Boxeador de Chicago se levantó de la lona para noquear

Por primera vez en su carrera, Eddie Ramírez probó el sabor de la lona, y no le gustó.

“El Escorpión” se levantó, recargó su dosis letal de veneno y volvió con más ponzoña contra Kevin Watts, el único que se había atrevido a derribarlo.

Ramírez-Watts fue la pelea estelar la noche del martes 13 de septiembre en el casino Robinson Rancheria en Nice, California.

Al día siguiente, luego de  aterrizar en Chicago, “El Escorpión” visitó Chitown Futbol y declaró que, pese a la caída, está contento por su triunfo que lo pone ahora en 15-0.

Ramírez fue derribado en el segundo asalto, pero en el séptimo noqueó y acabó con Kevin Watts.

“Fue la primera caída y la última”, declaró el duranguense.

Eddie viajó a California desconfiando de los jueces, ya que Watts también estaba invicto (ahora 11-1), y sabía que tenía que noquearlo en su casa.

“Sé que tenía que ganar por nocaut y no podía dejarlo en las manos de ellos [los jueces]”, dijo Eddie.

“El Escorpión” cerró la entrevista diciendo que esáa preparado para peleas grandes “y lo que venga, estoy listo”.