Llegó la hora de seguir un nuevo camino para Illinois

Illinois ha ido mal encaminado por un largo tiempo.

Una y otra vez, líderes han fallado en hacer cambios para disminuir los altísimos costos estatales que nos azotan año tras año y en crear los cambios estructurales para terminar con décadas de déficit del presupuesto.

Al contrario, los líderes de la Asamblea han decidido tomar ‘soluciones rápidas’ que sólo han empeorado la alarmante situación económica que enfrenta el estado. Como resultado, nuestro estado tiene $11 mil millones en deudas sin pagar y una población que está disminuyendo cada vez más. Por cierto, el año pasado Illinois perdió más de 44,000 residentes.

Es por eso que el gobernador Bruce Rauner y yo nos hemos mantenido firmes en no aceptar un presupuesto estatal desequilibrado el cual conllevaría a una tremenda alza a los impuestos. Muchos esperan que el gobernador le dé un visto bueno a dicho presupuesto, dar todo por finalizado y cada uno para su casa. No señores, la situación no es así de simple.

Hoy más que nunca es crítico que la Asamblea General apruebe de inmediato un presupuesto equilibrado y completo para finalizar las dificultades por las que está pasando nuestro estado. Asimismo, dicho presupuesto debe ser presentado junto con nuevas reformas bipartidistas para promover nuevos trabajos, disminuir los impuestos a la propiedad, mejorar la educación y promulgar un límite a la cantidad de mandatos. No podemos permitir que funcionarios electos se queden en el poder toda una vida.

Ya basta. Llegó la hora de hacer cambios para que el futuro de Illinois tenga seguridad fiscal.

El gobernador y yo hemos sido tajantes con estas ideas por varias razones. Primero, como todo gobernador es imperativo fomentar la creación de trabajos y para ello hay que implementar reformas que promulguen la creación de empleos.

En nuestras visitas por todo el estado, los empleadores mencionan dos asuntos inquietantes: tenemos el impuesto a la propiedad más alto del país y un sistema de compensaciones para los trabajadores no competitivo. Por eso no sorprende ver como otros estados como Michigan, Indiana y Kentucky siguen disfrutando de un saludable crecimiento económico mientras que Illinois ha perdido 34% de empleos de manufactura desde el 2000.

Entre nuestras propuestas están una suspensión permanente de los impuestos a la propiedad y permitir que los votantes decidan si quieren o no un aumento de los impuestos a la propiedad. Ésta, junto a otras reformas, ayudaría a que más empresas decidan establecerse en Illinois y así crear más empleos.

Ahora que el 2017 ha llegado y ahora que tenemos nuevos miembros en la Asamblea, el gobernador y yo nos sentimos optimistas de que se llegará a un consenso, y que ambos partidos regresen a Springfield con buenas intenciones para darle fin a esta tremenda crisis.

Esperemos que así sea.

-Evelyn Sanguinetti es la vicegobernadora de Illinois.