¡No ganes peso durante los días festivos!

Nutricionista ofrece recomendaciones que ayudan a no ganar libras y no indigestarse durante la temporada decembrina

Faltan pocos días para el inicio de las posadas; las reuniones de intercambio de regalos con amigos, familiares y compañeros de oficina; la tradicional cena de Navidad y del arribo del Año Nuevo. Como quien dice, nos encontramos en toda una cuenta regresiva para los días de gran comilona y, por ende, de agregarle unas libras de más a nuestro cuerpo.

Y es que son muy pocas las personas que se resisten a la tentación de saborear esos manjares culinarios y de repostería que de costumbre trae la Navidad. La mayoría de las personas tiende a romper todo esfuerzo que se ha hecho para mantenerse en forma durante todo el año.

Pero para no autosabotearse, la nutricionista registrada Claudia González, basada en Miami, Florida, asegura que se puede seguir ciertas recomendaciones que ayudan “a no ganar la una o dos libras fijas que los nuevos estudios dicen que la mayoría de las personas sube en promedio desde el Día de Acción de Gracias hasta Año Nuevo, o las cinco o 10 libras que se podrían ganar durante la temporada festiva si se come a diario en exceso”. ¡Toma nota!

1- Cuidar lo que se come antes de que llegue el gran evento

“Como uno sabe por anticipación cuándo es que se van a celebrar los eventos grandes festivos, entonces, resulta bueno ir preparando nuestro cuerpo tres o cuatro antes de éstos, con el control de la ingesta de calorías en nuestra alimentación diaria”, explica la autora del libro “Gordito no significa saludable”.

2-  No saltarse los alimentos básicos en el día de la fiesta

Lo peor que se puede hacer es llegar a una fiesta hambrienta y con ganas de comerse hasta las piedras.

“Cuando llega el día de la Posada, la Cena de Navidad o cualquier evento festivo, uno no debe privarse del desayuno ni del almuerzo a la espera de comer de todo durante la fiesta que, por lo regular, se hace en horas de la noche”, denota González. “Se debe desayunar y almorzar como de costumbre, pero tratando de comer menos carbohidratos y alimentos altos en azúcar”.

3- Comer algo antes de llegar a la fiesta

El comerse una ensalada o algo ligero antes de llegar a la fiesta ayuda mucho para tener control de lo que se come.

“Esto se debe a que uno llega a la fiesta sin mucha hambre y de esta forma puede seleccionar los alimentos que uno realmente desea comer durante el evento”, apunta la nutricionista.

4- Seleccionar de forma inteligente lo que se va a comer

Al llegar a la fiesta, González dice que se deben seleccionar los alimentos con inteligencia.

“Lo mejor es tomar un plato chico para servirse y colocar una buena porción de ensalada de vegetales frescos y de proteínas (carne de res, pollo, pavo, etc.)”, detalla la experta en nutrición. Y es que comer unas buenas porciones de proteína en vez de carbohidratos es lo más recomendado, porque éstas  llenan rápidamente y quitan el hambre”.

Selecciona lo que vas a ingerir de manera inteligente.
Selecciona lo que vas a ingerir de manera inteligente. /Shutterstock

5- Llevar a la fiesta un platillo para compartir

“Si uno no puede comer de todo o es de quienes gustan tener el control de las calorías que ingiere a diario, lo mejor es llevar a la fiesta un platillo preparado por uno mismo”, dice González. “Esto asegura que habrá en la fiesta un platillo bajo en calorías y con los ingredientes que no nos hacen daño en el caso que se sea intolerante al gluten o al azúcar, el trigo, etcétera”.

6- Escoger el postre con menos calorías

Los postres y dulces son por lo general los protagonistas de los eventos festivos decembrinos, así que la nutricionista recomienda seleccionar uno que tenga menos calorías y evitar la ingesta de una segunda porción de éste.

Selecciona el postre que tenga menos calorías.
Selecciona el postre que tenga menos calorías. /Shutterstock

7- Evitar lo más que se puede el consumo de licor

Todas las bebidas alcohólicas, particularmente las de mayor contenido de alcohol —como el whisky, brandy, tequila, vodka, por mencionar algunas—, aportan un alto nivel de calorías al organismo; así que se deben evitar o controlar. Y para esto último, González recomienda tomarse dos vasos de agua después de la ingesta de uno de licor, así el consumo de las bebidas alcohólicas será menor.

Las bebidas alcohólicas son las que aportan el nivel más alto de calorías.
Las bebidas alcohólicas son las que aportan el nivel más alto de calorías. /Shutterstock

8-  Llevar  agua mineral 

Como por lo regular, en la mayoría de las fiestas (particularmente latinas) se tienen más que todo sodas y bebidas alcohólicas (sobre todo cerveza, tequila, ron y vinos) que jugos no azucarados o agua regular o mineral, la nutricionista recomienda llevar a la fiesta botellas de agua regular o mineral con sabor a frutas y sin azúcar.