Familia atrapada en Puerto Rico no puede llevar cadáver de pariente a la morgue

Familiares en EEUU envian alarmante mensaje de alerta por Facebook
Familia atrapada en Puerto Rico no puede llevar cadáver de pariente a la morgue
Inundaciones en un vecindario de Carolina.

PUERTO RICO – Es una escena esperada, pero nunca deseada; menos en medio de un huracán. Una persona sufre una complicación médica, pero no hay nadie que la auxilie. Como no hay comunicación, los familiares no pueden contactar a los equipos de emergencia; tampoco pueden salir del hogar porque los caminos están intransitables.

Este es el caso de una mujer en Villa Fontana, en Carolina, al noreste de la isla.

Familiares en Virginia, Estados Unidos, alertaron por Facebook que una pariente tuvo una “crisis médica”. Pero, al no poder contactar a las autoridades de emergencia, murió. Hasta el día de ayer, el cuerpo de la víctima llevaba más de 24 horas en la residencia.

Adicional a este caso, han habido 12 muertes, no colaterales, sino directas como resultado del sistema que azotó la isla este martes.

Entre éstas, ocho personas que murieron ahogadas en diferentes lugares del pueblo de Toa Baja, como consecuencia del paso del huracán.

Anoche, personal de emergencia rescató a decenas de residentes que quedaron atrapados en los techos de sus residencias, huyendo de la inundación. El alcalde de ese pueblo, Bernardo “Betito” Márquez. confirmó a El Nuevo Día que más de 4,000 personas han sido rescatadas en el municipio.

Por otro lado, tres hermanas murieron en Utuado (centro-oeste) cuando un alud sepultó la vivienda en la que se habían refugiado, ya que habían evacuado su vivienda habitual porque era una zona inundable.