Preocupa a comerciantes y vecinos el futuro del Discount Mall de La Villita

Vendedores de ese centro comercial sufren incertidumbre y quieren reunirse con el nuevo dueño para que los considere en los cambios. La empresa Novak Construction asegura que no habrá planes de desarrollo este año porque busca entender mejor el mercado y la comunidad
Preocupa a comerciantes y vecinos el futuro del Discount Mall de La Villita
El Discount Mall en Little Village Plaza, en La Villita. (Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Getty Images

Los planes del nuevo propietario de una plazoleta comercial en La Villita, en la que se ubica el Discount Mall, tienen en vilo a comerciantes que por más de dos décadas han vendido su mercancía en ese espacio del histórico barrio latino del suroeste de Chicago. Estos vendedores buscan ser incluidos en los futuros cambios por lo que quieren reunirse con la empresa desarrolladora, Novak Construction.

Hay incertidumbre en los vendedores del Discount Mall porque temen no ser todos incluidos en los planes de la nueva desarrolladora. Una de las posibles opciones de esa empresa, según los comerciantes, es el traer al complejo comercial a empresas nacionales.

Little Village Plaza se ubica en la Calle 26, a la altura de la calle S Albany y a unos pasos del emblemático arco del barrio mexicano de La Villita. Esa plaza comercial la conforman el Discount Mall, una lavandería, una clínica comunitaria, una Walgreens y una panadería, entre otros negocios.

El Discount Mall alberga a unos 150 vendedores que se dedican, entre otros productos, a la venta de zapatos, joyería, juguetes, artesanía, productos comestibles mexicanos, trajes de charro, trajes típicos mexicanos, vestidos de quinceañera y de promociones, ropones para bautizos, trajes de primera comunión, vestidos de inditos, imágenes de la Virgen de Guadalupe y hasta comales para hacer las tortillas.

Además de que ese mercado ha sido cuna de emprendedores mexicanos, los comerciantes y residentes de La Villita dicen que muchos de los productos que ofrecen representan las tradiciones y cultura mexicana.

Kocoy Malagón tiene un negocio de ropa para mujeres en el Discount Mall de La Villita. (Belhú Sanabria / La Raza)

“Para la gente de la comunidad y la que viene de otros estados a comprar al Discount Mall somos un ícono, ellos [los compradores] traen su dinero y lo dejan aquí en La Villita y al mismo tiempo en lo que compran un vestido y yo se los arreglo, ellos van y comen en los restaurantes de la Calle 26, todos somos una cadena que nos necesitamos”, explicó Kocoy Malagón, quien tiene un negocio de vestidos de fiesta y ropa de graduación para damas en ese centro comercial.

Para Malagón, este negocio significa abrir una puerta al progreso. “Este negocio me ha dado la oportunidad de ser una pequeña empresaria y dar empleo a jóvenes. Y para superarme me fui a la escuela y aprendí costura para ofrecer un mejor servicio a los clientes”, dijo.

El diario Chicago Sun-Times informó en marzo que la empresa Novak Construction finalizó la compra del Little Village Plaza por $17.5 millones a inicios de febrero. Y que John Novak, presidente y fundador de Novak Construction, dijo que el Discount Mall podría no ser “el mejor uso de la propiedad”.

Los comerciantes dicen que el nuevo propietario de Little Village Plaza quiere traer empresas nacionales a la plazoleta comercial y posiblemente cerrar o reducir ese centro comercial por lo que les preocupa su futuro incierto como inquilinos del Discount Mall, inaugurado en 1991.

Verónica Porras ha trabajado en una tienda de ropa para bautizos y comuniones por 25 años. Dice que la dueña paga de renta $1,100 semanales. “Hay rumores de que quieren hacer un gimnasio, una Target, que posiblemente dejen la mitad del mall o que se van a reducir los espacios, pero no hay nada concreto”, mencionó.

Verónica Porras ha trabajado en una tienda de ropa para bautizos y comuniones en Discount Mall por 25 años. (Belhú Sanabria / La Raza)

Los vendedores realizaron una reunión comunitaria en días recientes para hablar sobre el posible cierre de ese centro comercial. Estos comerciantes ahora dicen que continuarán unidos y seguirán organizándose hasta conseguir ser incluidos en los planes de Novak.

Anahí Ayala vende cobijas, juguetes, joyería, gorras y carteras. Ella cuenta que todos los vendedores alquilan los espacios y que el pago es semanal. “Yo pago $450 semanales, hay otros vendedores que pagan $1,000 o $1,100 semanales. Hay que echarle ganas para sacar esa cantidad, para tener tu puesto y comprar mercadería”.

“Lo único que queremos es que no nos excluyan del plan y que si van hacer un cambio que sea con todos los vendedores”, mencionó Ayala.

Entre mascarillas, playeras y vestidos encontramos a María Torres, quien compraba mascarillas artesanales.“He venido siempre a comprar productos mexicanos con mis hermanos y mis padres, sería muy triste que cierren el mall”, dijo.

Baltazar Enríquez, director ejecutivo del Concilio Comunitario de La Villita, dijo que los vendedores quieren dialogar con Novak y piden que se incluya a todos los comerciantes en los cambios. “De repente se les olvidan esos 29 años que tiene esta gente allí, ¿les vas a decir de la noche a la mañana que quieres que se muevan?”, mencionó.

Anahí Ayala vende cobijas, juguetes, joyería, gorras y carteras en el Discount Mall de La Villita. (Belhú Sanabria / La Raza)

“Ese Discount Mall no ha cambiado ni un ladrillo”

“Nosotros queremos que Novak se siente a platicar con nosotros, que nos tome en cuenta para el cambio, sabemos que va a haber un cambio. Este mall para el dinero que genera debe estar en mejores condiciones. Pagamos lo suficiente y demandamos algo digno para la comunidad, para los comerciantes y para los clientes. Sí queremos ser incluidos en el plan con una renta asequible y que todos los vendedores sean incluidos, no solo algunos”, enfatizó Malagón.

El abogado Roberto Martínez, que representa a los vendedores, dijo que buscarán dialogar con la empresa Novak y que mientras eso suceda esperan contar con el apoyo de la comunidad en su lucha.

El concejal George Cárdenas (D-12), en cuyo distrito se ubica el complejo comercial, fue enfático al decir que él no tiene que ver nada con las relaciones económicas y contractuales de los comerciantes pero que sí supervisará e informará a la comunidad sobre el plan. “Si son planes que son parte de la comunidad tienen que ser públicos”, dijo.

De manera general Cárdenas explicó que la idea es crear un lugar comercial para que atraiga a una variedad de negocios. “El nuevo propietario quiere una cosa mucho más grande de lo que está allí, ahorita está horrible, no refleja que tiene 30 años. Ese Discount Mall no ha cambiado ni un ladrillo, no ha cambiado nada”.

Cárdenas dijo en parte que cuando vengan los cambios, él va apoyar a los comerciantes para que sean incluidos en el plan. “Le diré [al nuevo propietario] mira aquí tienes un grupo de empresarios que son prósperos y tienen buenos negocios, me gustaría que fueran incluidos en el plan… Voy apoyar a estos vendedores porque son viables y porque los necesitamos en la comunidad”, mencionó el concejal.

La Cámara de Comercio de La Villita indicó en una declaración dirigida a La Raza que aún no se han reunido con Novak con respecto a sus planes para el Discount Mall y que espera reunirse con ellos en un futuro próximo.

Por su parte, Karen Costantino, vicepresidenta de Novak Construction, dijo en una declaración dirigida a La Raza: “Después de comprar el centro de comercio de La Villita en febrero, los nuevos propietarios se han esforzado por proporcionar la atención necesaria a la propiedad que por años fue descuidada. Como esta plaza sirve como ancla para el distrito comercial de la Calle 26 es importante que la propiedad opere de una manera de primera clase. Aunque los rumores y la desinformación han rodeado la plaza durante meses, los nuevos propietarios desean comunicar que no habrá planes de desarrollo este año, ya que buscan entender mejor el mercado y la comunidad”.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois, la Robert R. McCormick Foundation, el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project y la Google News Initiative. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.