10 snacks saludables y bajos en carbohidratos que compras ¡y ya!

No tienes que preparar nada más que la tarjeta para pagar
10 snacks saludables y bajos en carbohidratos que compras ¡y ya!
Estos snacks te ayudarán a mantener un peso saludable.
Foto: Unsplash

Con las muchas ocupaciones que tenemos -familia, hijos, trabajo, amigos-, cada vez es más difícil cocinar opciones saludables para tomar un snack en esos momentos del día en que el almuerzo ya pasó y la cena está lejana todavía.

La ventaja de estos snacks recomendados por los expertos de Eat This, Not That!, es que los consigues empacados (los compras ¡y ya!), y además son bajos en carbohidratos. Te ayudarán a mantener tu dieta, un peso saludable y tu figura.

Edamames tostados

Si los frijoles de soya son buenos, en esta presentación son mejores. Una bolsita individual te da una alta cantidad de proteína y fibra, y pocos carbohidratos. Si te cansaste de las nueces de siempre, prueba un twist de sabor con estos edamames que, además, puedes conseguir condimentados con wasabi.

Snacks de queso

Se venden en sobres resellables, en forma de barritas o de cubos. Puedes elegir entre queso mozzarella o Cheddar. Sobre todo, contienen calcio y proteína, lo que ayudará a desarrollar tus músculos, así que es un buen snack si estás haciendo ejercicio. Tienen menos de un gramo de carbohidratos y te salvarán de cualquier apuro.

Nueces y almendras

Puedes conseguirlas en bolsas pequeñas y en versiones con poca o sin sal. Son un excelente snack para antes de hacer ejercicio, pues los aminoácidos de las almendras te ayudarán a quemar más grasas y carbohidratos. Los omega-3 de las nueces son buenos para tu funcionamiento cerebral. Además, la combinación es deliciosa.

Algas asadas

Las algas son lo de hoy. Cómpralas en empaques pequeños con un toque de sal de mar. Además de que son deliciosas, sus micronutientes como hierro, yodo, magnesio y vitamina C son muy buenas para tu metabolismo. No sólo son bajas en carbohidratos, sino también en calorías y son un perfecto sustituto de las chips.

Barras de chía

La chía es un pequeño gigante de la naturaleza. Su alto contenido de omega-3 es saludable para tu cerebro y su gran cantidad de fibra es buena para tu estómago. La opción ideal es que consigas las barras de chía combinadas con otras nueces, como almendra y nuez de la India, para que aproveches lo mejor del mundo de las semillas.

Aceitunas negras

¿Se te antoja algo salado y picante? Olvídate de las chips o los snacks fritos y condimentados; las aceitunas te salvarán la vida. Vienen en bolsitas resellables y puedes encontrarlas con ajo y chile. Sus grasas monoinsaturadas ayudan a combatir la inflamación y la acumulación de grasa.

Mantequilla de cacahuate

Puedes comprar presentaciones en sobres pequeños que, cuando realmente tienes prisa, simplemente puedes exprimir en tu boca. También puedes untarla en una rebanada de manzana o en un palito de apio. Los cacahuates no pueden faltar en tu dieta por su gran cantidad de proteínas y nutrientes que son buenos para el corazón y para sentirte satisfecho.

Barras de nueces

Proteínas, fibras y grasas saludables son la mejor combinación para sentirte satisfecho con pocas cantidades, y las barras de nueces y semillas cumplen con esta condición. Sólo lee los ingredientes para asegurarte de que no rebasen las 210 calorías y no tengan más de 15 gramos de carbohidratos. Las de la marca KIND pueden ser muy buenas para conseguir tus objetivos saludables.

Zanahorias

Las bolsas de zanahorias baby son ideales para hacerte de un snack saludable, nutritivo y muy llenador. Por su gran contenido de agua, las zanahorias son verduras que sacian rápidamente el apetito. Ya vienen listas para comer y algunas presentaciones tienen un condimento en polvo para complementar su sabor. Aunque este condimento tiene menos calorías que un aderezo líquido normal, contiene mucha sal, así que consúmelo con moderación. Además, el efecto crunchy de las zanahorias puede hacerte sentir que estás comiendo un snack de esos que “no deberías”.

Hummus

El hummus no sólo es un aderezo delicioso y bajo en calorías, sino también alto en proteínas y fibra. Puedes combinarlo perfectamente con una zanahoria o un palito de apio. Sólo consigue las versiones bajas en sodio.