Hispano hace huelga de hambre para recuperar casa perdida en Illinois

Guía de Regalos

Hispano hace huelga de hambre para recuperar casa perdida en Illinois
Javier Guerrero se puso en huelga de hambre para tartar de recuperar la casa que perdió en Forest Park, Illinois, por no pagar impuestos.
Foto: EFE

Un hispano de Chicago emprendió una huelga de hambre frente a su casa, heredada junto a sus hermanos de su padre hace doce años antes de su muerte, tratando de recuperarla tras haberla perdido por falta de pago de impuestos.

Acampado afuera de su casa en la calle Circle en Forest Park, a pocas millas al oeste de Chicago, el mexicano Javier Guerrero dijo que el municipio de la pequeña ciudad vendió su casa, en donde vivía desde 1990, por falta de pago de impuestos.

Guerrero afirmó que su padre Jesús Murillo, quien falleció en el 2005 a la edad de 74 años, compró la casa en 1990 y antes de morir se la dejó a él y a sus 13 hermanos.

No obstante, después de la muerte de su padre, un inmigrante mexicano de Zacatecas, los hermanos nunca pudieron ponerse de acuerdo para cambiar el título del inmueble.

Así, como ninguno de los hermanos tomó posesión legal de la casa, nadie pagó los impuestos de la propiedad que con el paso del tiempo se acumularon hasta alcanzar la suma de 35 mil dólares y al ver que nadie los pagaba la ciudad puso la propiedad a subasta pública.

Recientemente, un hombre la compró pagando los impuestos atrasados y cuando Guerrero intentó comprársela de nuevo éste fijó el precio en 75 mil dólares, algo con lo cual Guerrero no estuvo de acuerdo, por lo que empezó su huelga de hambre el pasado 31 de diciembre del 2016.

“Este es un caso de que las autoridades tengan sensibilidad y humanidad a lo que nos pasa a nosotros”, manifestó Guerrero.

Durante una junta se informó al hispano que en cualquier momento pueden venir los efectivos de la oficina del alguacil a desalojarlo a él, su esposa y sus cuatro hijos, uno de ellos con autismo.

Guerrero, de 52 años, nacido en Zacatecas (México) pero criado en la zona de Chicago, reconoció también que al no llegar a un acuerdo con sus hermanos la humilde casa quedó casi abandonada ya que ninguno hizo reparaciones.

De recuperarla, mencionó el mexicano, estaría dispuesto a realizar algunas reparaciones interiores sobre todo para comodidad de su familia, en especial de su hijo Dante, de 4 años de edad, quien sufre de autismo.