La Raza respalda a Hillary Clinton

La Raza apoya a Hillary Clinton para Presidenta de Estados Unidos. La Raza se opone a la candidatura de Donald Trump, rechaza su ideología extremista y racista, advierte contra el peligro del fascismo y denuncia que la campaña de Trump lleva a una convulsión sin precedentes en la sociedad, pone a prueba la fortaleza de la democracia y plantea una fuerte amenaza contra la libertad de prensa.
La Raza respalda a Hillary Clinton
Hillary Clinton.

La Raza apoya a Hillary Clinton para Presidenta de Estados Unidos.

La Raza se opone a la candidatura de Donald Trump, rechaza su ideología extremista y racista, advierte contra el peligro del fascismo y denuncia que la campaña de Trump lleva a una convulsión sin precedentes en la sociedad, pone a prueba la fortaleza de la democracia y plantea una fuerte amenaza contra la libertad de prensa.

La Raza rechaza y denuncia las expresiones, planes e incitación del trumpismo contra los latinos en Estados Unidos en general y los inmigrantes en particular.

Es la primera vez en cerca de una década que La Raza expresa su aval explícito a un candidato, pero la relevancia de la presente elección lo ha hecho imperativo.

Luego de apoyar la candidatura de Hillary Clinton a la presidencia, La Raza deja  claro que este apoyo no es incondicional, y que en defensa de los intereses de los hispanos seguirá de cerca las acciones de su gobierno y de ser necesario su editorial reflejará la crítica o la protesta.

Una vez en el poder, al que esperamos que llegue, la nueva presidenta deberá cumplir con las promesas que le granjearon el apoyo de los latinos. Entre ellas, promover una reforma migratoria en los primeros 100 días de su gobierno. Durante las primarias contra Bernie Sanders, Clinton prometió una reforma que lleve a la ciudadanía: “Necesitamos una reforma migratoria completa con una senda hacia la ciudadanía igualitaria y total. Si el Congreso no actúa, defenderé la acción ejecutiva del presidente Obama e iré más allá en mantener juntas a las familias. Daré fin a la detención de familias, cerraré los centros de detención privados y ayudaré a más gente a naturalizarse”, dijo Clinton.

En su plataforma oficial, Clinton promete también “solucionar el atraso en visas de familias”. Dijo: “llevaré a su fin las prohibiciones (de volver) de tres y de 10 años, que obligan a las familias a elegir entre permanecer en las sombras y tratar de obtener una tarjeta verde dejando el país y a sus seres queridos detrás”.

Pero la reforma migratoria es sólo una de nuestras inquietudes. También lo es el cuidado médico, que se expandió con Obamacare y que debe mantenerse y ampliarse. La candidata correctamente promete “expandir el acceso al cuidado de salud asequible para todas las familias. Debemos dejar que las familias -independientemente de su estado migratorio- adquieran seguro médico en los mercados de la Ley de Cuidado Asequible”.

Anotamos que Clinton reconoce la importancia de mantener y ampliar los planes de cobertura médica al alcance de la población.

En materia de educación, apoyamos el acceso que ha ofrecido para que más estudiantes puedan ingresar a las universidades y los colegios comunitarios. Nuestros alumnos salen endeudados o desertan de las escuelas al no poder pagar la carrera de sus sueños. Esa ayuda es crucial así como el enfoque en un currículo que los prepare para el mundo tecnológico y competitivo de hoy.

Además, apoyamos la creación de nuevos puestos de trabajo. Aunque el empleo ha mejorado relativamente, los salarios siguen siendo bajos para la gente de las minorías. Subir el salario a nivel federal debe ser prioridad para presionar a los estados a hacer lo mismo.

Es importante pues que la presidenta Hillary Clinton cumpla con las promesas de la candidata Hillary Clinton, en estos y otros temas de interés para la comunidad, como el apoyo para los veteranos de las Fuerzas Armadas, la reforma del sistema de financiación electoral, el respeto de los derechos de la gente LGBT y muchos más.

Y si bien no es una candidata perfecta, como se perfila por algunos de los documentos publicados por WikiLeaks, en estos momentos nuestro llamado es a unirse en torno a la candidatura histórica de quien sería la primera mujer presidenta para prevenir una crisis social y económica de terribles consecuencias si el elegido fuese Trump.