Presos de la cárcel y perros del refugio unidos por un noble propósito

El programa "Tails of Redemption" une a los perros del refugio con los detenidos durante ocho a 10 semanas. Los internos los entrenan a fin de que estén listos para ser adoptados

El programa conecta a los perros en peligro de ser sacrificados con reclusos de la cárcel del Condado de Cook.
El programa conecta a los perros en peligro de ser sacrificados con reclusos de la cárcel del Condado de Cook.
Foto: EFE-Archivo

CHICAGO – Un singular programa denominado “Tails of Redemption” persigue un noble objetivo que es el ayudar a reducir la cantidad de perros sacrificados en Chicago y darles a los reclusos del Condado de Cook un nuevo propósito.

El programa conecta a los perros en peligro de ser sacrificados con reclusos de la cárcel del Condado de Cook quienes los entrenan a fin de que estén listos para ser adoptados.

“Tails of Redemption” une a los perros del refugio con los detenidos durante ocho a 10 semanas. Los internos los entrenan, alimentan, juegan y conviven con ellos durante ese tiempo.

Los cinco perros graduados formaban parte del programa “Tails of Redemption”, que combina a internos de la cárcel del Condado de Cook y canes del Chicago Animal Care and Control (CACC). Esta es la segunda clase de perros en graduarse desde que el programa comenzó a fines del año pasado.

“Es solo un programa extraordinario”, dijo el alguacil del condado de Cook, Tom Dart.

“No les cuesta nada a los contribuyentes. Es salvar vidas de animales, y para los detenidos que participan en este programa simplemente han hecho cosas increíbles”, dijo Dart durante la ceremonia de graduación del programa en la cárcel del Condado de Cook, el miércoles 27 de marzo.

“Podemos salvar las vidas de los perros, en lugar de que sean sacrificadas”, dijo la alguacil adjunta Shirley Toney. “Llegan aquí, se entrenan y van a un hogar lleno de amor”.

La nueva clase de perros para entrenar tienen planeada iniciarla en dos semanas.