Mexicanos logran la reunificación familiar en Chicago durante las fiestas decembrinas

Personas de la tercera edad originarias de Michoacán visitaron Chicago en épocas decembrinas para reunirse con su familia tras años de no verse gracias al programa Palomas Mensajeras
Mexicanos logran la reunificación familiar en Chicago durante las fiestas decembrinas
En Casa Michoacán del barrio de Pilsen se dio la bienvenida a un grupo de adultos mayores originarios de Michoacán que participan en el programa Palomas Mensajeras y que se reunieron en Chicago con sus familiares, a los que no habían visto en muchos años.
Foto: Cortesía

Después de décadas de no estar juntos porque sus familias emigraron a Estados Unidos, un grupo de adultos mayores procedentes de Michoacán lograron reunificarse con sus seres queridos en Chicago, en fechas en las que el espíritu navideño y los preparativos para la celebración de Año Nuevo reinan en los hogares de los distintos barrios de esa ciudad.

Un grupo conformado por 21 michoacanos, integrantes del programa Palomas Mensajeras, logró reunificarse con sus familias gracias a un trabajo en conjunto que realizaron la Secretaria del Migrante del Estado de Michoacán, el Municipio de Madero, Michoacán, el Club Todos por Etúcuaro y la Federación de Clubes Michoacanos en Illinois.

El punto de encuentro en el que los michoacanos fueron recibidos en días recientes por familiares y miembros de la comunidad fue la Casa Michoacán del barrio de Pilsen, en Chicago.

El trayecto de viaje del grupo de 21 personas lo hicieron acompañados del secretario particular del Presidente Municipal de Madero, Jorge Ortega Ávila.

“Después de años de no estar juntos en fechas tan importantes, las familias se volverán  a reunir  para compartir una cena de Navidad y de Año Nuevo y se  despedirán el Día de Reyes”, dijo Trino Hernández, presidente del Club Todos por Etúcuaro.

Hernández aseguró que ese programa ha vuelto a abrir el tema de que todos en México tienen por lo menos un familiar o conocido que emigró a los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades.

Elsa López, directora de programas de Casa Michoacán, dijo que hay varios requisitos para participar en el programa, pero entre los más importantes es ser michoacano, de la edad de 60 años en adelante, tener hijos sin documentos en Estados Unidos, “que es básicamente la razón por la que el programa existe, porque los hijos no pueden viajar a México a visitar a sus padres, entonces los padres vienen aquí. Ellos necesitan patrocinadores que los puedan apoyar, ya sea una persona residente o ciudadana, esto es un requisito vital en la aplicación”, destacó.

Todo el proceso para ser parte del programa –dependiendo del tamaño del grupo- usualmente dura de tres a seis meses.

Algunas personas no han visto a sus padres desde hace 30 años, por lo que el boleto, aunque pueda costar caro en épocas decembrinas, no es obstáculo para que sus hijos pasen tiempo con sus padres, dicen miembros de Casa Michoacán.

Se espera seguir uniendo a más familias

Los participantes en el programa permanecerán con sus familiares en la Ciudad de los Vientos por un periodo de tres semanas, lo que significa que llegaron a Chicago el pasado 15 de diciembre y regresarán a México el próximo 6 de enero, fecha en que se celebra el Día de Reyes.

Desde que se abrió la convocatoria a los municipios en Michoacán en septiembre de 2016, ya son un total de 1,465 visas aprobadas de personas de 31 municipios que se han beneficiado del Programa y se espera seguir uniendo a más familias en Estados Unidos, indicaron organizadores.

López dijo a La Raza que el propósito principal del programa es reunificar a las familias: “Reunificar a las personas migrantes que llevan ya mucho tiempo aquí y que no tienen esa manera de ir a ver a sus padres por su estatus legal en los Estados Unidos, por lo que buscamos de esa manera traerles un poco de alegría y reunificación”.