Hondureños en Illinois buscan asesoría legal ante el anuncio del fin del TPS

Beneficiarios hondureños del Estatus de Protección Temporal tendrán 18 de meses para resolver su situación migratoria o se expondrán a la deportación y separación de familias. Frente a la cancelación del programa, una iglesia y LULAC Illinois se organizan para ofrecer talleres de asesoría legal
Hondureños en Illinois buscan asesoría legal ante el anuncio del fin del TPS
La comunidad hondureña requiere informarse y organizarse tras el anuncio del fin del TPS.
Foto: Archivo

La administración del presidente Donald Trump ha ido poniendo fin al Estatus de Protección Temporal  (TPS) de ciertos países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales. En el caso de Honduras, la decisión se dio a conocer el pasado viernes 4 de mayo.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció la cancelación de ese TPS, por lo que hondureños que han vivido más de dos décadas en Estados Unidos tienen 18 meses, hasta el 5 de enero de 2020, para volver a su país o buscar una solución migratoria que les permita quedarse.

Al menos 57,000 hondureños beneficiados con TPS podrían abandonar el país o si deciden quedarse sin un estatus válido tendrán que vivir en las sombras y en peligro de deportación.

Debido a los daños causados en Honduras por el huracán Mitch de 1998, el gobierno de Estados Unidos otorgó a hondureños que ya residían en Estados Unidos el TPS, programa que no otorga beneficios federales ni migratorios.

Cabe destacar que también fue cancelado el TPS de los originarios de Haití, Nepal, Nicaragua, Sudan y El Salvador.

El presidente de Honduras Juan Orlando Hernández calificó de “duro golpe” la decisión de poner fin al TPS de miles de hondureños que viven en Estados Unidos.

DHS señaló en un comunicado que la decisión de terminar el TPS para Honduras se tomó “después de una revisión de las condiciones ambientales relacionadas con el desastre en las que se basó la designación original del país en 1999”, luego de ser afectado por el huracán Mitch.

“Cada caso es diferente”

Pero activistas locales criticaron la cancelación del TPS para los hondureños, argumentando que las condiciones en ese país son demasiadas peligrosas a razón de que tiene una de las tasas de homicidios más altas del mundo, altas tasas de violencia contra la mujer y corrupción.

La activista y pastora de Waukegan Julie Contreras expresó su desacuerdo frente al anuncio de la cancelación del TPS para hondureños. “Ahora los hondureños tienen que luchar para defender sus familias, esta administración debe respetar a las personas con TPS”, mencionó.

Contreras dijo que muchos de los hondureños beneficiados con este programa tienen hijos nacidos en Estados Unidos, pagan impuestos, tienen trabajo, propiedades y hogares establecidos por lo que calificó esta medida de injusta: “hondureños con TPS tienen todo en este país y ahora la administración actual como basura desechable los quiere echar de este país ”.

Contreras hizo hincapié en que las puertas de su iglesia también están abiertas para inmigrantes vulnerables que buscan refugio.

Además, el Santuario Virgen de Suyapa y LULAC de Illinois buscan educar a hondureños amparados con TPS que ahora están en un limbo legal por lo cual vienen realizando talleres de asesoría legal a manera de que exploren alternativas legales para quedarse en este país. “Deben educarse porque cada caso es diferente no son iguales. También estamos tratando de decir a la gente que hablen con abogados y no con notarios”, indicó Contreras en entrevista con La Raza.

Taller de asesoría sobre TPS

Habrá un taller gratuito de asesoría legal en el Santuario Virgen de Suyapa, 117 N. Genesee, en Waukegan, Illinois, el sábado 12 de mayo de 10 am a 3 pm.