Nina Escobedo lleva su pasión por el vestuario a la industria de TV y cine de Chicago

Esta serie, del Departamento de Asuntos Culturales y Eventos Especiales (DCASE), le ha preguntado a residentes de Chicago que trabajan en la industria del cine sobre sus experiencias. http://chicagomade.us/. #ChicagoMade @ChicagoDCASE

Nina Escobedo, profesional de vestuario para cine y TV. (Cortesía DCASE)

Nina Escobedo, profesional de vestuario para cine y TV. (Cortesía DCASE)

Nina Escobedo atribuye a su abuela el haber encendido en su niñez lo que últimamente la llevó a convertirse en una profesional del vestuario en Chicago.

“Mi abuela me enseñó a coser a la edad de cuatro años”, recuerda Escobedo. “Empecé con botones y bordado y cuando tuve piernas lo suficientemente largas para usar el pedal de la máquina de coser, ella me enseñó a hacer fundas de almohada y delantales”.

Esa temprana tutela inspiró una honda pasión por el vestuario y los guardarropas en Escobedo. Tras dos años como supervisora de vestuario en la compañía de Teatro Lookingglass en Chicago, la pandemia de covid-19 le impuso a Escobedo un cambio. Escobedo, que vive en el lado norte de Chicago, es ahora parte del programa de desarrollo de fuerza de trabajo Chicago Made, una iniciativa que vincula a residentes con filmaciones de cine y televisión en la ciudad.

Escobedo recibió entrenamiento en el trabajo de parte de las vestuaristas Jennifer Jobst y Angela Verdino, del sindicato Local 769, mientras ellas se preparaban para la próxima película de Netflix que será filmada en los estudios de cine Cinespace Chicago.

“Estoy aquí para seguirlas mientras realizan juntas la producción y yo puedo ayudar siempre que esté supervisada”, explicó Escobedo, quien añadió que también ha tomado durante varios días clases vía Zoom en la que le explicaron la jerga y los procedimientos usados en una gran producción.

“En el trabajo, en el cine, no hay mucho tiempo para explicar cosas”, añadió ella. “Por ejemplo, en la jerga se dice ‘NBD’ (desayuno no deducible) y yo no tenía ni idea de lo que significaba. Todos me preguntaban: ‘Nina, ¿tuviste tu NBD?’ y yo no lo sabía”.

Originaria de Minnesota, Escobedo se mudó a Chicago para estudiar cosmetología en el Instituto 

Douglas J. Aveda en Lincoln Park. Luego ella dio lo que llamó un “giro a la izquierda” para trabajar en un salón de belleza. 

“Me di cuenta de que no era lo que quería hacer”, recordó, y últimamente escuchó sobre una vacante de supervisora de vestuario en Lookingglass, donde trabajó de 2018 a 2020. La pandemia provocó el final de su trabajo y Escobedo se halló sin empleo por primera vez.

“Era descorazonador y fue difícil navegarlo al principio”, dijo Escobedo.

Su desempleo duró poco. Una antigua colega le informó de la vacante en el departamento de vestuario en Shining Girls, serie thriller de Apple TV+ que debuta en abril estelarizada por Elisabeth Moss y Wagner Moura.

“Ellos dijeron ‘necesitamos a alguien que empiece mañana, ¿puedes hacerte una prueba de covid ahora mismo?’. Yo había estado sentada en mi sofá comiendo comida chatarra y salí corriendo para hacerme la prueba sin siquiera arreglarme”, dijo Escobedo.

Cuando su trabajo en Shining Girls estaba concluyendo, ella se enteró del programa Chicago Made. No estaba segura de mandar su solicitud, sobre todo porque solo había una vacante de personal de guardarropa. Pero ella se enfocó en ganarse el puesto: “La pandemia me hizo pensar ‘voy a sacar provecho de tanta oportunidad como pueda. ¿Por qué no, qué tengo que perder?’”.

Chicago Made le ha estado ofreciendo “el entrenamiento que yo deseaba tener” en mi previo trabajo en televisión, por lo que Escobedo valora que Jobst y Verdino le compartan su tiempo y su experiencia.

“Estoy muy feliz de estar con ellas, son muy pacientes y saben tanto… Ellas están trabajando pero dedican tiempo conmigo para explicarme todas estas cosas”.

A Escobedo le encanta aprender las diferencias entre el comparativamente largo paso del vestuario para teatro y la rapidez requerida para hacer eso para televisión. En el centro de ambos ambientes, con todo, está la solución de problemas, el aspecto de sus deberes que ella más aprecia.

“Amo este trabajo por la comunidad”, añadió ella. “Yo nunca me he dedicado a esto por el dinero, es mi pasión. Es fuego en mis entrañas”.

Lanzado a finales de 2021, con una segunda ronda de solicitudes por abrirse este verano, el programa de desarrollo laboral Chicago Made ofrece entrenamiento para el trabajo y colocación en empleos para residentes de Chicago de 24 a 50 años, especialmente de áreas desatendidas, para ayudar a satisfacer la creciente demanda de la industria de trabajadores calificados. El programa es una iniciativa de la Oficina de Cine de Chicago del Departamento de Asuntos Culturales y Eventos Especiales (DCASE por sus siglas en inglés) y de la consultora XD-TECH.

NBC Universal, Netflix, The Walt Disney Company y Warner Media ofrecen entrenamiento en set para el programa. Varias empresas y organizaciones locales, así como los sindicatos IATSE Local 476 y Local 600, también han dado apoyo.

15 producciones se filmaron en Chicago en el verano de 2021, una cifra récord que generó un impacto económico de casi $700 millones. El programa Chicago Made enlaza proyectos como estos con trabajadores de toda la ciudad.

PUBLICIDAD PATROCINADA  Esta serie, del Departamento de Asuntos Culturales y Eventos Especiales (DCASE), le ha preguntado a residentes de Chicago que trabajan en la industria del cine sobre sus experiencias. Conoce más en ChicagoMade.us y únete a la conversación en redes sociales usando #ChicagoMade.

En esta nota

DCASE Departamento de Asuntos Culturales y Eventos Especiales

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain