Mexicano demanda a policía de Chicago por falsa acusación de ser pandillero

Mexicano demanda a policía de Chicago por falsa acusación de ser pandillero
El inmigrante mexicano Luis Vicente Pedrote Salinas demandó hoy al Departamento de Policía de Chicago por discriminación y violación de sus derechos constitucionales por haberlo incluido por error en un banco de datos sobre pandillas.
Foto: Getty Images

El inmigrante mexicano Luis Vicente Pedrote Salinas demandó hoy al Departamento de Policía de Chicago por discriminación y violación de sus derechos constitucionales por haberlo incluido por error en un banco de datos sobre pandillas.

Pedrote, de 25 años, alega en los documentos presentados en una corte federal que las sospechas de ser pandillero le impidieron acogerse al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y aprovechar el estatus que le habría dado protección temporal, por haber sido traído al país cuando tenía cinco años de edad.

De haber recibido DACA, Pedrote no estaría enfrentando una posible deportación que podría ocurrir el 20 de este mes, según señala la demanda.

En los documentos se establece que el inmigrante fue detenido por la policía en enero de 2011 por una infracción menor, pero en el reporte quedó constante que Pedrote sería miembro de los Latin Kings ya que los agentes realizaban una misión de “control de pandillas”.

Meses después, agentes de inmigración que habrían obtenido esa información en un banco de datos que comparten con la Policía de Chicago, hicieron una redada en la casa de Pedrote y lo detuvieron durante seis meses.

“Si el Departamento de Policía no hubiera catalogado a Pedrote como pandillero, e incluido su nombre en la base de datos, posiblemente su solicitud de DACA habría sido aprobada y estaría protegido de la deportación”, señalan los abogados demandantes.

Sostienen que Pedrote nunca fue pandillero, es un hijo modelo y seguramente fue blanco de la acción policial por su raza.

El uso de la base de datos fue cuestionado esta semana por la Unión de Libertades Civiles (ACLU), porque si bien permite la identificación de potenciales candidatos a la deportación, contiene “errores notorios”.

En una carta enviada al alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, y al Concejo Municipal, se señala que no está claro el criterio para que alguien sea incluido en la lista, y cuando esto ocurre las personas no lo saben y no tienen oportunidad de disputarlo.

Lo mismo argumentaron los abogados de Pedrote, quienes señalan en la demanda que su cliente debió enfrentar evidencias falsas, de las que no pudo defenderse.