La respuesta del canciller de Venezuela a la “opción militar” de Trump

Jorge Arreaza, ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, dijo que EEUU quiere "arrastrar a América Latina a un conflicto"

Guía de Regalos

La respuesta del canciller de Venezuela a la “opción militar” de Trump
El canciller venezolano Jorge Arreaza.

El jefe de la diplomacia en Venezuela, Jorge Arreaza, dijo el sábado que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pretende “arrastrar a América Latina y al Caribe a un conflicto”, luego de que este declaró que no descartaba una opción militar en el país sudamericano.

El canciller calificó las declaraciones de Trump como “inamistosas y hostiles” y dijo que estas eran “a todas luces violatorias” de lo contemplado en la Carta de la Organización de Naciones Unidas y en las normas del derecho internacional.

El mandatario estadounidense señaló durante una conferencia de prensa el viernes que su gobierno tiene “muchas opciones respecto a Venezuela, incluida una posible opción militar si es necesaria”.

“Tenemos tropas desplegadas por todo el mundo en lugares que están muy lejos. Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y está muriendo “, continuó.

El gobierno de Caracas declaró que con sus declaraciones “belicistas”, Washington representa una “amenaza directa” contra la paz y la independencia de Venezuela.

Arreaza denunció también que las palabras del presidente Trump llegasen “a tan solo un día” de que el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, hubiese anunciado su deseo de restablecer las relaciones políticas con Estados Unidos.

Pero, en la noche del viernes la Casa Blanca informó que Maduro solicitó hablar por teléfono con Trump y que éste respondió que conversarán cuando “se restablezca la democracia” en Venezuela.

El canciller finalmente llamó a las organizaciones internacionales y a los foros multilaterales a que “pongan freno a la más agresiva acción del imperio estadounidense contra el pueblo venezolano en más de 100 años”.

Reacción internacional

Venezuela se encuentra en una grave crisis política, económica y social. Los más de cuatro meses de protestas antigubernamentales registran un balance de más de 120 muertos, heridos, detenidos y cuantiosos daños materiales.

La semana pasada en Venezuela comenzó a sesionar la ANC, un suprapoder conformado exclusivamente por chavistas por el boicot de la oposición, que exigía un referendo previo.

Su instauración fue condenada por 12 países de América y el Caribe en la llamada “Declaración de Lima”, además de Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros.

El bloque comercial Mercosur, que la semana pasada suspendió indefinidamente a Venezuela, se pronunció el sábado en contra de las declaraciones de Trump.

“El repudio a la violencia y a cualquier opción militar que envuelva el uso de la fuerza es inamovible y constituye base fundamental de la convivencia democrática, tanto en el plano interno como en el de las relaciones internacionales”, afirmó la organización en un comunicado divulgado por la Cancillería brasileña.