Médicos cubanos estudian y ayudan a la salud en el barrio de Englewood

Trabajan e intercambian conocimientos para mejorar la salud materna y reducir la mortalidad infantil en una comunidad de escasos recursos del suroeste de Chicago
Médicos cubanos estudian y ayudan a la salud en el barrio de Englewood
Médicos cubanos comparten sus experiencias en asistencia médica con personal del Centro de Salud Mile Square del vecindario de Englewood, en Chicago.
Foto: Cortesía

Con una donación de $1 millón, la Fundación Kellogg financió un proyecto piloto que estableció una alianza entre el Ministerio de Salud Pública de Cuba y la Universidad de Illinois en Chicago. Su enfoque ha sido mejorar la salud materna y los resultados de nacimiento de pacientes que reciben atención médica en el Centro de Salud Mile Square en Englewood, un barrio con altos índices de violencia.

“La Fundación Kellogg  estaba interesada en iniciativas innovadoras con respecto a la salud materno infantil, en particular en la salud de nuestros niños de minorías. De ahí se genera esta idea. El médico Robert Winn, líder del proyecto, solicita con éxito y recibe financiamiento para una idea de un programa básicamente de prueba de que si podemos o no desarrollar un convenio con el Ministerio de Salud Pública de Cuba”, explicó la doctora Katherine Tossas-Milligan, directora de la Oficina de asuntos Globales y Alianzas Internacionales del Centro de Cáncer de la  Universidad de Illinois en Chicago (UIC).

La delegación cubana integrada por tres médicos y una enfermera indicó que este trabajo en conjunto obedece a una alianza oficial entre la UIC y el Ministerio de Salud Pública de Cuba.

“Esta es la primera delegación cubana que hace este tipo de intercambio. Es un intercambio académico, un intercambio de conocimientos. Estamos compartiendo metodología y aprendiendo cuestiones que para nosotros puede ser importantes de conocer y transmitir”, aseveró el médico de familia José Arronte Villamarín, coordinador de dicha delegación de profesionales de la salud de Cuba.

Médicos cubanos han observado prácticas e intercambiado ideas sobre cómo se trabaja la atención en salud en comunidades de bajos recursos, esto como parte del  proyecto piloto que empleó el análisis de la situación de salud en unas 100 mujeres en edad reproductiva y sus familias en Englewood.

Arronte dijo que la muestra se ha tomado de mujeres en edad fértil entre los 18 y 49 años para hacer una especie de caracterización aplicando la metodología cubana. “Cuando evaluamos un hogar no estamos evaluando a un individuo, el enfoque en Cuba evalúa individuo, familia y comunidad”, destacó.

Una de las herramientas a la que los médicos cubanos le atribuyen parte de su éxito en salud primaria y en reducir la mortalidad infantil es el análisis de situación de salud, señaló Tossas-Milligan, quien también dijo que la subvención de la Fundación Kellog comenzó en febrero de 2017 y culminará en febrero de 2018.

“La mortalidad infantil en términos de salud pública es un indicador muy sensitivo del desarrollo de una comunidad”, señaló Tossas-Milligan. “En Cuba incluimos una visita al hogar, la entrevista en la que se hace la valoración no es en la consulta médica sino en el hogar”, dijo Arronte a La Raza.

Prevención y promoción de salud

Arronte también dijo que el sistema de atención primaria en Cuba  está basado fundamentalmente en  prevención y promoción  de salud.El vicerrector asociado de Prácticas de Salud Comunitaria y director del Centro contra el Cáncer de la Universidad de Illinois, Robert Winn, dijo que la idea es colaborar con los cubanos “para identificar las prácticas médicas que les han funcionado y al mismo tiempo mostrar sus métodos de asistencia médica”.

Durante este intercambio de conocimientos, para los profesionales cubanos también ha sido importante conocer el sistema de salud de Estados Unidos, el desarrollo tecnológico y los protocolos de atención en pediatría y cuidado prenatal.

El vecindario de Englewood se ubica en el suroeste de Chicago, es una comunidad con predominancia afroamericana en la que buena parte de las familias las encabezan madres solteras.

Los índices de mortalidad infantil son en Estados Unidos tres veces superiores en bebés afroamericanos que en los bebés blancos o latinos, indicaron investigadores de UIC.  Se prevé dar a conocer los resultados del proyecto a mediados de diciembre.