Joven indocumentada de Chicago pide ayuda para pagar tratamiento contra el cáncer

La inmunoterapia es el procedimiento que recomiendan los médicos a Jessica González contra el cáncer en su cuerpo. Necesita realizarse tres sesiones pero una sola le cuesta $140,000 y no tiene dinero ni seguro médico
Joven indocumentada de Chicago pide ayuda para pagar tratamiento contra el cáncer
Jessica González en el patio de la nevería De Colores Ice Cream & Shop en el barrio de Archer Heights. (Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Sueña con ser veterinaria, en sus ratos libres escucha música rock y ha comenzado a hacer unas pulseritas de hilo para venderlas y sacar algo de dinero para cubrir sus gastos médicos. Ella es Jessica González, quien dice que prefiere mantenerse ocupada para no pensar en la dura batalla que le toca enfrentar: el cáncer en su cuerpo.

González fue traída de Guadalajara, México, a Chicago a la edad de dos años. Por cuestiones de salud su madre regresó a México dejándola a ella de 4 años y a su hermanita de cuatro meses. Su padre rehízo su vida con otra familia por lo que fue criada por sus abuelos, quienes ante la falta de medios económicos no pudieron apoyarla con la inscripción al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), además de que tenían algunas dudas con respecto a ese alivio migratorio, señaló Mirna Turincio, tía de González, en entrevista con La Raza.

Jessica González, de 21 años, es una jovencita carente de recursos y sin seguro médico. En su condición de indocumentada, ella cuenta que al comienzo tenía miedo de ir al médico y de pedir ayuda debido a estatus migratorio. No quería enfrentarse a la posibilidad de ser deportada.

La jalisciense hizo lo posible para mantenerse bien físicamente, pero cada vez le resultaba más difícil por lo que decidió pedir ayuda e ir al médico. Marzo de 2018 es un mes y año que no olvidará, dice Jessica, porque fue cuando le diagnosticaron cáncer en el riñón izquierdo. “Comencé a tener ansiedad, ataques de pánico y depresión. He perdido 20 libras, algunas veces tengo dolores en el pecho y en la espalda”, relató.

Turincio dijo que en abril pasado Jessica fue intervenida quirúrgicamente para extirparle un tumor que  tenía el tamaño de un balón de futbol de 5 libras y que estaba alojado en el riñón izquierdo. Posteriormente le descubrieron cáncer en un pulmón y cáncer en la pelvis.

La cirugía para extraer el tumor fue realizada en el Rush University Medical Center, institución que le ha ofrecido atención médica la joven y cubrió los costos de la misma a través de los servicios de beneficencia de ese hospital.

Los médicos oncólogos de ese hospital la siguen ayudando y le recomendaron el procedimiento de inmunoterapia, un tratamiento efectivo para algunos tipos de cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir esa enfermedad. Utiliza sustancias producidas por el cuerpo o fabricadas en un laboratorio para mejorar o restaurar la función del sistema inmunológico.

González necesitaría realizarse tres sesiones de inmunoterapia, pero solo una le costaría $140,000. La joven no tiene dinero ni seguro de salud. “Las tres sesiones de inmunoterapia nos costarían unos 420,000 dólares. Esto le aseguraría un 10% más probabilidades de vida, pero no contamos con ese dinero”, destacó Turincio, quien es parte del equipo de artesanas del Colectivo Mariposas.

El panorama se volvió sombrío para Jessica cuando le dijeron que el tratamiento con inmunoterapia no sería cubierto por los servicios de caridad del hospital porque es caro. Ella tampoco puede acceder a ese procedimiento porque no cuenta con cobertura médica. Sin embargo, le ofrecieron un segundo procedimiento alternativo, el que recibe actualmente para tratar la enfermedad, que es cubierto por el hospital. Pero según Turincio no es el más eficaz para el cáncer agresivo que su sobrina padece, a diferencia de la inmunoterapia que le brinda más de probabilidades de vida.

“El tratamiento alternativo es muy lento, es cada tres semanas y por dos años. La inmunoterapia es por tres meses y le da un 10% más de probabilidades de vida. Prácticamente esta es la lucha, poder conseguir que le den el tratamiento de inmunoterapia porque es el mejor, más rápido y le da más probabilidades de vivir”, reiteró la tía de González a La Raza.

Los gastos de radiografías, medicamentos y pruebas clínicas tienen que ser solventados por la joven, que por lo delicada de su salud no puede trabajar. González, quien lucha por su vida, no pierde las esperanzas de recibir apoyo de la comunidad para poder cubrir sus gastos médicos y vencer la dura batalla contra el cáncer.

Usted puede ayudar a Jessica

-Hay una cuenta GoFundMe a beneficio de Jessica González para quienes deseen apoyarla económicamente a fin de que pueda solventar sus gastos médicos: www.gofundme.com/help-support-jessica-gonzalez

-Se necesitan cubrebocas, cepillos de dientes y cremas para el cuerpo porque se reseca la piel con el tratamiento. Para más información sobre las donaciones de artículos comunicarse con Mirna Turincio al 773-569-8623.

-Habrá una venta de comida a favor de Jessica González organizada por Carmelo Martínez (Payaso Sonrisas). Apoyan la campaña de solidaridad la activista Hilda Burgos, la tía de la joven Mirna Turincio y la nevería De Colores Ice Cream & Shop que se ubica en 3838 W. 49 th St. Será el domingo 28 de octubre, de 11 am a 8 pm.