventos cerebro-vasculares, 80 por ciento de la diabetes tipo 2, y 40 por ciento de los cánceres.

Para invitar a más personas a que tomen un rol más activo en su salud, Pfizer está trabajando con el grupo de apoyo Generations United y otros para pedir a los norteamericanos considerar: ¿Cómo quieren envejecer? Los participantes pueden compartir sus historias en el evento de hoy en Times Square patrocinado por Pfizer o en línea en www.GetOld.com. Get Old es una iniciativa creada por Pfizer hace un año para invitar al público a tener una conversación productiva y tomar acciones entorno al envejecimiento y el mejorar la calidad de vida.

Jack Andraka, un científico de 16 años que inventó un método revolucionario para detectar el cáncer de páncreas mientras era estudiante de primer año en la secundaria, y el reconocido experto en envejecimiento de 59 años y profesor en la Universidad de Illinois en la Escuela de Salud Pública de Chicago, Jay Olshansky, están entre aquellos que han compartido sus historias sobre cómo desean “Envejecer”. “Tomamos control sobre nuestras vidas todos los días”, comentó el Profesor Olshansky. “Fumamos cigarrillos, nos volvemos obesos, bebemos en exceso, nos exponemos al sol. Así que la primera lección es permitir que tu cuerpo viva de acuerdo a su potencial genético”.

Como una persona aún adolescente, Jack Andraka dice que ha aprendido de su familia que envejecer abre muchas oportunidades: “Aun cuando llegues a los 55 años, por ejemplo. Mi madre acaba de empezar a practicar la bicicleta de montaña. Hay muchas experiencias nuevas al envejecer”.

“Nuestras comunidades deberían ser lugares donde podemos crecer y envejecer y donde, sin importar la edad, nos sintamos conectados y comprometidos”, dijo Donna Butts, Directora Ejecutiva de Generations United, un grupo de apoyo enfocado en mejorar las vidas de niños, jóvenes y personas mayores a través de estrategias inter-generacionales, programas y políticas públicas. “Las buenas comunidades, como ‘vidas bien vividas’, no ocurren por sí solas. Requieren de una planeación cuidadosa y de su fomento. Empecemos a pensar sobre lo que necesitamos hacer para prepararnos para unos Estados Unidos más saludables y más viejos”.

Principales hallazgos de la encuesta

La desconexión entre cómo actuamos y cómo aspiramos a envejecer toma relevancia a medida que comenzamos a sentir los efectos del envejecimiento.

Mientras que todas las generaciones encuestadas, desde los jóvenes de la llamada generación milenio (Millennials) entre 18 y 32 años a la más grande generación (mayores de 68 años), expresaron su preocupación por envejecer, estas inquietudes empiezan a aumentar alrededor de los 40 años, cuando los norteamericanos empiezan a priorizar su salud física sobre la sabiduría y riqueza.

Las preocupaciones económicas también influyen en las personas a medida que envejecen. El principal temor entre los trabajadores Millennials y Boomer encuestados (61 por ciento) es no poder encontrar un nuevo empleo en caso de perder el actual. Por otra parte, los miembros de la generación X y de la más grande generación están más preocupados por no poder retirarse cuando lo deseen (57 por ciento del total).

Tan sólo un 17 por ciento de los encuestados creen que sus comunidades están preparadas para ofrecer atención en casa para los adultos mayores, y sólo el 20 por ciento cree que sus comunidades están listas para ofrecer servicios de salud. Casi la mitad de los encuestados comentaron que sus ciudades no están preparadas para cubrir las necesidades de transporte de los adultos mayores.

Una gran mayoría (78%) de aquellos encuestados creen que las personas que trabajan después de su edad de retiro se mantienen saludables por más tiempo y son más felices, pero casi el 50 por ciento siente que su ciudad está mal preparada para ofrecer oportunidades de trabajo para una fuerza laboral en envejecimiento.

Adicionalmente:

  • Si bien los encuestados estuvieron de acuerdo sobre lo que se necesita para envejecer bien, una vez que son realmente viejos – incluyendo previsiones financieras sólidas y un testamento, también reportaron dificultades para conversar de estos temas con su familia: cerca del 40 por ciento reportó sentirse más incomodo al pedir a sus padres dejar de manejar que al discutir temas relacionados a la muerte.
  • Más de la mitad de los encuestados comentó que de tener la habilidad, volverían en el tiempo a una edad más temprana.

La Encuesta de Get Old de 2013 fue llevada a cabo por Harris Interactive e incluyó a 1,000 encuestados de la población en general en los EE.UU. mayores de 18 años. La encuesta se llevó a cabo entre el 25 de marzo y el 12 de abril de 2013 mediante entrevistas telefónicas.