Preocupa en Illinois el plan de salud republicano contra Obamacare

De convertirse en ley, se estima que con ‘Trumpcare’ unas 24 millones de personas perderían su seguro médico para 2026, según un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso
Sigue a La Raza en Facebook
Preocupa en Illinois el plan de salud republicano contra Obamacare
Susan Vega (der.), de Alivio Medical Center, explica al público cuestiones sobre seguro de salud. (Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Con el proyecto de reforma de salud (AHCA) impulsado por congresistas republicanos, bautizado ya como nombre Trumpcare, podrían quedar sin cobertura médica 24 millones de personas en 2026 y 14 millones en 2018, de acuerdo a un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO).

Pero los representantes republicanos lograron aprobar una propuesta para derogar y reemplazar la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA, conocida como Obamacare) el pasado jueves 4 de mayo. Defensores de los derechos de la salud esperan que el proyecto de ley sea bloqueado en el Senado federal.

Alrededor de 20 millones de personas obtuvieron seguro médico con Obamacare, impulsada por el entonces presidente Barack Obama en 2010. Pero la derogación y reemplazo de esa ley fue una de las principales promesas de campaña del actual presidente Donald Trump, que tras un primer revés insiste en desmantelarla.

¿Quiénes ganan y quiénes pierden con Trumpcare?

Los más afectados con esta propuesta serían las minorías, entre ellas, la comunidad latina, mujeres, pacientes con condiciones preexistentes, adultos mayores y los beneficiados con Medicaid.

Y es que con esta iniciativa habría recortes en el programa Medicaid, plan federal destinado a la cobertura de familias de bajos ingresos, embarazadas, ancianos y discapacitados, según reportes.

A lo que en enfermedades preexistentes se refiere, el nuevo plan cubriría a este tipo de pacientes, pero las aseguradoras podrían cobrarles costos más altos, lo que no está permitido con Obamacare.

También en el plan de reforma de salud, se plantea retirar los fondos a Planned Parenthood, una red de clínicas de salud femenina y planificación familiar que también ofrece servicios de aborto legal.

Y,  según activistas, los beneficiados por Trumpcare serán las compañías de seguros, las empresas farmacéuticas, los fabricantes de dispositivos médicos e individuos que ganen más de 125,000 dólares al año, por mencionar algunos.

Susan Vega, coordinadora de programas Get Covered Illinois y personas de la tercera edad en el Centro Médico Alivio, dice que de convertirse en ley el plan de salud de los republicanos tendría un impacto devastador en las comunidades minoritarias que tienen seguro de salud a través de Obamacare.

“Los legisladores republicanos y Trump aseguran que este nuevo proyecto de ley será mejor que ACA, pero son puras mentiras”, dice Vega a La Raza.  “A la gente se le ha olvidado que antes de Obamacare, aunque uno tuviera el dinero en la mano, una persona con cualquier condición previa no podía comprar seguro médico y no podía contar con las protecciones que tiene ACA”.

Para Vega las personas beneficiadas con este nuevo plan de salud serían las más ricas. “Parte del plan de Obamacare es que las personas más ricas tengan que pagar impuestos, ahora lo que están proponiendo los republicanos es deshacerse de esos impuestos”, dijo.

George Cárdenas, concejal del Distrito 12 de Chicago, coincide con Vega en que el nuevo proyecto de salud beneficia a los ricos y que no estaría al alcance de todas las personas.

“Sería lamentable que se convierta en ley porque va a empujar a la mayor parte de la gente que requiere atención médica ir otra vez a las salas de emergencia de los hospitales, así que tenemos que ver cómo vamos a revertirlo”, dijo Cárdenas a La Raza.

Inquietudes y acciones a nivel local

Dalia Galván, supervisora del programa de alcance a la comunidad y registración de seguros de salud de  Heartland Health Centers, dijo que desde que se anunció que Obacamacare podría ser derogado las personas que acuden a la organización en que trabaja para solicitar información o inscribirse en el seguro de salud le preguntan si podrán acceder al seguro médico aunque tengan enfermedades preexistentes.

“Las personas se preocupan, me dicen: ‘Tengo artritis y diabetes ahora. ¿Qué va a pasar con mi seguro médico, voy a tener que pagar más?’.  Preguntan siempre si hay cambios”, menciona Galván, quien les recomienda que se sigan inscribiendo en Obamacare  porque el plan republicano aún es solo una propuesta.

Pero Galván mencionó que es posible que con el posible nuevo plan de salud se cobre más si hay alguna condición preexistente. “Nosotros como latinos tendemos a tener más índices de diabetes, colesterol, presión arterial. Entonces esas son condiciones preexistentes que ahora tendrían las personas que pagar más por su seguro médico”.

Cárdenas, presidente del Comité de Salud y Protección Ambiental, indicó en parte mediante una declaración que: “seguiremos prestando servicio a los residentes de Chicago durante la terrible batalla de la AHCA en el Capitolio. El sistema de salud de la ciudad de Chicago continuará cubriendo todos los problemas médicos y a los pacientes”.

“Tenemos más de 1,200 centros médicos -privados y públicos- que deben seguir recibiendo pacientes, no deben alarmarse porque el proceso de AHCA está en las primeras etapas.  Confiamos que el Senado de los Estados Unidos no aprobará este proyecto de ley. Las condiciones preexistentes no son un medio legal para rechazar cualquier tratamiento médico en Chicago…”, mencionó Cárdenas.

En un comunicado, el gobernador de Illinois Bruce Rauner indicó que el proyecto de ley aprobado en la Cámara Baja continúa siendo motivo de gran preocupación para su administración.

“Los cambios recientes no abordaron las preocupaciones fundamentales sobre el impacto del proyecto de ley en las 650,000 personas que forman parte de nuestra población de expansión de Medicaid, ni estos cambios aliviaron las preocupaciones de las 350,000 personas en el mercado individual que están lidiando con las subidas de las primas y menos opciones. Continuaremos expresando nuestras preocupaciones cuando la ley se traslade al Senado”, destacó Rauner, quien también dijo que Obamacare es una ley seriamente defectuosa y que debe ser cambiada.