Preocupación ante construcción de clínica en terreno de la primaria Hanson Park

El plan de un nuevo centro de salud en Hanson Park del barrio del Belmont Cragin está valuado en $12 millones. Parte de la comunidad local lo apoya, pero otros prefieren que allí se construya un anexo para la escuela

Guía de Regalos

Preocupación ante construcción de clínica en terreno de la primaria Hanson Park
La escuela primaria Hanson Park tiene alrededor de 1,400 estudiantes, la mayoría hispanos. (Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Hay opiniones divididas sobre a la futura construcción de una clínica de salud pública en los terrenos de la escuela primaria Hanson Park en el barrio de Belmont Cragin.

Ese centro de salud brindará atención médica primaria a familias con servicios odontológicos, cuidado de la mujer, pediatría, cuidado al paciente diabético, enfermedades del corazón, nutrición, salud del comportamiento y ofrecerá un programa nacional de alfabetización.

Se planea construir en el sitio de una casa de campo (fieldhouse) vacante en los terrenos de la escuela primaria Hanson Park.

Esta nueva clínica, valorada en $12 millones, remplazaría al centro de salud de Logan Square una vez que se concluya la edificación en Hanson Park.

Y es que debido a la demanda en capacidad del centro de salud de Logan Square, ubicado en el 2840 W. Fullerton Ave., personal de la salud, empleados administrativos y pacientes serían transferidos a dicho  centro de salud comunitario.

Roberta Romero está de acuerdo con que se construya una clínica en Belmont Cragin, pero no en los predios de esa escuela primaria en la que estudian sus tres hijos. “Esa clínica les quitaría espacio a los estudiantes que juegan en los alrededores de ese sitio”, dijo.

Según Iraida Dones, asistente de maestra en la Hanson Park Elementary School por 23 años, quienes promueven la construcción de la clínica mencionan que se ha hecho un ‘survey’ en la comunidad. Ella asegura que muchos padres de los estudiantes le han dicho no saber nada de la encuesta: “no sabían nada de la encuesta, ahora es que se están enterando los padres de la encuesta y de la construcción de la clínica”.

La primaria Hanson, parte de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS), tiene alrededor de 1,400 estudiantes, la mayoría hispanos.

Dones precisó que dicho plantel está sobrepoblado por lo cual hay estudiantes en el edificio principal del plantel, ubicado en el 5411 W Fullerton Ave., y otros alumnos en el espacio de otro edificio que le llaman el ‘branch’ de Hanson Park situado en 2318 N. Lorel Ave., en Chicago.

“Los niños que estudian en el edificio que CPS alquila a la iglesia St. Stanislaus Bishop and Martyr Parish tienen que cruzar la calle con sus maestros para recibir su clase de arte, gimnasia, música, usar la biblioteca. Estos estudiantes tienen que venir al edificio principal porque aquí es donde están todos los recursos que ellos necesitan”, indicó Dones.

La antigua ‘fieldhouse’ en los terrenos de la escuela Hanson Park, en Belmont Cragin. (Belhú Sanabria / La Raza)

Un grupo de padres de familia y personal de la escuela dijeron a La Raza que la lucha por construir un anexo para la primaria Hanson Park es de hace años. Dicen que el terreno del ‘fieldhouse’ es el sitio por el que han luchado para que se construya el anexo, justo donde ahora se piensa levantar el nuevo centro de salud.

“Queremos un anexo en el terreno del ‘fieldhouse’ de Hanson Park y no una clínica en ese sitio, el centro de salud sería bueno para la comunidad pero en otro lugar”, manifestó Margarita Baeza, quien dijo que tampoco supo de la encuesta hasta ahora.

“Estoy a favor de la construcción de ese centro de salud, claro que traería muchos servicios a la comunidad. Lo que no queremos es que se haga en la propiedad de la escuela”, opinó Erika Bailón, asistente de maestra, residente del barrio de Belmont Cragin y madre de tres niños que asisten a dicha escuela primaria.

A Baeza, quien es parte del programa Parent Patrol de CPS, también le preocupa la cuestión de seguridad y tráfico que pueda surgir por la construcción del nuevo centro de salud y hace énfasis en la lucha de los padres. “Nosotros los padres estamos pidiendo un anexo para la escuela por años y también queremos un área de recreación para nuestros hijos”.

Alina Pineda, presidenta del Concilio Escolar Local (LSC) de la escuela primaria Hanson, tiene preocupación por los peligros que pueda haber para los niños durante la demolición de la antigua ‘fieldhouse’. “Me preocupa que pueda provocar contaminación por asbesto”, dijo.

¿Beneficiará a la comunidad?

Otro grupo de miembros de la comunidad de Belmont Cragin dijo a La Raza que participaron en la encuesta y recibieron información sobre impacto del tráfico, seguridad, inquietudes ambientales relacionadas con la remoción de asbesto y sobre los servicios que ofrecerá la futura clínica por lo que apoyan el proyecto.

Para Cristina Pérez, residente del barrio de Belmont Cragin por 14 años, la construcción del centro de salud será de mucho beneficio para las familias del área que no tienen seguro médico y también traerá más puestos de trabajo para personas de la comunidad. “En esta área pienso que se necesita un proyecto de esa índole porque será un proyecto más asequible a diferentes clases de familias”, añadió.

Graciela Guzmán ayudó a redactar el Plan de Calidad de Vida de Belmont Cragin con respaldo de Northwest Side Housing Center. El plan, dice, fue un esfuerzo de dos años y fruto de varias discusiones comunitarias y encuestas y que no solo se basó en asuntos de salud sino que también se enfocó en temas de educación, trabajo y bienestar de hogares.

“Empezamos el proceso preguntándole a la comunidad de Belmont Cragin qué es lo que necesitan. Muchas personas nos contaron que necesitaban recursos médicos. Nos contaron que necesitaban educación y ayuda con temas como por ejemplo salud del corazón y nutrición. Muchas personas no tenían acceso a seguro médico por su estatus migratorio, por sus ingresos, todo eso se tomó en cuenta para formalizar el plan”, precisó Guzmán, residente de Belmont Cragin.

Un folleto informativo sobre la clínica que se planea construir en terrenos de la escuela Hanson Park. (Belhú Sanabria / La Raza)

Por su parte, Gilbert Villegas, concejal del Distrito 36, dijo que busca responder a las necesidades de la comunidad a la que representa. “Nosotros en Belmont Cragin hicimos un estudio en esa área y en ese reporte se indica que el área necesita una clínica, nosotros fuimos hablar con gente de Belmont Cragin, no solo con la gente de la escuela Hanson Park, y hablando con todas esas personas dijeron que la comunidad necesita una clínica”.

Villegas también asegura estar en la misma página que los padres en referencia a querer un anexo para esa escuela. “Estoy con los padres en la lucha para tener un anexo, pero la cosa es que los padres tienen que saber que la Ciudad de Chicago, la oficina del concejal, no es la oficina que dice si sí o no van a hacer un anexo. Es CPS quien tiene esa decisión. Nosotros tenemos que trabajar juntos para traer los fondos para hacer un anexo en esa área”, remarcó.

Luis Arroyo Jr., comisionado del Condado de Cook (D-8), dijo que con respecto al anexo de la escuela esto tiene que ver con CPS “porque el dinero que viene del Condado es nada más para servicios de salud no se puede gastar para un anexo ni nada para la escuela”.

Ante la pregunta de cómo se va trabajar en cuanto al tráfico, la seguridad y ante una posible contaminación por asbesto que pueda provocar la demolición del sitio, Arroyo Jr. dijo concretamente que ha hablado con el departamento de Seguridad de CPS y que está siguiendo el plan de esa entidad.

La Raza intentó contactarse con la oficina de prensa de las Escuelas Públicas de Chicago para conocer su posición sobre la construcción de la clínica pero hasta el cierre de esta publicación no se obtuvo respuesta.

Hasta el momento no hay fecha para el inicio de la demolición del edificio en Hanson Park, indicó Arroyo Jr., en entrevista con La Raza.  “En la comunidad de nosotros hay mucho latino, hay mucha gente que no habla inglés, estamos tratando de traer los servicios de salud a nuestra gente, a nuestra comunidad y especialmente a las familias que necesitan”, destacó.