Al fin pudo llegar María Celeste Arrarás a ayudar a Puerto Rico

Después de la polémica
Al fin pudo llegar María Celeste Arrarás a ayudar a Puerto Rico
María Celeste Arrarás y Olga Tañón.

Se comprometieron a traer ayuda a su patria y así cumplieron. Ayer la cantante Olga Tañón y la presentadora de Al rojo vivo, María Celeste Arrarás, acompañadas de la empresaria Adriana Vargas y el ejecutivo Francisco Cerezo, aterrizaron en el aeropuerto Rafael Hernández, en Aguadilla, con las manos llenas de ayuda. También con el compromiso de cerciorarse que los suministros están llegando a las familias despojadas de lo que tenían por el huracán María.

“Quiero dar las gracias primero a Dios y a tanta gente que ha recogido y nos ha llevado a los almacenes de Unidos por Puerto Rico para poder darle movilidad a esto. Cuando nos llaman para ver estos almacenes, y vemos la cantidad de alimentos que había, me maravillé de los ángeles que nos toca conocer en la vida y nos permitieron movilizar la ayuda”, dijo Olga Tañón quien llegó junto con su esposo, Billy Denizard.

Entre los atrasos del vuelo, el mucho protocolo que tuvieron que pasar para sacar una parte de los 4.5 mil libras de provisiones, pasaron horas y las artistas no pudieron encontrarse con el reguetonero Don Omar, con quien repartirían parte de la ayuda. Sin embargo, Olga y María Celeste se mantuvieron en el área de los almacenes para entregar los suministros al Club Rotario y al grupo sin fines de lucro Migrant Health Center, que se encargarían de llevarlos a familias que perdieron todo en el suroeste de la Isla.

“Aquí no había llegado nadie hasta el día de hoy, eso es inaudito. La gente del Club Rotario no había recibido nada ni del Migrant Health Center. Ellos fueron citados aquí para recibir su mercancía. Esto sí es ayuda verdadera, toda esta gente ha sido entrevistada, mandamos gente a ver si los grupos eran fidedignos y estamos seguros que la ayuda llegará”, indicó la animadora de Telemundo.

El grupo regresaría ayer en la tarde a Florida. Mientras, también ayer, salieron cuatro aviones rumbo a Estados Unidos con 120 enfermos, entre ellos niños apoyados por el grupo humanitario Orange Blossom y Puerto Rico Relief Committee.