¿Por qué algunos niños y embarazadas comen tierra, barro… o heces animales?

Niños de 1 a 6 años con mayor posibilidad de presentar pica
¿Por qué algunos niños y embarazadas comen tierra, barro… o heces animales?
Foto: Myriam Zilles / Pixabay

Es común saber de niños a los que les gusta comer tierra, papel, arena, entre otras cosas no comestibles. También algunas mujeres durante en el embarazo sienten “antojos” fuera de lo normal. En ambos casos podría deberse a que están viviendo un patrón que se llama pica.

Pica es un trastorno de ingestión de materiales no comestibles. Se observa más en niños pequeños que en adultos. Son comportamientos que tienen del 10% al 30% de los infantes de 1 a 6 años de edad.

Hasta cierto punto es normal que los niños muerdan o coman algunas veces objetos no comestibles, sin embrago, cuando se vuelve una práctica recurrente durante al menos un mes, podría tratarse de pica.

Crédito: Pxhere

Mujeres embarazadas también pueden presentar pica, el antojo de comer elementos no alimenticios como tierra y barro, lo que puede estar relacionado con falta de ciertos nutrientes como el hierro y zinc, refiere la Academia Americana de Médicos de Familia.

La pica también puede darse en adultos que ansían sentir una cierta textura en la boca o a personas con discapacidades intelectuales y del desarrollo, como el autismo.

Materiales comunes a ingerir  

  • Heces de animales
  • Barro
  • Tierra
  • Bolas de pelo
  • Hielo
  • Pintura
  • Arena

Síntomas

Además de ingerir de manera constante los elementos no alimenticios, y dependiendo de lo que se esté comiendo y cuánto, pueden presentarse otros problemas, tales como:

  • Dolor de estómago
  • Náuseas
  • Lesiones en los dientes
  • Un bloqueo o desgarro intestinal (por comer objetos duros, como piedras)
  • Fatiga
  • Problemas de conducta
  • Envenenamiento por plomo (por comer pintura descascarada que contiene plomo) o mala nutrición
  • Infecciones (por los organismos y parásitos que ingresan en el cuerpo y causan enfermedades)

La pica no se puede prevenir

Se recomienda prestar mucha atención a los hábitos alimenticios y supervisar a los niños que tienden a meterse cosas en la boca, así es posible que pueda detectar el trastorno de forma temprana.

La mayoría de los niños superan la pica a medida que crecen. Generalmente desaparece en unos pocos meses.

Si a su hijo lo han diagnosticado pica, puede reducir su riesgo de comer elementos no comestibles si los mantiene fuera del alcance en su hogar. También supervise sus juegos al aire libre.

No existe un examen único para la pica. Su médico puede ordenar pruebas, como análisis de sangre o radiografías. Estas pueden detectar posibles anemias, buscar toxinas en la sangre y detectar obstrucciones en los intestinos.

Le puede interesar: Orinoterapia: ¿Por qué no debes beber tu orina?