Dejan libre a hispano que reencarcelaron por un error administrativo

Hubo justicia para René Lima Marín
Sigue a La Raza en Facebook
Dejan libre a hispano que reencarcelaron por un error administrativo
René Lima Marín y su esposa. Foto de la familia.

DENVER — Un juez de Colorado dictaminó hoy que el reencarcelamiento de René Lima Marín para cumplir una sentencia adicional de 90 años había sido “absolutamente injusto”, por lo que ordenó su libertad como la única manera “de hacer justicia en este caso”.

En su dictamen, el juez Carlos Samour Jr., del Distrito del Condado Arapahoe al este de Denver, aseveró que reencarcelar a Lima Marín, ahora de 38 años, prácticamente por el resto de su vida no solamente lo privaría de un juicio justo, sino que equivaldría a “perpetrar una manifiesta injusticia”.

La decisión del juez Samour (un documento de 165 páginas) llega dos semanas después de que los cien miembros de la legislatura de Colorado aprobasen por unanimidad la resolución conjunta 17-1025, pidiendo la libertad de Lima Marín.

El gobernador de Colorado, John Hickenlooper, aún no se expidió sobre la posibilidad de usar su autoridad de conmutar penas para favorecer a Lima Marín, como le pidió la legislatura.

Tras conocerse la orden judicial, Kimberly Diego, abogada de Lima Marín, indicó que la libertad de su cliente no será inmediata debido a que primero deben completarse los trámites correspondientes ante el Departamento Penitenciario de Colorado, un procedimiento que usualmente lleva por lo menos dos días.

El caso de Lima Marín empieza en 1998, cuanto tenía 19 años, al ser detenido como sospechoso de haber participado en un robo a mano armada.

Por ello, en el 2000, un juez lo condenó a 98 años de prisión, pero en el 2008, luego de 10 años de estar encarcelado desde su arresto inicial, quedó en libertad condicional y en 2013 terminó ese período de prueba y el caso quedó cerrado.

Sin embargo, a principios de 2014, un exfiscal del condado Arapahoe (donde sucedieron los hechos), ajeno totalmente al caso y por motivos no explicados, revisó el archivo de Lima Marín y descubrió que las sentencias deberían haber sido consecutivas, no simultáneas.

El fiscal retirado informó entonces a las autoridades del “error administrativo“, por lo que Lima Marín fue detenido y nuevamente encarcelado, tras casi ocho años en libertad.

Casi inmediatamente, organizaciones comunitarias y religiosas, lideradas por Juntos Colorado, iniciaron movilizaciones a favor de Lima Marín, subrayando la injusticia de reencarcelar a alguien que había quedado libre por decisión del sistema penitenciario y que, tras salir de la cárcel, había reencaminado su vida, formado una familia y evitado nuevos problemas con la ley.

De hecho, los abogados que antes asesoraron a Lima Marín tampoco detectaron discrepancias con respecto a su sentencia.

Por eso, el juez Samour enfatizó que su decisión se basaba no en el pasado sino “en las circunstancias presentes” del detenido, quien de otra manera debería haber esperado hasta 2053 antes de salir en libertad condicional.

En su fallo, Samour aclaró que prefirió no esperar la decisión del gobernador Hickenlooper porque “la inmensa responsabilidad de impartir justicia recae sobre el Poder Judicial y no el Ejecutivo” y porque “no se debe confundir clemencia con justicia”.