Por qué no es una buena idea una pelea entre Floyd Mayweather y Conor McGregor

El tan esperado enfrentamiento parece estar un paso más cerca de concretarse luego que el excampeón de boxeo admitiera por primera vez que podría regresar al cuadrilátero
Por qué no es una buena idea una pelea entre Floyd Mayweather y Conor McGregor

El dinero tendrá la última palabra en la saga que protagonizan Floyd Mayweather y Conor McGregor.

Si hay un botín de millones de dólares asegurados para el boxeador y para luchador es muy probable que se concrete el esperado combate entre dos de los peleadores más mediáticos de los últimos años.

Lo que no es garantía es que eso sea una buena noticia para los aficionados.

Esta semana Mayweather admitió por primera vez en una entrevista con ESPN que podría ser tentado de salir de su retiro para enfrentar a la gran estrella del Ultimate Fighting Championship, el UFC, principal promotor en el mundo de las artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés).

“Soy un hombre de negocios y por negocio tiene sentido”, reconoció quien fuera campeón de boxeo en cinco divisiones.

Conor McGregor vence a Mayweather
El irlandés publicó esta imagen luego de que se transmitió la entrevista con Mayweather.

El pugilista estadounidense, que colgó los guantes en 2015 con un registro invicto de 49-0, comentó que ha habido conversaciones con los representantes de McGregor.

“Tratamos de hacer realidad la pelea con Conor McGregor. Ellos saben mi número. Mi número son US$100 millones garantizados. Ese es mi número”, dijo.

Soy un hombre de negocios y por negocio tiene sentido": Floyd Mayweather.
Soy un hombre de negocios y por negocio tiene sentido”: Floyd Mayweather.

“Estamos dispuestos de ofrecerle US$15 millones y luego podemos hablar de dividir los porcentajes de lo recaudado en la televisión pago por ver”, agregó Mayweather.

McGregor había dicho con anterioridad que el estaba dispuesto a pelear por una bolsa de US$100 millones, pero cualquier acuerdo debe contar con el beneplácito del UFC.

Muchas palabras, poca acción

El irlandés, que en un principio había retado a Mayweather a un combate bajo las reglas del UFC, aceptó que sólo iba a ser persuadido si la pelea se lleva a cabo en un cuadrilátero, razón por la que obtuvo la licencia de boxeo en California.

Tras conocer las condiciones del pugilista estadounidense, McGregor publicó un mensaje en su cuenta de Twitter donde se veía una caricatura con Mayweather en la lona y el texto “Llámame C.J Watson!”, en referencia al jugador de baloncesto que tuvo una relación con Josie Harris, madre de tres niños de Mayweather.

El irlandés Conor McGregor insiste en retar a Mayweather.
El irlandés Conor McGregor insiste en retar a Mayweather.

Harris acusó al boxeador de abusar físicamente de ella por lo que Mayweather fue condenado por abuso doméstico en 2011 y condenado a dos meses de prisión.

Este intercambio de dardos aviva la expectativas por una pelea que promete ser una de las más taquilleras de la historia, pero que para mucha gente podría defraudar en el aspecto deportivo.

El argumento es que este tipo de fusiones o mezclas de estilos suelen ser un fracaso.

De hecho, nunca han funcionado.

¿Primera vez?

Pasó en 1976, cuando el que fue el más grandes boxeador de todos los tiempos aceptó subir a un cuadrilátero para enfrentar al luchador japonés más famoso del momento.

Pero la pelea entre Mohamed Alí y Antonio Inoki fue una farsa.

El boxeador había aceptado el desafío -y los US$6 millones- porque creía que todo iba a ser una actuación, pero cuando llegó a Japón se dio cuenta que tanto Inoki como sus seguidores tenían una actitud mucho más seria.

Apenas sonó la campana del primer asalto, Inoki se lanzó con los dos pies por delante contra Alí, pero el boxeador lo pudo esquivar fácilmente sin problemas.

A partir de allí lo que evolucionó fue un espectáculo dantesco por lo vergonzoso que fue, con el japonés de espaldas en el suelo tratando de patear a Alí y el campeón mundial de boxeo esquivándolo.

Alí lanzó sólo ¡seis golpes! en una pelea que se extendió por 15 asaltos y que terminó en empate.

Otro fracaso fue el duelo entre el gigante boxeador Eric Esch y el luchador profesional Bart Gunn.

Esch sólo necesitó un par de golpes para mandar a la lona a Gunn. Cuando se recuperó, Esch conectó un violento derechazo que acabó con el esperado combate.

El riesgo

Cuesta pensar que Mayweather pondrá en riesgo su inmaculado récord si no está seguro de la victoria, o que el UFC expondrá a su luchador más valioso a una humillación pública.

Bob Arum, uno de los principales promotores de boxeo y quien trabajó con Mayweather durante 10 años, cree que la sola idea de una pelea es algo “absurdo”.

“Si Floyd pelea contra McGregor bajo las reglas de la MMA será liquidado por McGregor“, declaró Arum a RTE, la cadena pública de comunicaciones de la República de Irlanda.

McGregor en un ring con Floyd Mayweather o con cualquier otro boxeador razonablemente bueno sería destruido en una pelea de boxeo”, agregó.

Más brutal y más moderno: cómo el fenómeno de las Artes Marciales Mixtas está noqueando al boxeo

“Son dos deportes completamente diferentes y hablar de una pelea entre Conor y Mayweather es simplemente palabras, no un enfrentamiento competitivo”.

Por eso es que será difícil que la pelea se haga realidad, pero de ocurrir lo más recomendable es controlar las expectativas, o acaso no recuerdan lo que pasó con la llamada “pelea del siglo” entre Mayweather y Manny Pacquiao.

Y en ese caso fueron dos leyendas de un mismo deporte.