El futbol reúne a padre e hijos en Chicago, 20 años después  

Los hermanos Sergio y Hugo Cua, ambos futbolistas de Guatemala, estuvieron en Chicago donde se reencontraron con su padre

Pedro Cua Sánchez con sus dos hijos, Sergio y Hugo.
Pedro Cua Sánchez con sus dos hijos, Sergio y Hugo.
Foto: Javier Quiroz / La Raza

Después de 20 años sin verlos, Pedro Cua Sánchez, quien reside en Los Ángeles, California, finalmente se reencontró con dos de sus hijos futbolistas que vinieron desde Guatemala a Chicago en una gira de preparación del equipo América de Salcajá de la Segunda División guatemalteca.

Sánchez emigró desde su natal Salcajá, Guatemala, a Los Ángeles, hace 20 años, donde ha trabajado en una fábrica de ropa y distribuyendo volantes en las calles de Los Ángeles. El esfuerzo ha valido a la pena porque sus hijos han salido adelante, dijo el padre orgulloso.

La gira del equipo guatemalteco significó la oportunidad que Don Pedro no desaprovechó. El América de Salcajá disputó dos amistosos en Chicago como preparación para iniciar esta semana el campeonato en Guatemala.

“Al verlos sentí una emoción tan grande y tan bonita, ya estaba ansioso por quererlos abrazar”, dijo emocionado el padre de siete hijos. “Son mis hijos y me vine para que ellos salieran adelante, traté de trabajar para que estudiaran y nada les faltara”.

Su hijo Sergio Cua llegó a Chicago con el América de Salcaja, del cual es el presidente, y su hermano Hugo Cua, que es jugador activo. Ambos no ocultaron la emoción de ver a su papá.

“Dios me dio la oportunidad de estar frente al equipo como presidente y, sin quererlo, al traer al América a Estados Unidos también me permitió acercarme a alguien que nos dio la vida que es nuestro papá”, expresó Sergio.

Su hermano Hugo añadió emocionado y entre lágrimas: “para mí es una gran satisfacción y me llena de mucho orgullo verlo”.

“Si Dios quiere en un año me regreso, ya uno no tiene la misma energía de cuando era joven”, dijo Don Pedro.