Trump llegó a Arizona para insistir en el muro, sin ofrecer perdón a Arpaio

Donald Trump realiza su primera visita presidencial a Arizona
Sigue a La Raza en Facebook
Trump llegó a Arizona para insistir en el muro, sin ofrecer perdón a Arpaio
El presidente Trump visita una oficina de la Patrulla Fronteriza en Yuma, Arizona.

WASHINGTON.-  Restando drama a su primera visita presidencial en Arizona, el presidente Donald Trump inició este martes una gira por Yuma y Phoenix para insistir en la construcción de un muro fronterizo y reforzar la seguridad fronteriza, aunque por ahora no ofreció un perdón al atribulado exalguacil del Condado de Maricopa, Joe Arpaio.

La visita había generado gran expectativa, y la repulsa de grupos pro-inmigrantes, porque presuntamente Trump anunciaría un perdón para Arpaio, condenado por desacato criminal y quien recibirá el próximo 5 de octubre una sentencia de hasta seis meses en prisión.

Pero  la posibilidad de ese perdón presidencial, una semana después de sus controvertidas declaraciones por la violencia en Charlottesville (Virginia) –en las que culpó tanto a supremacistas blancos como a grupos antirracismo- generó una fuerte condena de grupos cívicos y defensores de los inmigrantes, y de algunos grupos conservadores.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo a los periodistas que viajan con Trump que en el mitin político en Phoenix esta noche “no habrá discusión de eso en ningún momento, y no se tomará ninguna acción en ese frente hoy”.

Huckabee Sanders no explicó esa decisión  pero, según observadores, el temor a que el perdón a Arpaio pudiese servir de gasolina en un ambiente con fuertes tensiones raciales a nivel nacional pudo jugar un factor determinante.

La semana pasada, Trump dijo a la cadena televisiva Fox News que estaba dando “seria consideración” a un perdón para Arpaio, quien estuvo entre los primeros y pocos líderes republicanos que apoyaron su candidatura presidencial el año pasado.

Arpaio fue condenado por desacato criminal por desafiar las órdenes de un tribunal federal de cesar la persecución de inmigrantes indocumentados sin causa probable. Huckabee Sanders no precisó si Trump otorgará o no el perdón a Arpaio, y cuándo.

Pero la postergación de esa decisión ha servido como una especie de “anticlímax” a una visita donde Trump, quien lleva una racha de mala prensa, esperaba un baño de multitudes por su línea dura contra la inmigración ilegal.

Previo a su llegada a Arizona, donde en junio de 2015 delineó su política de “mano dura” contra los inmigrantes indocumentados, funcionarios de alto rango del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) destacaron el descenso en los cruces ilegales en la frontera entre enero y julio pasados como prueba de que esa política está surtiendo efecto.

El gobierno de Trump mantiene firme su proyecto del muro fronterizo. Getty Images

Calles blindadas y manifestaciones por todas partes

Con calles blindadas en el centro de Phoenix, ante la posibilidad de enfrentamientos entre miles de manifestantes y grupos cívicos a favor y en contra de Trump, el mandatario primero visitó una base aérea en Yuma, donde vio de primera mano los equipos militares para resguardar las fronteras, incluyendo un avión no tripulado “Predator”, un helicóptero, y una nave.

Trump también sostuvo una reunión privada con autoridades de la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CBP) y, sin hacer declaraciones a la prensa, prosiguió su visita a Phoenix, donde tenía previsto participar en un mitin para su reelección en 2020 en el Centro de Convenciones.

Es que, la pregunta en boca de todos, especialmente a raíz de la violencia en Charlottesville (Virginia), es si en el encuentro en Phoenix, Trump logrará ser “presidencial” y aplacará las tensiones o si, por el contrario, sumará a las controversias que persiguen a su gobierno.

Las autoridades no han dicho cuántas personas participarán en el mitin, pero el Centro de Convenciones tiene capacidad para 29,000 personas.

Las altas temperaturas, de 105 grados Farenheit, no han sido lo único que han caldeado los ánimos en Phoenix, donde las autoridades extremaron las medidas de seguridad para evitar actos de violencia, tomando en cuenta que Arizona figura entre el puñado de estados que permiten la libre portación de armas, sin tener que ocultarlas.

Miles de activistas de grupos religiosos, cívicos y sindicalistas tenían previsto tomarse las calles céntricas de la capital de Arizona para expresar su repudio a Trump, en particular por el esperado perdón a Arpaio.

El mitin político de Trump sería, en ese sentido, una demostración de fuerza no solo de sus partidarios sino también de grupos opuestos a su gestión.

Arpaio no fue invitado al mitin político y aunque no fue perdonado hoy, eso no frenó las continuas declaraciones de condena de líderes demócratas y grupos progresistas afines.

Yuma como escaparate de la lucha contra la inmigración ilegal

Funcionarios de alto rango del DHS afirmaron hoy que el combate contra la inmigración ilegal está surtiendo efecto bajo la Administración Trump y que, pese a los logros, aún hay necesidad de un muro fronterizo y de más agentes para perseguir a inmigrantes indocumentados al interior del país.

Entre el 1 de enero y el pasado 31 de julio, agentes de la Patrulla Fronteriza arrestaron 126,472 inmigrantes que intentaban cruzar ilegalmente la frontera, lo que equivale a un declive del 46% en el nivel de arrestos respecto al mismo período en 2016.

De este total, 62, 687 eran “no mexicanos”, lo que equivale a un descenso del 47% respecto al mismo periodo de siete meses el año pasado.

Mientras, el número de niños no acompañados arrestados entre enero y julio pasados totalizó 14, 282, es decir, un declive del 54% respecto al mismo periodo en 2016.

Respecto al incremento en la vigilancia al interior de EEUU desde que Trump firmó una orden ejecutiva migratoria en enero pasado, los agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) han arrestado a más de 91,000 inmigrantes “sin papeles” o que se quedaron en el país con visas vencidas.

Esa cifra refleja un aumento de más del 43% respecto al mismo período en 2016.  Del total de arrestados al interior de EEUU, alrededor de 65,000 tenía condenas criminales.

Ausentes del mitin en Phoenix estuvieron el alcalde de la ciudad, el demócrata Greg Stanton, y los senadores republicanos de Arizona, John McCain y Jeff Flake, y el gobernador Doug Doucey.

Stanton celebró que, a su juicio, el activismo de grupos proinmigrantes, como Puente Arizona, Mi Familia Vota, y Promise Arizona, frenaron los planes de Trump de perdonar a Arpaio.

McCain, quien ha chocado con el mandatario en varios temas, está bajo tratamiento de quimioterapia, y Flake es  otro acérrimo crítico de Trump, quien ha prometido hacer lo propio para apoyar a su rival y desbancarlo de su escaño el próximo año.

Trump está acompañado en esta gira por su jefe de Gabinete, John Kelly; la secretaria interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke; el director interino de ICE, Tom Homan; el comisionado interino de la CBP, Kevin McAleenan, y varios de sus asesores.