Recuerdan a ‘Panchita’, querida vendedora ambulante mexicana del Douglass Park de Chicago

Ignacia Espinoza falleció a los 62 años a causa de complicaciones de covid-19. Para ayudar a su familia se estableció una campaña de recaudación de fondos en GoFundMe

Ignacia Espinoza vendiendo dulces, cacahuates, fruta y semillas un verano en el Douglass Park. (Cortesía Familia Espinoza)

Ignacia Espinoza vendiendo dulces, cacahuates, fruta y semillas un verano en el Douglass Park. (Cortesía Familia Espinoza)

Para muchos de los vecinos que frecuentan el Douglass Park ya no será lo mismo, pues sentirán la ausencia de su vendedora ambulante favorita, doña ‘Panchita’, quien por más de tres décadas con carrito y canasta en mano vendió deliciosos antojitos mexicanos en ese parque al oeste de Chicago.   

Ignacia Espinoza, de 62 años, más conocida como ‘Panchita’, era muy querida en la comunidad por su amabilidad y porque le gustaba ayudar a la gente. Espinoza. madre de seis. hijos murió por complicaciones del coronavirus el pasado 26 de enero.

Gustavo Espinoza, de 63 años, recuerda a su esposa como una gran mujer, como una guerrera, una mujer luchadora por la vida. “Era una madre muy amable y abnegada con su familia”, dijo.

El 24 de febrero, los esposos Espinoza hubieran cumplido 42 años de matrimonio, pero las secuelas que le dejó el covid-19 a ‘Panchita’ le afectaron los pulmones, provocándole neumonía, lo que le causó la muerte.

Lorenzo Espinoza dice que su madre siempre fue una mujer guerrera que luchaba por lo que quería lograr. “Ella tuvo un sueño y lo logró, nos dejó un legado muy grande, de que siempre hay que luchar por lo que uno quiere. Fue una guerrera ella, siempre quiso lo mejor para nosotros, nos dio lo mejor que ella pudo dar”.

El esposo de Ignacia cuenta que en 1988, cuando emigraron con su familia de Guanajuato, México, a Estados Unidos, les fue difícil al comienzo salir adelante. Él estaba ganando muy poco dinero donde trabajaba por lo que su esposa, siguiendo el ejemplo de una hermana que se dedicaba a vender botanas, tomó la iniciativa de seguir sus pasos para sacar a sus hijos adelante. “Empezó a vender en los parques, caminando con una canasta, vendía cacahuates, semillas y chicharrones para llevar algo de comer a la casa”. 

Aunque con el tiempo lograron obtener una concesión con el Distrito de Parques de Chicago para operar un quiosco ambulante en el verano, ‘Panchita’ nunca dejó de vender sus botanas en su canasta por los alrededores del Douglass Park, dijo Gustavo Espinoza a La Raza. “Ya hace como 15 años que tenemos esa concesión en la que empezamos a vender más establecidos, elotes, frutas, dulces y todas las botanas”.

“Ella era una persona muy amable, muy amistosa, una mujer de mucho corazón, que si alguien no completaba su dinero le decía: ‘no mijo, tenga lléveselo’ o inclusive los estudiantes que iban a entrenar al parque a veces no traían dinero para un agua o una soda y ella les decía: ‘no mijo, tómate tu agua, tómate todo lo que tú quieras’ y está bien. Por eso mucha gente la quería, se fue ganando el cariño de la gente por la amabilidad de ella, por lo generosa que era”, mencionó Gustavo Espinoza a La Raza.

El carrito-canasta de mercancía con el que Ignacia Espinoza realizaba muchas de sus ventas. (Cortesía Familia Espinoza)

La vacuna salva vidas

Ignacia Espinoza contrajo covid-19 el 27 de diciembre y estuvo luchando por su vida en el hospital Monte Sinaí. Pero debido a complicaciones causadas por el coronavirus falleció el 26 de enero en ese nosocomio, según su esposo.  

‘Panchita’ no sufría de ninguna enfermedad crónica, tanto ella como su esposo no estaban vacunados contra el coronavirus por miedo.Los esposos Espinoza cambiaron de opinión con respecto a la vacuna y decidieron vacunarse, pero ‘Panchita’ no alcanzó a inocularse contra el coronavirus,ya que después de contraer el covid-19 le quedaron secuelas que no logró superar.

Actualmente su esposo Gustavo ya se administró la vacuna de covid-19 de manera completa.          

Karina Zúñiga abrió una página de GoFundMe a beneficio de doña ‘Panchita’ para ayudar con los gastos del funeral y al cierre de esta edición se habían recibido donaciones por $3,700.

Zúñiga conoció a ‘Panchita’ hace ocho años pues ella es la abuela de su novio Gabriel Contreras. “A la señora Ignacia la conocí en el parque, vendía frutas y elotes, ella se iba caminando en el Douglass Park con una canastita y un carrito con chicharrones y dulces y si un niño no tenía dinero para comprar un dulce, ella se lo daba. Las personas que jugaban la liga de ‘soccer’ la conocían por ‘Panchita’…”.

Gabriel Contreras, de 25 años, nieto mayor de ‘Panchita’ y a quien ella lo crio desde niño, dice que su abuela siempre les decía a sus nietos: “hay que trabajar duro para lograr sus sueños”.

Espinoza dijo que a su esposa la enterraron en el cementerio Evergreen el pasado 3 de febrero y que tuvieron que pedir préstamos para darle cristiana sepultura por lo que ahora lo que se recaude en la página de GoFundMe será para saldar esas deudas.  

Después de lo ocurrido con su madre por no estar vacunada contra el coronavirus, Lorenzo da un importante mensaje a la comunidad: “Le aconsejo a la gente que todavía duda de la vacuna que la vacuna salva vidas. Si yo pudiera regresar a mi madre la vacunaría”.

Usted puede ayudar

Para apoyar a la familia Espinoza haga una donación en la página de GoFundMe www.gofundme.com/f/ignacia-espinoza

En esta nota

Douglass Park vendedores ambulantes

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain