Grupo en Pilsen exige trabajos para hispanos en el estado de Illinois

Al preguntarle al hispano Marco Antonio Puente por qué le gustaría trabajar para el estado de Illinois, el contesto: “Porque trabajar para el estado garantiza bastantes prestaciones y un trabajo seguro con un buen salario”.  Puente, instructor de manejo de camiones de 58 años de edad, asistió a un reciente taller en Pilsen para informarse cómo solicitar un trabajo con el estado.

Pero antes de obtener el trabajo Puente debe pasar un número de etapas, como el proceso de aplicar, tomar un riguroso examen, pasar una entrevista y tener que esperar por un largo periodo hasta el día en que lo llamen.

Eso explica en parte, según una organización en Pilsen, por qué hay un número de hispanos trabajando para el estado de Illinois que no encaja con los grandes números que los hispanos representan como parte de la población del estado.

Un vistazo a las cifras de empleo en el estado comprueba que los hispanos no están bien representados en lo que a trabajos se refiere.

De los 46,872 empleados del estado, los hispanos solamente ocupan  2,749 trabajos, lo que equivale apenas al 5 por ciento.

Sin embargo, la población hispana es de dos millones treinta y cinco mil personas en Illinois y representan el 15.8 por ciento de los 12 millones de personas en todo el estado, según la Oficina del Censo.

Si todo fuera equitativo, los hispanos, según sus números, deberían ocupar cerca de 7,030 trabajos en el gobierno del estado y las cincuenta y dos agencias estatales.

Esto es algo que preocupa a la organización Alianza de Pilsen, la cual ha iniciado una campaña para reclutar solicitantes para los varios trabajos en el estado de Illinois.

Esta organización piensa que no es equitativo tener tan pocos latinos trabajando en las varias agencias del estado en comparación con su población y ha indicado que los funcionarios electos hispanos deberían también poner su granito de arena y alzar su voz.

“Claro, ellos como representantes deben dar a conocer las oportunidades y ayudar a capacitar a los hispanos para aplicar a estos trabajos”, opinó Byron Sigcho, director de la Alianza de Pilsen. Este grupo recientemente llevó a cabo un taller para informar a los hispanos sobre el complejo proceso de solicitar un trabajo con el estado.

La representante Elizabeth Hernández, del Distrito 24,  afirmó que su oficina está consciente de la discrepancia entre los grandes números de hispanos en Illinois y los pocos trabajos estatales que ellos tienen y apuntó que el Caucus Latino está viendo la manera de llevar este tema al frente.

Otro miembro de la Alianza de Pilsen, Bernardino Echeverría, dijo que la lucha por trabajos con el estado parece habérsele olvidado a la comunidad hispana y a sus líderes.

“Lo que necesita ahorita el hispano son trabajos bien pagados,” apunto Echeverría. “Necesitamos un porcentaje real a los números que somos en la ciudad y el estado”.