Inmigrante se casó cuatro veces en tres años, le deniegan la ‘green card’ y juez lo salva

Un caso que no se registra todos los días
Inmigrante se casó cuatro veces en tres años, le deniegan la ‘green card’ y juez lo salva
Imágenes de archivo de un proceso de naturalización y de una insignia de ICE.
Foto: (Getty Images / ICE)

Llegó a Estados Unidos en marzo de 2008 con un visado de turista, pero se quedó en el país más tiempo del permitido.

Un año después, en abril de 2009, se casó con una ciudadana estadounidense, lo que le podía permitir quedarse en el país temporalmente y, a los dos años, obtener la residencia permanente. Pero anuló el matrimonio en diciembre de ese año.

En marzo de 2010, volvió a casarse, pero se divorció en abril de 2011. Un mes después, en mayo, volvió a casarse, y se divorció en julio de 2012. En diciembre de ese año volvió a casarse, por cuarta vez.

Tres de sus esposas iniciaron el procedimiento I-130 para conseguir la residencia permanente, pero la segunda no acudió a la entrevista, y la tercera ni siquiera pudo contestar si le había regalado un anillo de pedida.

La cuarta, Yolanda, también lo intentó, pero el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) denegó su petición basándose en las evidencias “sustantivas y probatorias” de que su intento anterior había sido un fraude destinado a obtener la residencia permanente.

La mujer presentó una reclamación contra USCIS, y un corte federal determinó este lunes que la agencia federal no fundamentó de forma suficiente su decisión en contra de este ciudadano de Ghana, Aning Kyeremeh.

El hombre había aportado su declaración fiscal, seguro del carro y facturas de teléfono para probar que su matrimonio era legítimo, pero USCIS estimó que tenían “poco valor probatorio” y eran “fácilmente falsificables”, según informa la web Law 360.

El juez, sin embargo, consideró que, generalmente, USCIS se basa en esos documentos para determinar si un matrimonio es legítimo, por lo que considera su decisión “arbitraria y caprichosa”, instando a la agencia a reconsiderarla.