Tribunal Supremo escucha caso de mexicano muerto a manos de Patrulla Fronteriza

El hecho se remonta a 2010, cuando el agente Jesús Mesa le disparó al joven desarmado Sergio Adrián Hernández Güereca
Tribunal Supremo escucha caso de mexicano muerto a manos de Patrulla Fronteriza

WASHINGTON.- La familia del adolescente mexicano, Sergio Adrián Hernández Güereca, lleva casi siete años pidiendo justicia por su muerte a manos de la Patrulla Fronteriza, y este martes, en su primera audiencia bajo la Administración Trump, el Tribunal Supremo escuchó los argumentos del caso que arrastra enormes repercusiones legales.

Un video captado en un teléfono celular muestra el incidente del 7 de junio de 2010 entre El Paso (Texas) y Ciudad Juárez (México), cuando el agente fronterizo, Jesús Mesa, dispara contra el joven desarmado, a unos 60 pies ya en el lado mexicano.

Hernández tenía apenas 15 años cuando murió mientras jugaba con tres amigos a tocar la valla divisoria. El caso ante el Tribunal Supremo, cuyo dictamen está previsto para junio próximo, determinará si la familia de Hernández puede demandar al agente y obtener indemnización.

A la salida de la audiencia, uno de los abogados de Hernández Güereca, Bob Hilliard, explicó que, en última instancia, el objetivo del caso es “restringir a la Patrulla Fronteriza en el suroeste de la frontera, en sus interacciones con ciudadanos mexicanos”.

Otro abogado de la familia, Cristóbal Galindo, explicó que la familia busca una indemnización, no precisada, porque Mesa debió respetar las leyes, y sugirió que el Congreso debería aprobar una “ley privada” para que la familia de Hernández Güereca pueda demandar en un tribunal federal en Texas.

Loading the player...

Pero el abogado de Mesa, Randolph Ortega, insistió ante los ocho magistrados, y posteriormente ante la prensa, en que su cliente actuó en defensa propia, y que la familia de la víctima no tiene derecho a una demanda porque Hernández Güereca ya estaba en suelo mexicano.

El abogado Randolph Ortega, aseguró que el agente fronterizo actuó en defensa propia. Foto: María Peña/Impremedia
El abogado Randolph Ortega, aseguró que el agente fronterizo actuó en defensa propia. Foto: María Peña/Impremedia

Ortega advirtió que si el Tribunal Supremo permite que prospere una demanda por parte de la familia de la víctima, eso abriría la puerta a que en el futuro otros extranjeros entablen demandas contra militares por incidentes con aviones no tripulados.

Según datos oficiales, entre 2005 y 2013 ha habido al menos 40 incidentes de tiroteos en la frontera común, seis de ellos con resultados mortales.

Preguntado al respecto por este diario, Hilliard dejó entrever que las directrices de Inmigración develadas hoy por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) sólo empeorarán la situación en la frontera, y los tribunales deben vigilar las acciones del Ejecutivo.

La guía del DHS “intensifica el peligro, si no hay una Constitución cuando un agente fronterizo interactúa con la gente que quiere deportar…lo que ocurre ahora, y va a ocurrir más, es que habrá más necesidad de vigilar la conducta del Ejecutivo, de la Patrulla Fronteriza, por parte del sistema judicial”, explicó.

“Le corresponde al Tribunal Supremo revisar (las acciones del) Gobierno, la constitucionalidad de las acciones de un agente fronterizo en suelo estadounidense… determinar si tiene o no restricciones al disparar” contra un joven desarmado a través de la frontera, enfatizó.

El área donde ocurrió el incidente es una alcantarilla de aproximadamente 180 pies de ancho, y tiene un puente ferroviario que une a ambos países y está construido sobre amplias columnas.

Según documentos presentados por Hilliard, Hernández Güereca y tres amigos jugaban a tocar la valla cuando Mesa se apareció en su bicicleta y agarró a uno de ellos, mientras el resto logró huir.  Hernández Güereca se escondió detrás de una de las columnas del puente en el lado mexicano, y fue herido de muerte por una de las tres balas que disparó Mesa.

Las autoridades federales mantienen que Mesa actuó en defensa propia al verse rodeado de individuos que lo atacaban con piedras, aun cuando un video captado con un teléfono celular contradice ese argumento.

El gobierno de México no logró la extradición de Mesa para someterlo a la Justicia, pero ha presentado un documento –conocido legalmente como “amigo de la corte” (“amicus brief”)- en señal de respaldo a la familia de Hernández Güereca.

Entre los escenarios posibles, el Tribunal Supremo podría registrar un empate técnico de 4-4 –porque aún no se ha confirmado al noveno juez vitalicio-, lo que lo devolvería al Noveno Circuito de Apelaciones, que determinó que la familia de la víctima no puede demandar a Mesa.