Salga a votar y evite que Donald Trump divida al país

¿Le gustaría hacer algo de historia? Los hispanos que son ciudadanos naturalizados o nacidos aquí pueden hacer historia este 8 de noviembre. El país está en una encrucijada en que hay que decidir si seguir por un camino más moderado o darle un sesgo a la historia y llevar al país a la xenofobia, la intolerancia y el racismo.

Por primera vez tenemos como candidato presidencial republicano a un hombre de una grande fortuna inmobiliaria pero que promete de antemano querer deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados. Con una brocha gorda ya pintó a todos los mexicanos como “criminales, violadores y narcotraficantes”. Y el candidato republicano también promete construir un muro en la frontera y obligar a México a pagarlo.

Es por eso que la historia de este país está llamando a los votantes hispanos a ser la diferencia en  estas elecciones. Salir a votar el 8 de noviembre es imprescindible.

No sé si usted lector conoce algo de historia y de cómo se ha tratado a ciertas minorías en Europa y en otros lugares cuando un hombre fuerte de ideas extremas sube al poder. Es algo que hemos visto con frecuencia en otros países.

Donald Trump aún no llega a la Casa Blanca y aún no sabemos que haría si es que llegara a ocupar la Presidencia pero no podemos tomar el lujo y esperar a ver qué pasa. Es de vital importancia que este candidato no gane las elecciones.

De su contrincante no voy a decir mucho. Estoy consciente de la controversia sobre los correos electrónicos. Cada votante puede leer sobre sus posturas y darse cuenta de su plataforma.

Donald Trump, según su temperamento, sería un presidente beligerante que causaría división entre la gente del país y fomentaría el odio a las minorías, incluyendo a los hispanos.

En esencia el de Trump es un mensaje retrógrado: quiere regresar a un pasado idealizado en donde la mayoría blanca mandaba y las minorías estaban sujetas a muchas limitaciones.

Pero el país ya cambió y para empezar un afroamericano es el actual presidente y quizá muy pronto, si salemos todos a votar, una mujer será presidente del país por primera vez en su historia.

Recuerdo un discurso de Trump durante las elecciones primarias que me causó una grande impresión. En esa ocasión Trump dijo que el presidente Dwight D. Eisenhower había llevado una campaña de redadas “muy limpias” durante los años 50 cuando deportó a cerca de un millón de inmigrantes mexicanos. Cuando escuche esto de inmediato me dio la impresión de que Trump estaba tratando de maquillar un acto vergonzoso de este país para convencer a la gente que deportar en masa a millones de personas es un acto sin consecuencias. Nada más lejos de la verdad.

Por eso este martes 8 de noviembre no se quede en casa, salga a votar y muéstrele a Donald Trump que los hispanos estamos al lado correcto de la historia y no nos dejaremos engañar.