Sangre para combatir la celulitis

Un tratamiento con plasma que promete resultados satisfactorios contra la llamada piel de naranja

Cuando Kim Kardashian apareció en su popular programa de televisión con la cara ensangrentada, muchos se enteraron así de la existencia del llamado “Vampire Facelift”, un tratamiento estético que  promete rejuvenecer y mejorar la textura de la piel del rostro reusando la misma sangre de la persona.

Sin embargo,  Angel Velasco, masajista terapeuta de Gloria Hincapie Body Contour Spa (www.gloriahincapie.com), nos explica que él viene usando las plaquetas sanguíneas para obtener otro tipo de resultados : la reducción de la celulitis.

“Hemos estudiado el proceso del Plasma Rico en Plaquetas o PRP y hemos creado un plasma anticelulítico que además regenera tejidos maltratados por liposucciones o por cirugías que hayan dejado fibromas”, señala el especialista. “El plasma es un regenerador celular, que aliado con un componente que tenemos hace que todo drene, y que el lugar donde está la celulitis o el daño hecho por la cirugía se regenere”.

2017-02-03-photo-00000241

Un antes y después del tratamiento con PRP./Cortesía

Para dicho tratamiento se realiza una extracción de sangre, a la que se le hace un procedimiento para preservar las plaquetas y se obtienen tres partes: una con predominio de glóbulos rojos, otra con plasma rico en plaquetas y una última con plasma pobre en plaquetas.

“Al paciente se les extraen entre dos a cuatro tubos de sangre, que luego se colocan en una máquina centrífuga a una velocidad programada. Inmediatamente se separa el plasma y se junta con un producto de medicina biológica que nosotros hemos creado, para obtener así un nuevo compuesto que luego se inyecta de manera intradérmica en la zona”, señala Velasco.

2017-02-03-photo-00000239

El tratamiento también funciona contra fibromas y problemas creados por liposucciones./Cortesía

El ingrediente principal de la mezcla es el PRP, según explica Velasco,  más el componente que está hecho a base de centella asiática, un producto que ayuda a drenar y a que la celulitis se elimine. Es minimamente invasivo y tiene la ventaja que proviene de la propia sangre, que al purificarse vuelve al sistema.

Luego de la aplicación en el área tratada se aplica una máquina ultrasonido por unos pocos minutos, para una sesión que en total toma unos 20 o 25 minutos. Dependiendo del paciente, se recomienda hacer cuatro tratamientos seguidos, uno por semana. El costo por sesión varía entre los $1,000 y $1,200.