Kelly no priorizaría deportación de “DREAMers”

Sigue a La Raza en Facebook
Kelly no priorizaría deportación de “DREAMers”

WASHINGTON.- El general jubilado, John Kelly, afirmó este martes ante el Senado que su máxima prioridad al frente del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), si es confirmado, será el combate al contrabando de bienes y personas, pero reconoció que miles de centroamericanos emigran ilegalmente  huyendo de la violencia y en busca de oportunidades económicas.

La vigilancia de la frontera sur requiere un “equilibrio” de tal manera que se permita el “flujo normal de comercio y personas” legales, dijo Kelly durante su audiencia de confirmación ante el Comité de Seguridad Nacional del Senado.

No obstante, Kelly señaló que la mayoría de los inmigrantes de Centroamérica, en particular de los países del “Triángulo del Norte” –El Salvador, Honduras y Guatemala-, vienen a EEUU principalmente huyendo de la violencia y en busca de oportunidades económicas.

Kelly reconoció que la mayoría de los centroamericanos que cruzan ilegalmente la frontera hacia EEUU lo hace huyendo de la violencia y en busca de oportunidades económicas. Foto: María Peña/Impremedia
Kelly reconoció que la mayoría de los centroamericanos que cruzan ilegalmente la frontera hacia EEUU lo hace huyendo de la violencia y en busca de oportunidades económicas. Foto: María Peña/Impremedia

En ese sentido, Kelly observó que el índice de violencia en Honduras es de 91 por cada 100,000 habitantes, lo que lo convierte en uno de los países más violentos del mundo.

En la vista, Kelly respondió a una serie de preguntas relacionadas con asuntos como el narcotráfico, la inmigración ilegal, el combate al terrorismo, la tortura, la ciberseguridad,  y la seguridad nacional, áreas que el DHS comparte con el Departamento de Justicia.

A casi cada pregunta en la audiencia, Kelly se comprometió con el cumplimiento de la ley.

En un cuestionario divulgado antes de la audiencia, Kelly dijo que su máxima prioridad será cerrar la frontera al contrabando ilegal de todo tipo, para lo cual dijo apoyar la instalación de muros y tecnologías para la vigilancia en la zona, además de patrullajes de la policía local y de agentes federales.

Deportación de DREAMers no sería prioridad

En un intercambio con la nueva senadora demócrata de California, Kamala Harris, Kelly dejó entrever que su tarea será hacer cumplir las leyes, pero que, debido a los recursos limitados para ejecutar las leyes, lo más probable es que los “DREAMers” amparados al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 sean de baja prioridad para la deportación.

“Los individuos que obedecen las leyes… probablemente no estarán a la cabeza de la lista” para las deportaciones, tomando en cuenta los “recursos limitados” del gobierno federal, agregó Kelly.

La nueva senadora demócrata de California, Kamala Harris, hizo una férrea defensa de los "DREAMers" y pidió a Kelly que se protejan sus datos. Foto: María Peña/Impremedia
La nueva senadora demócrata de California, Kamala Harris, hizo una férrea defensa de los “DREAMers” y pidió a Kelly que se protejan sus datos. Foto: María Peña/Impremedia

Harris insistió en la defensa de los “DREAMers” al señalar que, gracias a DACA, muchos asisten a la universidad, o trabajan en algunas de las principales empresas del país.

El presidente electo, Donald Trump, primero prometió durante la contienda eliminar el DACA y los alivios migratorios, además de deportar a toda la población indocumentada.

Tras su victoria el pasado 8 de noviembre, matizó que dará prioridad a la deportación de más de dos millones de inmigrantes indocumentados con antecedentes penales.

El mes pasado, dijo en una entrevista con la revista “TIME” que elaborará una nueva medida para responder a los “DREAMers”, aunque no ofreció detalles.

Por otra parte, Kelly señaló que EEUU “no tiene un buen sistema” para determinar quiénes se quedan en el país con visas vencidas.

Kelly elogió la labor de Colombia que no solo hizo “cambios fundamentales” en sus operaciones sobre el terreno sino que, a su juicio, se ha convertido en un “exportador de seguridad” a otros países en la región, debido a su experiencia en el tema.

De ser confirmado, algo que vaticina la mayoría de los expertos, Kelly estará al frente del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), creado tras los atentados de 2001 y que tiene bajo su paraguas a 22 agencias de seguridad nacional, más de 240,000 empleados, y un presupuesto anual de más de $40,000 millones.

Kelly, jubilado del Cuerpo de los Marines de EEUU y condecorado con la Estrella Dorada, fue jefe del Comando Sur a cargo de las operaciones militares en el Caribe y América Latina, y fue el tercer general nombrado por el presidente electo, Donald Trump, al entrante Gabinete presidencial.

La vista sirvió de contraste a la realizada en el Comité Judicial del Senado, en la que el senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, enfrentó preguntas muy agudas sobre su historial y numerosas interrupciones de activistas que lo acusaron de racista y anti-inmigrante.

En la audiencia de Kelly, en el edificio Dirksen del Senado, hubo activistas de grupos pro-inmigrantes, pero éstos permanecieron sentados en silencio al fondo del salón.