Justin Bieber está descontrolado por casarse con Hailey Baldwin y acelera los trámites

Esta semana los jóvenes fueron vistos en un edificio de la administración pública neoyorquina en que se expiden las licencias matrimoniales
Justin Bieber está descontrolado por casarse con Hailey Baldwin y acelera los trámites
Hailey Baldwin y Justin Bieber.
Foto: Theo Wargo/Getty Images for NYFW: The Shows

Cuando Justin Bieber y Hailey Baldwin se animaron a compartir con el mundo la feliz noticia de que se habían comprometido, no quisieron ofrecer ninguna pista sobre cómo o cuándo tendría lugar la boda, pero todo apunta a que la pareja pasará por el altar más pronto que tarde.\

Esta semana los jóvenes fueron vistos en un edificio de la administración pública neoyorquina en que se expiden las licencias matrimoniales, el documento legal que autoriza a una pareja a celebrar su matrimonio. Según varios testigos, el cantante estaba claramente emocionado e incluso derramó alguna lágrima, y en un momento dado se le pudo escuchar diciéndole a su chica: “No puedo esperar a casarme contigo, cariño”.

Antes de abandonar las oficinas -de acuerdo a la versión del portal TMZ- la estrella del pop quiso dar las gracias a los funcionarios públicos por haberse mostrado tan discretos y haberles permitido pasar lo más desapercibidos posible.

En el caso del estado de Nueva York, esas licencias son válidas desde las 24 horas posteriores a su entrega hasta 60 días más tarde, por lo que si se confirmara que los dos enamorados han empezado a planear ya su enlace, este debería tener lugar entre este viernes y el próximo 13 de noviembre.

La posibilidad de que el intérprete y la modelo hayan pisado a fondo el acelerador en su camino hacia el altar parecía poco probable teniendo en cuenta que los últimos rumores al respecto aseguraban que querían tomarse un tiempo y que habían contratado a un especialista para que les ayudara a planear su gran día, pero por otra parte la propia Hailey reconocía en una de sus últimas entrevistas que no pensaba alargar su compromiso más de lo necesario.

Mi hermana tenía 24 años cuando se casó, y mis padres también se casaron muy jóvenes. No veo ninguna razón para esperar. Cuando sabes que es lo adecuado, simplemente lo sabes”, aseguraba a la revista The Cut.