Impulsados por un parche en el uniforme, los Astros cumplieron la profecía en la Serie Mundial

Contenido Patrocinado
Impulsados por un parche en el uniforme, los Astros cumplieron la profecía en la Serie Mundial
La celebración de los Astros de Houston al vencer a los Dodgers de Los Angeles. (Foto: Christian Petersen/Getty Images)
Foto: Christian Petersen / Getty Images

Los Astros de Houston son los nuevos campeones del mundo. Son también el equipo de la profecía.

Junio 30 de 2014. La revista Sports Illustrated, la más importante de Estados Unidos en temas deportivos, publica en su portada una foto del joven talento George Springer conectando un batazo. La imagen es acompañada por el siguiente titular: “Tus campeones de la Serie Mundial de 2017”.

Noviembre 1 de 2017. Springer recibe el premio de Jugador Más Valioso de la Serie Mundial tras batear cinco jonrones en contra de los Dodgers. Houston celebra su primera corona al ganar 5-1 en el juego 7 efectuado en Los Ángeles.

El equipo que perdió 106 juegos en 2011, 107 en 2012 y 111 en 2013 tardó cuatro años para construir una locomotora, una mucho más potente que la máquina que corre por encima de la barda del jardín central del estadio de Houston cada vez que el equipo batea un jonrón.

La paciente planificación de los Astros, sus excelentes selecciones o fichajes de prospectos como el mencionado Springer y los infielders Carlos Correa, José Altuve y Alex Bregman, y el carácter del equipo para lidiar con la adversidad les han entregado el mayor de los premios.

Houston se destapó en 2017 con una temporada de 101 juegos ganados para ganar su división por primera vez en 16 años, y luego en los playoffs de deshizo de tres grandes franquicias: Medias Rojas de Boston en cuatro juegos, Yankees de Nueva York en siete y los Dodgers en una espectacular Serie Mundial que también llegó al límite de los siete encuentros.

Con mucho talento en sus distintos departamentos, los Astros necesitaban demostrar que podían responder ante los desafíos mayores. El equipo sufrió los efectos devastadores del huracán Harvey a finales de agosto, incluso viéndose obligado a jugar en Florida mientras las familias de muchos de sus integrantes se encontraban rodeadas de agua en distintas secciones de Houston.

Los Astros la pasaron mal, pero siguieron adelante con su temporada al mismo tiempo que hacían esfuerzos por ayudar a los más sufridos. Cuando fue posible, regresaron a casa para empezar a levantar el ánimo de la urbe, y cuando lo peor había quedado atrás se “tatuaron” en el pecho la misión de jugar por ese parche de “Strong” (Fuerte) que llevaron en la casaca tras Harvey.

“El béisbol era importante. Estábamos buscando el banderín de la división. Pero nunca perdimos la perspectiva de lo que era importante”, recordó el manager A.J. Hinch. “Yo vi a estos hombres hacer cosas buenas por la gente para reconstruir la ciudad. Y creo que es por eso que la ciudad se enamoró de nuevo con este equipo y por qué eso de ‘Houston strong’ (Houston fuerte) nos impulsó todo el camino”.

Expertos en venir de atrás

Cuando los Yankees pusieron a los Astros contra las cuerdas en la Serie de Campeonato, respondieron con triunfos de 7-1 y 4-0 en los juegos 6 y 7 para avanzar. Y en la Serie Mundial contra los Dodgers venir de atrás fue el pan y la mantequilla.

Los Dodgers ganaron el juego 1 (3-1) y ganaban el 2 ya en la octava entrada. Hasta ese punto el bullpen de Los Ángeles no había recibido anotación en 28 entradas seguidas. Era fácil resignarse a perder. Pero los batazos heroicos de Marwin González y más delante de Altuve, Correa y Springer (todos ellos con sangre latina) en extrainnings les dieron el triunfo (7-6).

Con la serie empatada 2-2 ya en territorio texano, los Dodgers se fueron arriba por cuatro carreras en el quinto partido teniendo a Clayton Kershaw en la loma. Houston empató el marcador con un jonrón de Yuli Gurriel. Los Ángeles volvió a despegarse por tres anotaciones, pero los Astros de nuevo empataron con un jonrón de Altuve. Y cuando por tercera vez los visitantes tomaron la ventaja, Springer igualó otra vez y Correa le dio ventaja a su equipo.

El maratónico partido se decidió en 10 innings y 5:17 horas con hit ganador de Bregman en contra del estelar relevista Kenley Jansen (ni siquiera lo mejor de las Grandes Ligas puso detenerlos). Ese fue el juego que en realidad dejó a los Dodgers muy lastimados porque tuvieron todo para ganarlo y tomar el control de la serie. Houston simplemente lo quiso más.

Y aunque Justin Verlander, pieza clave de la marcha a la Serie Mundial al ayudar a su nuevo equipo a ganar cada una de sus aperturas en el montículo, fue derrotado en el sexto partido, los Astros cerraron filas y llegaron al juego 7 con un buen plan y mentalmente listos para tocar la gloria.

Dijo Springer, el mejor hombre de la serie tras ser ponchado en sus cuatro turnos al bate en el primer partido: “Después del primer juego tuve una plática con Carlos Beltrán, y me dijo que solamente saliera y tratara de disfrutar el momento, porque él ha estado por 20 años y esta es apenas su segunda vez aquí (en la Serie Mundial). Me dijo que saliera y fuera quien soy y lo disfrutara”.

Y vaya que lo hizo. Springer abrió el juego 7 con doblete contra Yu Darvish, anotó de inmediato en un error defensivo y una entrada más tarde, aprovechando que el manager de los Dodgers no se atrevió a cambiar de lanzador, noqueó al japonés con un jonrón que puso el marcador 5-0 ante el cual los campeones de la Liga Nacional no tuvieron reacción.

El resultado final fue 5-1 con dos pitchers abridores (Brad Peacock y Charlie Morton) bajando la cortina en labor de relevo hasta el out 27 y el momento más grande en la historia de los deportes en la llamada Ciudad Espacial.

Hazaña en cifras

Títulos de ligas mayores que tiene ahora la ciudad de Houston en 149 temporadas combinadas de Oilers y Texans en la NFL; Rockets en la NBA (2) y Astros en MLB (1)

Jugadores de los Astros que batearon al menos 20 hits en los playoffs (Altuve 22, Correa 21, Gurriel 21, Springer 21)

Jonrones bateados por George Springer en la Serie Mundial, empatando un récord; los Astros se combinaron para conectar 15, otro récord

51 Carreras anotadas por Houston como local en la postemporada a cambio de 28 recibidas; ganaron ocho de sus nueve juegos

55  Años que esperó la franquicia de los Astros en ganar su primera Serie Mundial. Sólo Texas (56) y Cleveland (69) han tardado más