Cae una pieza del ‘ajedréz legal’ que llevó a Neymar al Barcelona

Condenan a un representante del futbolista a cinco años de prisión en Brasil

Guía de Regalos

Cae una pieza del ‘ajedréz legal’ que llevó a Neymar al Barcelona
Neymar ve caer una pieza clave en la operación que lo llevó al Barcelona.

El empresario Wagner Ribeiro, que cuidó del traspaso millonario de Neymar al Barcelona, fue condenado hoy por la justicia brasileña en primera instancia a cinco años y cuatro meses de prisión, en régimen semiabierto, por el delito de evasión de impuestos.

Ribeiro podrá recurrir la condena en libertad, pero deberá entregar su pasaporte a las autoridades, según informó la Justicia Federal de Sao Paulo.

El tribunal aceptó la denuncia presentada por el Ministerio Público Federal, que señaló que el empresario “suprimió y redujo impuesto de renta al omitir en sus declaraciones de 2002 a 2005 los rendimientos tributables y no comprobó el origen de depósitos” en sus cuentas bancarias.

Según las investigaciones, Ribeiro tuvo un lucro de 4,3 millones de reales (1,2 millones de dólares actuales) entre 2002 y 2005, pero en su declaración de renta presentó un valor de aproximadamente 580.000 reales (unos 174.000 dólares).

El juez Marcio Assad Guardia resaltó que la discrepancia de valores demuestra que el empresario presentó “información falsa” al Fisco y recordó la “notoria actividad profesional” de Ribeiro, quien “intermedia transacciones millonarias entre jugadores y clubes profesionales con valores ostentosos, entre ellos Neymar“.

Para el magistrado, una sola transacción de ese calibre “bastaría para demostrar” que los valores declarados a la administración son “inferiores a los rendimientos conseguidos“.

Para definir la condena, el juez también tuvo en cuenta unas declaraciones realizadas por Ribeiro, quien “instiga públicamente a otras personas, con gran capacidad contributiva, a comportarse de forma idéntica“.

De acuerdo con el comunicado de la Justicia Federal de Sao Paulo, Guardia se refirió a unas declaraciones realizadas por el agente cuando la justicia bloqueó 188 millones de reales de Neymar. En aquel entonces el empresario sugirió al padre del futbolista que enviase todo su dinero a paraísos fiscales.

Además de Neymar, Ribeiro también fue representante de Robinho y actualmente trabaja con internacionales brasileños como Lucas Moura, del PSG; Lucas Lima, del Santos; y Gabigol, del Inter de Milán.