Joven salvadoreño, promesa del fútbol fue deportado por ganar una beca

Lizandro Claros Saravia era considerado una de las mejores promesas en el país
Sigue a La Raza en Facebook
Joven salvadoreño, promesa del fútbol fue deportado por ganar una beca

Dos hermanos salvadoreños fueron deportados a su país natal ayer, luego de que ICE los detuvo el viernes en Baltimore en una revisión de rutina, informó el Washington Post.

Lizandro Claros Saravia, de 19 años, y su hermano Diego, 22, residían Gaithersburg, Maryland y ambos fueron descritos como buenos muchachos que no tenían record criminal.

De hecho, Lizandro, considerado una de las estrellas juveniles de fútbol en la nación, había ganado una beca para jugar en una  universidad, lo cual contó a los agentes de ICE que lo detuvieron y esto terminó por jugar en su contra, ya que solo unos días después fueron deportados, en lo que su abogado Nick Katz consideró uno de los procesos de deportación más rápida que ha visto, en declaraciones que recoge el Whashington Post.

“Los agentes de ICE me dijeron que estaban deportando a los chicos porque Lizandro ingresó a la universidad, y eso demostró que tenían intención de permanecer en los Estados Unidos”, dijo Katz.

Sobre los hermanos Claros Saravia habían una orden de expulsión emitida por un juez en 2012, y aunque hubo una suspensión de dicha orden en 2013, las solicitudes posteriores fueron denegadas por lo que había la orden de deportación.

“Estos muchachos no hicieron algo mal… estos chicos han sobresalido”, dijo el maestro Heather Bradely, quien enseñó inglés como segunda lengua a Diego.

Lizandro y Diego se graduaron de la preparatoria Quince Orchard High School.

El entrenador de Lizandro, Matt Ney, dijo que su pupilo iba a partir el miércoles para iniciar las prácticas en Louisburg College, en Carolina del Norte.

El Bethesda Soccer Club, equipo en donde jugó Lizando por cuatro años, está planeando recolectar fondos apra ayudar a su exjugador y su hermano en El Salvador.

El lunes, miembros del equipo de fútbol protestaron afuera del edificio del Departamento de Seguridad Nacional.