El Tesoro admite que la reforma tributaria no compensará el déficit que crea

Este departamento concede que habrá que hacer recortes de gasto público
El Tesoro admite que la reforma tributaria no compensará el déficit que crea
Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin./David McNew/Getty Images
Foto: Getty Images

La profunda, compleja y aún no del todo conocida reforma tributaria que estos días están conciliando las cámaras del Congreso ha merecido un análisis que cabe en una sola página por parte del Tesoro.

En este somero análisis, el Tesoro, dirigido por Steven Mnuchin, explica que a diferencia de lo que los legisladores republicanos y el presidente defienden para justificar profundos recortes de taxes, el efecto en el crecimiento de estos no será suficiente para pagar su costo.

Para cubrir el profundo agujero en el déficit, el Tesoro cuenta con que además haya una “reforma regulatoria, desarrollo de infraestructura y una reforma en los programas de ayuda social (welfare)”.

La semana pasada, Paul Ryan adelantó que se necesitará reducir el gasto en programas de salud (Medicare y Medicaid) además de programas de ayudas sociales para reducir un déficit que el Comité Conjunto de Tributos (JCT en sus siglas en inglés) calcula que será de un billón de dólares (one trillion en inglés) más en los próximos 10 años por los recortes de impuestos planteados por la reforma tributaria conservadora.

El JCT calcula que el déficit que causará la reforma tributaria sumará $1.4 billones y el estímulo que logrará apenas conseguirá compensar $458,000 millones.

Es algo que repiten la mayor parte de los economistas y grupos de estudio que aseguran que este plan crea un déficit imposible de compensar con el aumento del crecimiento económico, algo que tiene serias consecuencias para el futuro. Recortes de gastos y aumento de la deuda son algunas de las consecuencias más inmediatas.

Mnuchin ha defendido que los recortes fiscales pagarán ellos solos por sí mismos pero ahora su departamento contempla que van a ser necesarios muchos recortes entre otros cambios para que esta nueva estructura fiscal funcione.

El informe, en el que faltan modelos de análisis, se cuenta con que el país crezca a un ritmo del 2.9%, algo que está siendo constantemente criticado como una condición imposible porque no es una tasa de crecimiento que históricamente se mantenga en una economía desarollada.

?>