Pareja roba más de $1 millón de dólares a Amazon

Compraban productos como cámaras de video GoPro, consolas de videojuegos y otros artículos que posteriormente, revendían en Nueva York
Pareja roba más de $1 millón de dólares a Amazon
Robaron productos como tabletas, cámaras de video GoPro, consolas Xbox y relojes inteligentes.

Una pareja estadounidense se declaró culpable ante la justicia de haberle robado a Amazon, el gigante de tiendas online, más de $1 millón de dólares en productos electrónicos.

Según informa el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el matrimonio compraba artículos en la web y luego pedía que fueran reemplazados porque supuestamente se habían dañado durante el envío.

Los estafadores aprovecharon que -en determinadas condiciones- Amazon reemplaza ciertos artículos antes de que el cliente devuelva los productos defectuosos.

Es una medida que el gigante del comercio electrónico ha tomado para conquistar a aquellos clientes que tienen reservas a la hora de hacer compras electrónicas online.

De acuerdo a la investigación, cuando el matrimonio recibía los artículos, se los vendía a un intermediario y este a su vez, los vendía a una entidad en Nueva York.

Bajo ese esquema, los mismos productos volvían a ser puestos en el mercado a un precio más bajo que el original.

Para no ser detectados, Erin Finan y Leah Finan, utilizaron cientos de identidades falsas en el sitio de Amazon.

Tabletas, cámaras de video, consolas

Los Finan, residentes de Indiana, robaron todo tipo de artículos electrónicos, incluyendo tabletas, cámaras de video GoPro, consolas Xbox y relojes inteligentes.

Durante el proceso judicial, la pareja aceptó los cargos presentados por fraude postal y lavado de dinero.

La fiscalía de Estados Unidos dijo que estos delitos pueden implicar una condena de hasta 20 años de cárcel y una multa de hasta $500,000 dólares.

Sin embargo, la pareja buscaría llegar a un acuerdo económico con Amazon para rebajar la sentencia.

El fiscal Josh Minkler sostuvo que este tipo de fraudes afecta a todos los consumidores porque las empresas suben los precios para compensar las pérdidas producidas por los robos.

La investigación del caso estuvo a cargo del Servicio de Impuestos Internos, el Servicio de Inspección Postal y la Policía del estado.

La pareja será sentenciada el 9 de noviembre.